El plan para otorgar TPS a inmigrantes de Guatemala

Activistas piden al presidente Biden y al Congreso aprobar protección para originarios de Honduras, El Salvador, Nicaragua y a los inmigrantes guatemaltecos que ya viven en EE.UU.

El plan para otorgar TPS a inmigrantes de Guatemala
Activistas buscan ampliar la protección a inmigrantes de Centroamérica.
Foto: CABALLERO-REYNOLDS / AFP / Getty Images

En medio de las discusiones de la reforma migratoria en el Congreso, activistas empujan algunas opciones para inmigrantes contemplando el Estados de Protección Temporal (TPS), incluida la aprobación de ese programa para los inmigrantes originarios de Guatemala que viven en Estados Unidos.

En un evento virtual con distintas organizaciones, Oscar Chacón, director ejecutivo de Alianza Américas, defendió la ampliación de los TPS para Honduras, El Salvador y Nicaragua, además de integrar a Guatemala a este sistema de protección migratoria que impide la deportación de una persona, además de otorgar Autorización de Empleo.

“Nos centraremos en los esfuerzos con respecto a una posible nueva designación de TPS para las naciones centroamericanas que han estado experimentando crecientes dificultades por el impacto del COVID-19 y también por varios eventos climáticos”, expuso.

Agregó que en la región ha habido tormentas tropicales que han dejado efectos negativos que se sumaron a la “difícil situación que estos países estaban enfrentando”.

“Esto ha llevado a muchas organizaciones a emprender una red de presión a la Administración Biden para que designe a las nacionalidades centroamericanas, especialmente hondureñas, guatemaltecas y nicaragüenses, como beneficiarias de protección en forma de TPS”, dijo.

Chacón citó que el gobierno del presidente Joe Biden volvió otorgar este beneficio a los originarios de Haití.

“(Es) una medida que agradecemos mucho, pero también creemos que los centroamericanos están en el mismo nivel de necesidad que requeriría que la administración tome la acción que estamos pidiendo”, expuso.

Venezuela es el único país de habla hispana que fue integrado recientemente al TPS y se espera que beneficie a unas 300,000 personas.

Los activistas con trabajo específico en los países mencionados presionan al presidente Biden en medio de la discusión de reforma migratoria en el Congreso, así como la próxima visita de la vicepresidenta Kamala Harris a México y Guatemala, para discutir un proyecto integral que ayude a detener la inmigración irregular.

Al evento virtual asistieron defensores de los inmigrantes y titulares de TPS para apoyar el llamado a la Administración Biden.

“La pobreza generalizada, la inseguridad alimentaria, la inestabilidad política y la devastación tras los huracanes Eta e Iota han hecho que los países centroamericanos sean inseguros para regresar”, consideraron.

Por ello creen que la reasignaciones de TPS ayudarán a proteger a los inmigrantes y sus familias que ya viven y trabajan en los EE.UU.

“La Administración Biden (puede) utilizar TPS como una herramienta para proteger a los inmigrantes, estabilizar la región y fortalecer la economía de los EE.UU.”, indicaron.

La llamada de prensa fue organizada por Alianza Américas, Presente.org, CARECEN de Washington DC, Hondurans Against AIDS y Casa Yurumein, donde se pidió también al Congreso aplicar protecciones permanentes a estos inmigrantes.

Alexandra Mejía, originaria de Trujillo, del departamento de Colón en Honduras, recordó que su región fue afectada por los huracanes Eta y Iota. Ella tiene 29 años y era estudiante de bachillerato. Es la menor de tres hermanos. Ahora es madre de dos hijas. Ella podría ser protegida por TPS y urgió a mantener ese programa.

“Siempre he sentido la necesidad de tener éxito y hacerlo mejor, especialmente considerando la responsabilidad que tengo para con mis dos hijas y mi abuela”, dijo. Ha enfrentado dificultades médicas y quiere continuar sus estudios de enfermería.

A su testimonio se sumó Ana Ortiz, trabajadora esencial durante la pandemia de El Salvador y potencial titular de TPS.

“Nací y crecí en un hogar disfuncional… Como muchas otras mujeres en el país, independientemente de su condición social, fui víctima de la violencia de mi exmarido”, expresó. En 2008 llegó a Maryland con sus hijas, quienes asistieron a un colegio comunitario, pero no han podido terminar sus estudios, debido a la falta de protección migratoria. “Por eso deseo el estatus de protegido para proteger nuestra calidad de vida para trabajar y contribuir sin miedo, debido a la situación política, económica y social”.