Acusan a hispano borracho por trifulca que causó muerte de policía retirado en pizzería de Brooklyn

Michael Soto, quien también resultó herido, fue acusado de homicidio involuntario y negligencia criminal, aunque no fue el autor del disparo supuestamente accidental en el confuso incidente

Acusan a hispano borracho por trifulca que causó muerte de policía retirado en pizzería de Brooklyn
Escena criminal, NYPD.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

NYPD acusó de homicidio a Michael Soto, un hombre de 33 años que estando supuestamente borracho comenzó a discutir en el restaurante italiano “Korner Pizza” de Brooklyn, lo que evolucionó en una balacera que causó la muerte del policía retirado Thomas Marrinan.

En un confuso incidente la noche del lunes, Marrinan, de 57 años, fue baleado fatalmente por su amigo Robert Velásquez (53), un agente de correccionales también retirado, luego de que ambos acudieran al llamado de un empleado de la pizzería por los disturbios que estaba causando Soto.

Los cargos presentados ayer contra Soto, quien también resultó herido por Velásquez, incluyen homicidio involuntario y negligencia criminal, reportó Pix11. No se han anunciado cargos contra Velásquez, autor del disparo supuestamente accidental.

Según los informes, al llegar los dos amigos presenciaron que Soto estaba en la pizzería peleando con un anciano de 86 años y esa confrontación se extendió a la acera al otro lado de la calle, frente a una farmacia abandonada, en la esquina de Church Avenue y East Third Street en Kensington.

Los dos oficiales retirados intentaron disolver la escena y en un momento hubo una pelea por el arma de uno de ellos. Al menos una bala se disparó y alcanzó al agente retirado en el pecho. Soto, presuntamente borracho, fue visto sin camisa, con el brazo derecho ensangrentado luego de que también fuese alcanzado por la misma bala.

Marrinan se unió a NYPD en 1992 y fue asignado al Distrito de Tránsito 30 en Brooklyn. También fue líder en PBA, el principal sindicato policial de Nueva York. Se retiró en 2013 y su único hijo se acaba de graduar en la escuela secundaria, detalló una página creada en GoFundMe para apoyar a la familia.

Según testigos, los dos oficiales eran amigos y fueron llamados al lugar del incidente porque son muy conocidos en toda la comunidad. Los vecinos también dijeron que Soto tenía fama en la zona de ser un “alborotador”.