Ceremonias de graduación a medias en escuelas de Nueva York no caen bien pese a progreso contra el COVID

Aunque el gobernador Cuomo y el Alcalde De Blasio autorizaron eventos de grado en persona y se levantaron restricciones, muchas escuelas optaron por hacer grados virtuales, causando frustración entre niños y padres

Ceremonias de graduación a medias en escuelas de Nueva York no caen bien pese a progreso contra el COVID
Itzel Lucero y su madre, Yolanda Astudillo se quedaron con las ganas de un grado en ceremonia presencial
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Ya terminó otro año escolar, y aunque el gobernador Andrew Cuomo ya había autorizado desde hacía varias semanas que las ceremonias de graduación en las escuelas de Nueva York podrían hacerse esta vez en persona, como parte del progreso que el estado y la ciudad han tenido en la lucha contra el COVID-19, muchos estudiantes se quedaron con las ganas de lucir sus togas y birretes en eventos presenciales, rodeados de amigos y familiares.

Las guías emitidas por las autoridades de Salud, que incluso el pasado miércoles fueron más allá y dieron luz verde para levantar restricciones de capacidad límite en ceremonias en espacios exteriores, que se había fijado en 500 personas, no fueron suficientes para que muchas de las escuelas de la Gran Manzana dieran un paso adelante hacia la “normalidad”, y promovieran graduaciones presenciales.

Miles de estudiantes de las escuelas públicas de Nueva York no tuvieron o no tendrán, otro remedio que graduarse a través de eventos virtuales, que ya empezaron a realizarse, lo que ha generado decepción, molestia y frustración entre padres y estudiantes.

Así lo confiesa Itzel Lucero, quien se graduó esta semana a través de su computadora, en una ceremonia en la que lució su capa y su gorro, que la acreditaban como alumna de la clase 2021, pero que la hizo tener sentimientos agridulces.

“Me gustó haberme graduado, pero al mismo tiempo me sentí muy extraña, porque creo que hubiera sido mejor si fuera en persona, porque así no podemos hablar mucho, solo hubo música y podíamos bailar cada quien desde sus casas, algo que es extraño”, confesó la estudiante de origen mexicano, quien se graduó de una escuela en Long Island City.

“Uno se siente raro al saber que está vestida así para graduarse por una cámara, en una ceremonia donde nos llamaron todos los nombres de los que nos graduamos, pero sin poder compartir todos juntos”, comentó la niña, al tiempo que agregó con optimismo, que espera que la próxima vez que se gradúe en medio de su formación académica, sea en una ceremonia en persona.

Su madre, Yolanda Astudillo, sintió el mismo vacío, y explicó que la decisión de hacer los grados solamente de manera virtual, sin siquiera dar la opción de un evento presencial alterno, fue tomada por la directora de la escuela, ante preocupaciones que todavía existen sobre los riesgos de contagios y a sabiendas de que la mayoría de los niños no están vacunados.

Yo con esta graduación así, me siento un poquito frustrada. Y fue lo mismo que viví con mi otro hijo el año pasado, porque es muy diferente la emoción. Yo pensé que iba a ser un evento en persona, que era mejor, teniendo claro está, todos los cuidados, pero ni los maestros estuvieron desde la escuela. Todos en un grado desde las casas. Me pone un poco triste”, comentó la madre.

Cada escuela decide qué hacer

Y ante las quejas de padres y alumnos que pensaban que este 2021 tendrían fotografías de recuerdo de sus hijos en eventos presenciales en todas las escuelas, al lado de compañeros y maestros, el Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) aseguró que se dio a cada plantel la libertad de decidir qué tipo de eventos realizar, dependiendo sus necesidades y realidades particulares.

Itzel Lucero confesó sentirse rara usando toga y birrete, al graduarse de manera virtual

“Después de los últimos 18 meses, estamos muy contentos de ver que las escuelas crean sus propias celebraciones emocionantes y únicas, que satisfacen las necesidades de sus estudiantes y familias”, dijo Nathaniel Styer, vocero del DOE. “La salud y la seguridad son lo primero y las escuelas están siguiendo todas las pautas de salud y seguridad apropiadas para las ceremonias al aire libre o, si es necesario, en el interior”.

El funcionario agregó que a pesar de ello, se recomendó a las escuelas que optaran por ceremonias presenciales, que las hicieran al aire libre y en los casos donde se realizan en espacios interiores, el número de participantes, incluyendo personal, estudiantes y asistentes, no puede exceder el máximo de 250 personas.

Pero padres como Juan Rodríguez, cuyo hijo se graduará este fin de semana de una escuela en Manhattan, también de manera virtual, aseguró que esa ceremonia “no será ni única ni emocionante”, como afirma el DOE, que tampoco tiene claridad sobre cuántas escuelas de la Ciudad realizarán ceremonias virtuales, cuántas presenciales ni cuantas híbridas, pues admitieron no llevar un reporte sobre las ceremonias, antes de que se realicen.

“Creo que las escuelas otra vez mostraron que no pensaron en nosotros, porque nos impusieron grados virtuales, lo que envía un mensaje contradictorio, porque por un lado De Blasio y Cuomo dicen que las cosas ya pueden volver a la normalidad y por otro los directores ignoran eso y hacen lo que les de la gana, dejando más tristes todavía a papás y niños”, comentó el molesto padre de familia.

