Los estadounidenses que recibirían pagos del IRS por tercer cheque de estímulo la próxima semana del 14 de junio

La mayoría de los pagos que procesa el IRS corresponden a los llamados pagos adicionales o "plus up" a los contribuyentes que recibieron un pago inicial incompleto

Imagen de archivo de los cheques de estímulo en papel que distribuye el IRS en conjunto con el Departamento del Tesoro.
Imagen de archivo de los cheques de estímulo en papel que distribuye el IRS en conjunto con el Departamento del Tesoro.
Foto: Jeff Fusco / Getty Images

La próxima semana que inicia el 14 de junio, los estadounidenses a los que se les envío un pago inicial por tercer cheque de estímulo con base en la declaración de impuestos del 2019 así como los que presentaron su información contributiva al Servicio de Rentas Internas (IRS) recientemente estarían recibiendo dinero de la agencia como parte de la continuidad de los esfuerzos para entregar la totalidad de los pagos a los beneficiarios.

Los anteriores son los dos grupos en los que el IRS enfoca el proceso de distribución de la tercera ronda desde que inició los envíos el pasado 12 de marzo en virtud del “Plan de rescate estadounidense”.

Más de 8 millones de pagos “plus-up” por tercer cheque de estímulo

La mayoría de los pagos en las pasadas semanas corresponden a los llamados pagos adicionales o “plus up”.

Los pagos suplementarios son enviados a las personas que a principios de marzo recibieron pagos con base de sus declaraciones de impuestos de 2019, pero son elegibles para un pago nuevo o mayor con base en sus declaraciones de impuestos recientemente procesadas de 2020. “Estos pagos ‘adicionales’ podrían incluir una situación en la que los ingresos de una persona se redujeron en 2020 en comparación con 2019, o una persona tuvo un nuevo hijo o dependiente en su declaración de impuestos de 2020, y otras situaciones”, precisó la agencia en un comunicado en su página web.

El IRS ha procesado más de 8 millones de estos pagos suplementarios este año, según la información disponible en su página web.

También recientemente el IRS ha enviado pagos a personas elegibles para quienes anteriormente no tenía información para emitir un pago de impacto económico, pero que recientemente presentaron una declaración de impuestos.

En algunos casos, estas personas no están obligadas a declarar impuestos porque generan muy pocos ingresos o ninguno; pero, para poder recibir los cheques de estímulo adeudados, someten su información a la agencia.

IRS envió más de 2.3 millones de pagos en dos semanas

En la más reciente ronda, la duodécima anunciada por el IRS, la entidad desembolsó más de 2.3 millones de pagos con un valor de más de $4.2 mil millones.

El reporte esta miércoles cubre dos semanas de trabajo. La cifra eleva el total desembolsado hasta ahora a más de 169 millones de cheques de estímulo. “Representan un valor total de aproximadamente $395 mil millones desde que estos pagos comenzaron a distribuirse a los estadounidenses en lotes el 12 de marzo”, precisó la oficina.

De los 2.3 millones de pagos, más de 900,000 pagos, con un valor de más de $1.9 mil millones, fueron a personas elegibles para quienes el IRS anteriormente no tenía información para emitir un pago de impacto económico, pero que recientemente presentaron una declaración de impuestos.

La tanda además incluye pagos suplementarios para las personas que a principios de este año recibieron cheques con base en sus declaraciones de impuestos de 2019, pero son elegibles para un pago nuevo o mayor tras una evaluación de sus declaraciones de impuestos de 2020 procesadas recientemente.

“En las últimas dos semanas se incluyeron más de 1.1 millones de estos pagos adicionales (“plus-up”), con un valor de más de $2.5 mil millones”, detalló el IRS.

IRS tiene hasta el 31 de diciembre para distribuir todos los cheques de la tercera ronda

El IRS continuará programando cheques de estímulo de la tercera ronda hasta que envíe la totalidad de los pagos.

La agencia no ha informado de una fecha específica para completar el proceso, pero bajo la ley aprobada en el Congreso de Estados Unidos, la entidad tiene hasta el 31 de diciembre para cumplir con su obligación.