Trepidante video resume en 3 minutos 6 años de construcción de One Vanderbilt, el rascacielos de oficinas más alto del centro de Nueva York

En una gran apuesta al futuro, aún en plena pandemia se cortó la cinta inaugural del rascacielos de oficinas más alto de Midtown NYC; ahora el reto es ocuparlo

Trepidante video resume en 3 minutos 6 años de construcción de One Vanderbilt, el rascacielos de oficinas más alto del centro de Nueva York
One Vanderbilt y Grand Central, NYC.
Foto: RAFAEL CORES / Cortesía

One Vanderbilt, el rascacielos de oficinas más alto en el centro de Nueva York -y el 2do en toda la ciudad-, tomó seis años para ser construido, y aunque la pandemia ha retrasado su ocupación, no deja de ser uno de las novedades más grandes e impactantes en la arquitectura de la “capital del mundo”.

En lo que se consideró una gran apuesta al futuro, aún en plena pandemia en septiembre del año pasado se cortó la cinta inaugural de la torre One Vanderbilt, obra de $3.3 mil millones de dólares, 77 pisos,1.7 millones de pies cuadrados de área y 1,401 pies (427 metros) de altura, entre ventanas del piso a techo, en la esquina de 42st con Madison Av.

Además, en unos meses incluirá un ascensor completamente de vidrio en el exterior de la torre, llamado a ser una atracción turística adicional a las oficinas, retando el miedo y el vértigo. El elevador transparente, bautizado Ascentsubirá a los pasajeros hasta 1,210 pies (368 metros) mirando a la metrópolis a sus anchas. Está previsto que esa y otras exuberantes atracciones abran al público el 21 de octubre, pero desde ya se puede reservar sin pago, para tener prioridad, a través de SummitOV.com.

Un trepidante video resume en menos de cuatro minutos los seis años que tomó levantar esta torre, incluyendo la demolición del edificio anterior. Ahora el reto es ocupar este rascacielos y hacerlo rentable.

Se espera que, en promedio, sólo 60% de los trabajadores regresen a las oficinas de Manhattan el próximo septiembre, mientras la ciudad intenta recuperarse del confinamiento. Pero muchos han expresado su preocupación ya no por el coronavirus, sino por la seguridad, especialmente en el transporte público, reportó un sondeo entre directores ejecutivos. Al lado de One Vanderbilt, la legendaria estación Grand Central ha sido señalada como uno los puntos más temidos por los neoyorquinos encuestados, por ser polo de indigencia, vandalismo y crimen.

Irónicamente, el edificio Empire State, otro gran ícono de la ciudad, también tuvo problemas  de ocupación en sus inicios debido a la crisis económica tras la debacle de Wall St en 1929, y por un tiempo se ganó el triste apodo de “Empty State” (Estado Vacío), en burla a su nombre colosal. Ahora, casi 100 años después, el rascacielos One Vanderbilt también apuesta a que el futuro lo consagre.

Ascent, elevador transparente en NYC / SL Green
Terrazas en Summit One Vanderbilt / SL Green