La FDA autoriza las vacunas de Johnson & Johnson para ampliar su caducidad por seis semanas más

Estaban a punto de expirar y de ser desechadas se perderían millones de dosis de vacunas contra el Covid.19, pero los reguladores estadounidenses extendieron la fecha de vencimiento

La FDA autoriza las vacunas de Johnson & Johnson para ampliar su caducidad por seis semanas más
Foto: Alena Shekhovtcova / Pexels

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), concluyó que las vacunas contra Covid-19 de Johnson & Johnson (J&J) siguen siendo seguras y efectivas hasta 4 meses y medio, dio a conocer la agencia AP.

“Estamos encantados de confirmar que la FDA ha autorizado la extensión de la vida útil de la vacuna de unidosis contra la Covid-19”, comentó J&J tras el anuncio.

Las fechas de vencimiento de las vacunas se definen en función de los datos que los laboratorios envían a los reguladores, con lo que demuestran cuánto tiempo pueden permanecer aptas las inyecciones para su uso bajo determinadas condiciones de almacenamiento.

Originalmente la FDA había autorizado a la vacuna de Johnson & Johnson contra Covid-19, una vigencia para ser usada hasta 3 meses después de la fabricación, que es cuando se almacena a niveles normales de refrigeración a una temperatura de entre 36 y 46 grados Fahrenheit.

Pero J&J dijo que la FDA extendió el período a cuatro meses y medio, tras los estudios de evaluación de estabilidad de la vacuna que demuestran que sigue siendo efectiva por ese periodo de tiempo .

El anuncio se produce después de que autoridades estatales advirtieran que muchas de las dosis almacenadas no utilizadas expirarían antes de fin de mes.

El Diario de Nueva York publicó recientemente que millones de dosis estaban en riesgo de ser desechadas por la cercanía de la caducidad y que las autoridades no sabían qué destino asignarles para no desaprovecharlas, pero con la amplitud de vigencia se contará con más tiempo para canalizarlas a donde más se necesiten.

La vacuna de Johnson & Johnson fue muy esperada en su momento debido a su formulación única y sus requisitos de refrigeración fáciles de enviar.

Pero la vacuna ha tenido que enfrentar algunas situaciones como los problemas de contaminación que se presentaron en una fábrica de Baltimore que ayuda a fabricar las inyecciones. Tras una inspección de la FDA el laboratorio se cerró y ninguna de las vacunas que se fabrican allí se ha distribuido.

En abril también J&J tuvo que hacer una pausa para que la FDA estudiara algunos casos de trombosis que se asociaron a la aplicación de inoculaciones de la marca. Y por si fuera poco, en la población estadounidense se ha registrado una disminución importante al llamado del programa de vacunación nacional de la administración Biden.