Quiénes son los seis hispanos masacrados en una fiesta de cumpleaños en Colorado

El exnovio de Sandra Ibarra irrumpió en la celebración y desató el infierno sobre la familia

Quiénes son los seis hispanos masacrados en una fiesta de cumpleaños en Colorado
Víctimas en Colorado Springs.
Foto: Facebook, Sandra Ibarra / Cortesía

Celebraban un cumpleaños familiar. Todo era felicidad y nunca esperaron que todo se convertiría en una pesadilla.

Las víctimas del tiroteo que se desató en la madrugada del domingo en Colorado Springs formaban parte de una familia hispana que celebraba una fiesta de cumpleaños cuando el exnovio de una de las fallecidas abrió fuego sobre ellos, explicó este lunes una sobreviviente.

Según Nubia Márquez, los fallecidos son su madre, Joana Cruz (a punto de cumplir 54), y su hermano Melvin Pérez (a punto de cumplir 31), y eran los homenajeados en la fiesta de cumpleaños.

La mujer, que sobrevivió al tiroteo, explicó a la prensa local este lunes que también falleció José Gutiérrez (21), Mayra Pérez, de 32 años y esposa de Melvin, y dos hermanos de la propia Mayra, Sandra Ibarra y José Ibarra.

Según el Departamento de Policía de Colorado Springs, el atacante -cuya identidad aún no se reveló- ingresó a la casa de Joana Cruz poco después de la medianoche del 9 de mayo, cuando la fiesta por los cumpleaños ya estaba terminando y abrió fuego inmediatamente.

Sin embargo, Freddy Márquez, que estuvo en la fiesta pero la abandonó antes de que se produjesen los disparos, adelantó a los medios que el atacante era un exnovio de Sandra Ibarra.

Según Márquez, el presunto atacante sólo era conocido por su sobrenombre, “Junior”.

FIESTA DE CUMPLEAÑOS

Tras varios llamados al número de emergencia 911, los uniformados llegaron al lugar pocos minutos después de la medianoche del sábado al domingo, pero para entonces las seis víctimas ya habían fallecido. Aparentemente el atacante trató de suicidarse y murió poco después en un hospital de la zona.

En la fiesta de cumpleaños había un buen número de niños, aunque no hubo que lamentar víctimas ni heridos menores de edad, que están con sus familiares, según indicó la Policía en un comunicado.

Hasta el momento, se desconoce qué desató la tragedia y qué sucedió dentro de la vivienda, ubicada en Canterbury, un vecindario de casas móviles al sur de Colorado Springs, donde la amplia mayoría de los residentes son latinos.

Entre el domingo y esta mañana, funcionarios públicos de Colorado expresaron su tristeza por los acontecimientos en Colorado Springs.

“Muchas vidas se perdieron por ese terrible acto de violencia en una fiesta de cumpleaños de todos los lugares posibles. Mi más profundo pésame y mis oraciones para las víctimas, sus familias y todos los impactados por esta tragedia”, dijo el gobernador, Jared Polis.


A la vez, el alcalde de Colorado Springs, John Suthers, calificó el tiroteo de “acto de violencia sin sentido”, mientras que el jefe de Policía de la ciudad, Vince Niski, indicó que “faltan palabras para describir esta tragedia”.

Niski también se comprometió a “hacer todo lo que se pueda para encontrar las respuestas que (las familias de las víctimas) merecen”, comentando que la Unidad de Crímenes Violentos de su departamento quedó ahora a cargo de las investigaciones.

MACABRA TENDENCIA

En las últimas semanas los latinos se han visto involucrados en varios tiroteos masivos, ya sea como agresores o como víctimas.

La peor de todas ellas se produjo el pasado 1 de abril, cuando las autoridades de Orange, en California, nombraron a Aminadab Gaxiola González como el supuesto autor de un tiroteo en el que perdieron la vida cuatro personas, incluyendo un niño de 9 años.

Luego, el pasado 28 de abril la Policía de Los Ángeles identificó a Carlos López Meléndez con el sospechoso de haber realizado cinco ataques a mano armada en otros tantos lugares de esa ciudad, matando a dos personas.

Y en Atlanta, en Georgia, el guatemalteco Elcías Hernández Ortiz aún se recupera luego de ser baleado en uno de los ataques a salones de belleza en marzo de este año en el que murieron 8 personas.

Según el Pew Research Center, luego del ataque a una tienda de Walmart en El Paso, en Texas, en agosto de 2019, donde murieron 22 personas, incluyendo varios mexicanos, los latinos de Estados Unidos comenzaron a mostrar un mayor interés en adquirir armas de fuego y en la actualidad uno de cada cinco latinos tiene esas armas, comparado con 1 de cada 2 blancos.

COLORADO, ESCENARIO DE GRANDES TIROTEOS

A la vez, Colorado tiene una larga historia de masacres colectivas. La peor masacre (incluyendo a los atacantes) sigue siendo la muerte de 12 estudiantes, un profesor y los dos agresores en la Escuela Columbine, el 20 de abril de 1999.

Luego, el 20 de julio del 2012, James Holmes mató a 12 personas en una sala de cine en Aurora, y el 22 de marzo de este año 10 personas (incluyendo un policía) perdieron la vida al ser atacados a balazos dentro de un supermercado en Boulder.

El tiroteo de este domingo en Colorado Springs se convierte en la cuarta peor masacre en la historia reciente de Colorado y la peor en Colorado Springs.

Con información de EFE