Colombiana accedió a casarse por papeles en Florida; esposo la mata y la entierra en patio trasero de su casa

Desde el principio, Mary Stella Gómez Mullet le comunicó a Roberto Colón que no mantendrían una relación de pareja; el aviso de la mujer parece haberlo enloquecido

Colombiana accedió a casarse por papeles en Florida; esposo la mata y la entierra en patio trasero de su casa
Imagen ilustrativa de una escena criminal.
Foto: ValynPi14/Pixabay

Familiares y amigos lamentaron el fatal destino de la colombiana Mary Stella Gómez Mullet, quien habría sido asesinada en Florida por su esposo Roberto Colón y enterrada en el patio trasero de la casa del hombre.

“Muy triste. Yo todavía pienso en Mary y se me hace increíble que no esté aquí”, indicó a Primer Impacto su prima Sara Montes.

“Tan llena de vida, con tantos sueños, tantos planes. Es increíble”, expresó la mujer entre llanto.

El pasado 20 de febrero, Gómez Mullet, de 45 años, fue reportada como desaparecida.

Dos días antes, la última vez que se comunicó por teléfono, Mary le dijo a su amiga Margarita Arango que se dirigía a Boynton Beach para entregarle el vehículo que estaba conduciendo a Colón, de 66.

Arango le había pedido que tan pronto llegara a su destino la llamara.

“Yo la llamo y le digo, ‘¿qué hubo, mami? ¿ya llegaste?’; me dice, ‘sí, Magi, ya llegué, ya estoy entrando el parqueadero de Roberto'”, relató Arango.

En medio de la llamada, Margarita oye los gritos de la mujer repitiendo “¡Roberto, no!”.

Esa fue la última vez que escucharon de la colombiana hasta que sus restos fueron hallados en el patio trasero de la vivienda de Colón.

Colombiana cuidaba de la esposa de Colón antes de que la matara

Gómez Mullet se quedó en el país aún sin tener papeles para supuestamente acompañar a la madre de Colón. Esto a insistencias de la anciana quien residía en Hialeah.

“La señora es quien le dice a él, ‘yo quiero ayudarla a ella. Ella está aquí conmigo, ella es compañía para mí. Yo no quiero que la deporten a su país. Quiero que tú me ayudes a que ella se quede aquí conmigo'”, aseguró Montes al medio.

Anciana le había pedido a su hijo que se casara con Mary por los papeles

Así las cosas, la señora le había pedido a su hijo que se casara con Mary para que la mujer obtuviera los papeles de residencia en EE.UU. (green card0 y que pudiera quedarse sin problemas en el país.

La pareja se casó por lo civil el 26 de enero pasado, según el reporte del programa de la cadena Univision.

Según la versión de la prima, desde el principio, la colombiana le indicó a Colón que no mantendrían una relación sentimental o de pareja y que solo se trataba de los “papeles”.

La enfermedad de Alzheimer de la anciana empeoró al punto que Mary ya no podía manejar a la señora, y así se lo comunicó a su presunto asesino.

Luego de eso se reportó el crimen.

Colón le dijo a la Policía que inició una discusión entre ambos el mismo día que esta desapareció porque él la acusó de haber defraudado a su madre por miles de dólares por los meses pasados. Colón agregó que la despidió, pero negó cualquier conocimiento sobre su paradero.

Collar de rosario arrojó pistas en el caso

El 23 de febrero, una pulsera rota tipo rosario fue hallada a menos de una milla de la casa que poseía la víctima, lo que ayudó a adelantar la pesquisa.

Cuando los oficiales examinaron la vivienda del hombre encontraron sangre en la puerta frontal, así como en paredes, ventanas y otras partes del inmueble.

El hombre argumentó que no se había dado cuenta de las huellas de sangre y que debían ser de su perro que sufrió una herida unos cinco meses atrás.

Los detectives además descubrieron llamadas y mensajes de texto borrados en el teléfono del sospechoso.

Posteriormente, mediante una pista, las autoridades se enteraron que en enero pasado el hombre amenazó con estrangular hasta la muerte a Gómez-Mullet y enterrarla en el patio trasero.

Tras un nuevo allanamiento en la residencia a raíz de esa información, agentes descubrieron los restos de la mujer.

El acusado permanece detenido sin derecho a fianza bajo un cargo de asesinato doméstico premeditado en primer grado.