China responde a investigación de Biden sobre orígenes de la COVID-19 y sugiere indagar en un laboratorio de EE.UU.

El país asiático acusa a la Casa Blanca de utilizar la pandemia para “manipulación política” y menciona a un laboratorio estadounidense en Maryland, al que se le relaciona con el virus

China responde a investigación de Biden sobre orígenes de la COVID-19 y sugiere indagar en un laboratorio de EE.UU.
Entrada principal a Fort Detrick, en Frederick, Maryland.
Foto: Alex Wong / Getty Images

El Gobierno de China retomó la teoría conspirativa de que el coronavirus inició en un laboratorio en Maryland en respuesta a la investigación de las autoridades estadounidenses sobre alegados orígenes de la cepa en el Instituto de Virología de Wuhan.

El portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian, no solo reavivó la especulación, sino que acusó a EE.UU. de no preocuparse en lo más mínimo por los hechos y la verdad.

“A los Estados Unidos no le preocupa los hechos o la verdad para nada, tampoco está interesado en un estudio científico serio sobre los orígenes. Su único objetivo es utilizar la pandemia para estigmatizar y para la manipulación política para pasar la culpa”, planteó Lijian según citado por CNN este jueves.

Funcionario chino menciona laboratorio biomédico en Fort Detrick, Maryland

El funcionario hizo referencia a Fort Detrick, en Maryland, instalación militar donde ubica un laboratorio biomédico que ha sido ligado por las autoridades chinas, también sin pruebas, con el surgimiento del virus.

“¿Qué secretos están escondidos envueltos en sospechas en Fort Detrick y por los 200 laboratorios biomédicos de Estados Unidos en todo el mundo?”, declaró el vocero de la entidad en la conferencia de prensa este jueves.

La teoría sobre supuestas movidas para crear el virus en EE.UU. empezaron a circular en medios estatales chinos a finales de marzo del año pasado. Sin embargo, el tema ganó más adeptos a principios de este cuando la Organización Mundial de la Salud (WHO) visitó Wuhan para examinar el tema del origen de la cepa.

China emplazó a EE.UU. a permitir indagación de investigadores de WHO

En febrero, el ministro de Asuntos Exteriores de China le pidió a EE.UU. seguir su ejemplo, actuar de manera “cooperativa” y “positiva” e invitar a los expertos de WHO para hacer un estudio sobre rastreo de origen.

Las más recientes expresiones del gigante asiático surgen luego de que el presidente estadounidense Joe Biden diera un plazo de 90 días a las agencias de Inteligencia del país para que investiguen el tema y presenten un informe.

El pedido de Biden se dio luego de que un informe que trascendió esta semana revelara que varios investigadores del Instituto de Virología de Wuhan se enfermaran en noviembre de 2019 y tuvieran que ser hospitalizados.

Un reporte de The New York Times indica que los encargados de investigar el tema le pidieron a Biden tiempo adicional para analizar mediante procesos informáticos todo el material de que disponen.

Según el diario, que cita como fuente a los funcionarios de inteligencia, estos servicios tratarán de aplicar una cantidad “extraordinaria” de recursos informáticos para comprobar si el Sars-Cov-2 se filtró accidentalmente de un laboratorio de Wuhan, en China, epicentro de la pandemia.

Lo anterior sugiere que el Gobierno de EE. UU. aún no ha agotado las bases de datos de las que dispone sobre comunicaciones chinas y el movimiento de trabajadores en el citado laboratorio, entre otros detalles.