Niña de 12 años dio a luz en Nueva York: dice que “amaba” a adulto latino que la abusó desde la infancia

La bebé nació cuando su madre tenía 12 años y su padre 44, quien se declaró culpable de conducta sexual contra un menor en el condado Westchester, a las afueras de NYC

Pablo Dure.
Pablo Dure.
Foto: Westchester County DA / Cortesía

Pablo Dure, un adulto de 46 años, fue sentenciado por procrear una bebé con una niña a la que abusó desde que ella tenía 10 años, en el condado Westchester, a las afueras de NYC.

Dure fue condenado ayer a 17 años de prisión y 15 más de libertad condicionada. El acusado se disculpó en español durante su sentencia y afirmó: “No hay una sola noche en la que no me arrepienta de lo que he hecho”.

La víctima no identificada, ahora adolescente, dijo en un comunicado leído en la corte que “amaba” al acusado, pero agregó que se dio cuenta de que la había estado manipulando, y se molestó cuando trató de convencerla de que se hiciera un aborto, informó el portal LoHud.

“Te amaba, pero eso no significaba nada para ti”, dijo la adolescente en su declaración, leída en voz alta por un fiscal asistente en la corte de White Plains antes de la sentencia de Dure. “Ahora te odio porque querías matarla”, añadió en referencia al pedido de aborto.

Durante la sesión, afuera de la sala del tribunal se podía escuchar a la niña de 2 años de la pareja, según la prensa. La bebé nació cuando su madre tenía 12 años y su padre 44.

Dure, quien se declaró culpable de conducta sexual contra un menor, no podrá ponerse en contacto con la víctima o su hija hasta el 1 de junio del años 2046, según la sentencia.

En enero del año pasado, la madre de la víctima descubrió que su hija estaba embarazada y una prueba de ADN mostró que Dure era el padre, dijeron los fiscales. El residente de Croton-on-Hudson fue arrestado en abril de 2020 y acusado de abusar sexualmente de la niña a partir de diciembre de 2017, cuando ella tenía sólo 10 años.

El padre de la víctima le habló ayer directamente a través de un intérprete de español: “Vas a conseguir mi perdón… a preciosos niños, no les voy a enseñar a odiar”.