Rosie Rivera estalla y entre lágrimas rota de dolor hace una fuerte confesión sobre su familia

La tía de Chiquis Rivera dice que en su familia no ha sido fácil ser mujer, sobre todo porque ha sido una que quedó al frente de los negocios de Jenni Rivera, porque la cantante así lo quiso

Rosie Rivera estalla y entre lágrimas rota de dolor hace una fuerte confesión sobre su familia
Rosie Rivera.
Foto: Jason Koerner / Jason Koerner/Getty Images for Billboard

Rosie Rivera se despide como albacea del legado de su hermana, Jenni Rivera. “El manejar dinero de otra persona es de los trabajos más difíciles que puede haber, no se lo deseo a nadie”, dijo la empresaria también conocida en el mundo del espectáculo como la “sexy pastora de los Rivera”.

Sobre su salida de la empresa familiar Rosie ha hablado a través de Instagram. La tía de Chiquis Rivera compartió un video en donde hace una fuerte revelación sobre su familia y admite que no es fácil trabajar con ellos e incluso que el hecho de ser mujer también, parece, haber sido usado en su contra.

“Hay personas en mi familia con las cuales no se puede trabajar, es difícil, es difícil ser mujer, es difícil ser la menor, es difícil que no tengo experiencia en el medio, soy una mujer muy inteligente, soy una mujer que pide consejo cuando no sé algo y que se le puede confiar dinero y eso lo sabía Jenni y se lo agradezco, le agradezco a Jenni Rivera elegir a Rosie Rivera como su albacea, pero yo no conocía a Jenni Rivera”.

La última afirmación: “Yo no conocía a Jenni Rivera”, la hace refiriéndose a su hermana como figura artística y empresarial, como marca en sí misma.

Rosie admite que ahora quiere tener tiempo para ella misma y para su familia. A esto se refiere cuando dice que quiere volar por sí misma. Y es que según explicó desde hace varios años la comunicación con sus seres queridos es solo por trabajo y dinero. Admite que ellos tienen una visión distinta a la suya sobre cómo se maneja y maneja los negocios y que todo esto ya la tiene cansada.

“Desde el 2013 ha sido una de las pruebas más grandes en mi vida, yo no quería estar aquí”, comentó Rosie. “No quiero que me vean como la negociante de Jenni Rivera”, destacó la pastora. “Cuando recibo una llamada de alguien de mi familia tiene que ver con negocio, tiene que “ver con dinero y no estoy quejándome, simplemente estoy diciendo que todos tenemos nuestro punto de transición y he llegado a ese punto”. Rosie está cansada y por esta razón le dice adiós a esta responsabilidad.

Las críticas y la constante persecución de los medios de comunicación tienen cansada a la empresaria que ahora ha decidido dar un paso al costado. Se desconoce quién será ahora la persona que de la familia tomará su lugar.


Parece que Lili Estefan y Raúl de Molina prefieren ignorar todo el escándalo que hay alrededor de El Gordo y la Flaca