El colombiano agregó que también siente que la autorización del gobernador Cuomo de levantar restricciones a las ceremonias de grado y apoyar con firmeza los grados en recintos interiores, llegó tarde, cuando muchas escuelas ya habían hecho sus planes.

“Ellos prepararon las cosas y no van a tener tiempo para cambiar todo. Creo que a Cuomo le gusta improvisar”, agregó Rodríguez, quien mencionó que por el contrario, su hijo menor, quien se graduará el fin de semana en una escuela en Flushing, está que no cabe de la dicha, porque el evento será presencial.

“Es una diferencia del cielo a la tierra cuando uno ve que un hijo se gradúa virtual y el otro en persona. Me da dolor eso, pero debo celebrar con alegría que mi hijo más chiquito está feliz porque tendrá su ceremonia en vivo, aunque la escuela dijo que solo da dos entradas por niño, osea que ni siquiera mis otros familiares podrán ir a festejar con nosotros”, advirtió el papá de tres niños en edad escolar.

Lanzan críticas a las escuelas

Aracely Lucero, directora de la organización MASA, de El Bronx, que lucha por la igualdad al acceso de oportunidades de comunidades vulnerables, aplaudió a aquellas escuelas que decidieron tener ceremonias de grado en persona, pero arremetió contra el DOE por no tener lineamientos iguales para todos los planteles.

Yolanda Astudillo hizo una decoración como fondo para que su hija Itzel no sintiera tanto la ausencia de un recinto de grado en persona

“Es positivo que haya niños graduándose en eventos presenciales, porque sabemos del daño que la pandemia ha dejado en la salud mental y socioemocional de nuestros niños, y esas ceremonias son bienvenidas para socializar, pero el gran problema es que no está pasando en todas las escuelas“, comentó la activista.

“Esa es precisamente parte de la problemática que tenemos con el sistema educativo aquí en la ciudad, porque la oficina central en general da guías a las escuelas, pero son los directores que están al mando, los que al final toman las decisiones y todo varía, dependiendo del apoyo y los recursos que tengan, que sabemos que nos equitativos para que puedan llevar a cabo las ceremonias con la misma seguridad en escuelas con niños de color y escuelas blancas y más afluentes que tienen más dinero para hacer sus cosas”, agregó Lucero.

Leonie Haimson, directora de la organización “Class Size Matters”, también criticó que escuelas hayan optado por grados virtuales, cuando el Gobernador y el Alcalde han relajado casi todas las reglas para prevenir la transmisión del COVID.

“No sé por qué no todos los niños deberían poder disfrutar de las ceremonias de graduación en persona”, dijo Haimson. “No veo ninguna razón por la que las ceremonias de graduación no se puedan llevar a cabo en persona, especialmente si los asistentes están con máscara y especialmente si están afuera”.

Asimismo, María Lizardo, directora de la organización Northern Manhattan Improvement Corporation (NMIC), advirtió que el impacto negativo que sentirán los niños no solo será por no poderse graduar de manera presencial, sino por el aprendizaje a medias que tuvieron en el último año.

María Lizardo, directora de NMIC y Aracely Lucero, directora de la organización MASA

“Las graduaciones son oportunidades para lograr éxito, y son algo grande en comunidades inmigrantes, donde a veces esos niños son quizá los primeros de su familia en graduarse, y eso era importante celebrarlo de manera presencial, como el logro que es, y no se está haciendo así para todos, y es triste”, dijo la activista, quien reclamó ayuda municipal y estatal para los graduados.

“Da pena saber que muchos de nuestros niños que se están graduando, no tuvieron la instrucción necesaria para aprender lo que debían, por la falta de acceso a recursos y las barreras que hubo. Y tampoco pudieron estar con sus amigos en clases, por eso necesitamos planes de ayuda urgentes y reales para ellos y que se invierta en tutorías y programas, porque muchos van a sufrir tropezones, y necesitamos acciones colectivas para reparar ese daño”, concluyó Lizardo.

Reglas sobre las ceremonias de graduación en NY

  • El DOE autorizó a las escuelas a que decidan libremente si optan por ceremonias virtuales, híbridas o presenciales, dependiendo de sus necesidades
  • En Nueva York se podrán hacer ceremonias al aire libre sin límite de capacidad
  • Todos los asistentes, tanto en espacios interiores como exteriores, deberán usar máscaras y someterse a un control al ingreso al evento
  • También se tendrá muy en cuenta el cumplimiento del distanciamiento social
  • Con el 70% de los adultos en Nueva York vacunados al menos con una dosis, el gobernador Cuomo anunció el miércoles el fin de casi todas las restricciones relacionadas con el COVID en ceremonias de grado
  • También se autorizó el fin de requisitos para realizar exámenes de salud y rastreo de contactos
  • No hay requerimiento de que los asistentes a las graduaciones suministren prueba de vacunación o prueba negativa de COVID-19
  • Los eventos que planearon grados exteriores con límites de capacidad, que era de 500 personas, ahora podrán levantarlos y permitir más asistentes
  • Las restricciones en espacios interiores solo se mantienen para eventos con más de 5,000 personas.
  • En esos casos, mayores de 4 años deben presentar prueba negativa reciente de COVID-19
  • Se debe usar máscaras dentro de los recintos