“Mexicanos hijos de pu**”, cliente de restaurante en Chicago insulta a trabajadores por pedirle que usara mascarilla

Al racista se le negó el servicio en varias ocasiones; pero, en lugar de retirarse, continuó los ataques mientras exigía que le sirvieran, según se aprecia en un video que circula en redes sociales

La orden de uso de mascarilla en espacios cerrados ya no es obligatoria para las personas vacunadas, según los CDC.
La orden de uso de mascarilla en espacios cerrados ya no es obligatoria para las personas vacunadas, según los CDC.
Foto: Montinique Monroe / Getty Images

Un cliente de Johnny’s Beef de Elmwood Park, Chicago, llamó “hijos de pu**” a empleados mexicanos del lugar, luego de que el personal le pidiera al hombre que se pusiera unas mascarilla.

El video del incidente fue compartido en Facebook hace aproximadamente un mes. Sin embargo, el viernes pasado se empezó a popularizar en esa y otras redes sociales. Medios como Telemundo también reseñaron las imágenes del ataque racista.

En la entrada compartida por Sergio Correa en Facebook se aprecia el ataque verbal racista del desconocido en el negocio de “hot dogs” o perros calientes contra los trabajadores.

“Yo no podía creer la manera en la que este hombre estaba actuando”, compartió Correa. “Todo porque se negó a ponerse la mascarilla y pedir la orden”, agregó el usuario.

Se le negó el servicio y siguió acosando a los empleados

Al atacante se le negó el servicio en varias ocasiones por no tener la boca cubierta; pero, en lugar de retirarse, continuó los ataques mientras exigía que le sirvieran.

“Todos ustedes son unos maricas”, grita el sujeto. “Maricas mexicanos hijos de pu** los que trabajan aquí”, insiste el abusador.

“Sírvanme”, ordena el acosador.

“Voy a armar el infierno aquí por el resto de la noche”, amenaza el sujeto quien además arrancó una papel de una mesa en el que se leía que había que ponerse la mascarilla.

Para fecha del incidente CDC mantenían la regla de mascarillas en espacios cerrados

Para la fecha del incidente, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) no habían levantado la orden para dejar de usar mascarillas en espacios cerrados en el caso de personas vacunadas.

A pesar de que por un momento, el individuo parece que abandona el establecimiento, vuelve segundos después para proseguir con el acoso.

“Los empleados solo estaban haciendo su trabajo”, añadió el denunciante. “Ellos nunca perdieron el control a pesar del irrespeto y el ataque por perfil racial”.

“Estados Unidos está tan dividido por gente racista e ignorante como esta, con tanto odio en su corazón. Yo lamento que los empleados tuvieran que recibir este tipo de tratamiento por solo hacer su trabajo”, puntualizó Correa.