Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús: sí se puede comer carne

El día de hoy se celebra la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, una devoción católica que tiene fecha después la celebración dominical del Corpus Christi y siempre cae en viernes. Si bien, la Iglesia Católica Romana en los Estados Unidos alienta a los fieles a abstenerse de comer carne los viernes durante todo el año, al ser considerada una solemnidad se permite hacer una excepción

Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús: sí se puede comer carne
Una solemnidad una solemnidad constituye el rango más elevado de las celebraciones litúrgicas.
Foto: Shutterstock

A inicios de esta semana el papa Francisco recordó que la Iglesia Católica se encuentra próxima a celebrar la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Tras la celebración dominical del Corpus Christi, la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús es la siguiente fecha del calendario litúrgico por conmemorar. Esta festividad  tiene lugar el viernes posterior al segundo domingo de Pentecostés y este año se celebra hoy viernes 11 de junio, sin lugar a dudas para los católicos es una clara invitación para encontrar paz en sus corazones y buscar purificación de todo lo terrenal.

El Sagrado Corazón de Jesús es una devoción católica referida al corazón de Jesucristo, como un símbolo de amor divino y se cree tuvo su origen en una corriente mística centrada en la misión de Jesucristo, que concebía el corazón como centro vital, reflejo de su entrega y amor total. En tal sentido, la devoción al Sagrado Corazón refiere en particular a los sentimientos de Jesús, y en especial a su amor por la humanidad, según lo resume el Evangelio de San Juan: “Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.” 

Lo cierto es que muchas personas siguen teniendo algunas dudas sobre cómo celebrar este día. Más teniendo en cuenta que la Iglesia Católica Romana en los Estados Unidos, alienta a los fieles a abstenerse de comer carne los viernes durante todo el año, aunque pueden sustituirla por una penitencia adecuada. El sustento de esta práctica se basa en cómo dejar de comer los viernes durante todo el año, siempre ha sido una forma de recordar la Pasión de Jesús y de ofrecer un pequeño sacrificio por Dios. Esto hace que cada viernes sea una ocasión sombría, dedicada a la oración y al ayuno.

Si bien, es una tradición incuestionable para muchos fieles de la iglesia católica quienes cumplen con las medidas cabalmente, existe una excepción y es cuando un día de fiesta cae en viernes. Según el Código de Derecho Canónico: “La abstinencia de carne o de cualquier otro alimento, según lo determine la Conferencia Episcopal, debe observarse todos los viernes, a menos que una solemnidad caiga en viernes.” Con base en ello, al ser considerada la fiesta del Sagrado Corazón una “solemnidad”, es decir el orden más alto de la fiesta litúrgica, los católicos suelen considerarlo como un domingo. Por lo tanto al ser un día de celebración católica, cualquier tipo de ayuno o abstinencia de carne se levanta temporalmente ese día. 

¿Cuál es el origen de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús?

Las huellas de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, tienen antecedentes que se localizan desde el período de la Edad Media, de manera más específica en el pensamiento de algunos místicos alemanes como Matilde de Magdeburgo, Matilde de Hackeborn y Gertruda de Helfta y el beato dominico Henry Suso. Sin embargo, este culto sólo floreció en el siglo XV por Santa Margarita Alacoque y San Juan Eudes, el primero al que el obispo de Rennes concedió celebrar una fiesta en honor del Corazón de Jesús en su comunidad en 1672.

Posteriormente, en 1765 Clemente XIII concedió a Polonia y a la Archicofradía Romana del Sagrado Corazón la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús y fue en este siglo cuando surgió el debate. De hecho la Congregación de Ritos, afirma que el objeto de este culto es el corazón de la carne de Jesús, símbolo de su amor, pero los jansenistas interpretan esto como un acto de idolatría. Sólo en 1856, con Pío IX, la solemnidad se extendió a la Iglesia universal y se insertó oficialmente como parte del calendario litúrgico. De tal modo que quedo establecido como una fiesta móvil fijada el viernes, el octavo día después del Corpus Christi, seguido por el sábado dedicado al Inmaculado Corazón de María. Así que ya lo sabes, para la Iglesia Católica hoy es un día de celebración oficial y puedes hacer una excepción disfrutando con un poco de carne en tu alimentación. Únicamente no olvides ofrecer tu acción de gracias y prometer una vida virtuosa en la que reine el amor y el respeto al prójimo. 

Te puede interesar: