Albany debería ayudar a los conductores de rideshare

Muchos trabajadores en Nueva York están luchando debido a la pérdida de empleos y turnos

Nueva York ha sido uno de los estados más afectados por la pandemia, tanto en términos de fallecidos como el incremento del desempleo. /Archivo
Nueva York ha sido uno de los estados más afectados por la pandemia, tanto en términos de fallecidos como el incremento del desempleo. /Archivo
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Ha sido un año difícil para los neoyorquinos. Nuestro estado fue uno de los más afectados por la pandemia, tanto en términos de fallecidos como el incremento del desempleo.

Como padre de 4 hijas e inmigrante de la Republican dominicana donde también era taxista, ser parte de Lyft por los últimos cinco años me ha permitido ganar más dinero cuando más lo necesitaba.

Nunca esperaba esto, pero conduciendo también ha sido una experiencia realmente gratificante debido a quién he conocido en esta ciudad y el rol que he desempeñado al ayudar a las personas. Pero, también el Covid me dio muy duro y estuve sin trabajar por cinco meses. Afortunadamente, recibí seguro de desempleo del estado y seguro médico del TLC y mis hijas también ayudaron a poner comida en la mesa—como muchas familias el dinero del trabajo no era lo suficiente.

También Lyft no lo ha hecho fácil. La forma en que nos pagan a los conductores puede ser tan confusa que nunca sé cuánto voy a ganar en una noche y las tasas de pago cambian constantemente.

También he escuchado que los viajes se cancelan por cosas fuera del control de los conductores, como demorarse demasiado debido al tráfico, o incluso simplemente un pasajero de mal humor. Afortunadamente, en Nueva York tenemos el Sindicato de Conductores Independientes para ayudarnos a apelar esas decisiones, pero puede ser un proceso muy difícil. Los conductores necesitan una forma de decirle a las empresas lo que pensamos y lo que necesitamos.

Recientemente vi que los legisladores en Albany están considerando un nuevo proyecto de ley que les daría a los conductores nuevos beneficios como compensación para trabajadores y seguro de desempleo, y también nos daría la capacidad de organizarnos y hacer que las empresas escuchen nuestra voz. Los conductores de California ya tienen muchos de estos beneficios, y no hay razón para que los conductores de Nueva York no merezcan lo mismo.

Durante años, he escuchado a los políticos hablar sobre los problemas del trabajo gig: el hecho de que no ganamos lo suficiente o no tenemos suficientes protecciones. Pero nunca ofrecen ninguna solución además de intentar convertirnos en empleados tradicionales. Lo que no entienden es que yo no quiero ser un trabajador tradicional, porque entonces tendré que seguir un horario establecido y perdería toda mi independencia. La flexibilidad de establecer los días en que yo trabajo más o menos es muy importante para mí. Por ejemplo, los martes prefiero estar en casa en las tardes, para pasar tiempo con mi familia.

Muchos trabajadores en Nueva York todavía están luchando debido a la pérdida de empleos y turnos, y la economía gig será más importante que nunca para nosotros a medida que la economía comience a reabrirse. Es un momento en el que deberíamos tomar medidas para proteger a los trabajadores gig y mejorar nuestro trabajo. Los políticos en Albany finalmente tienen la oportunidad de hacer precisamente eso, de darles beneficios a los trabajadores gig, un asiento en la mesa de negociación y el apoyo que necesitamos.

-Luis Cruz es un conductor de Lyft y residente del Distrito 13