García y Yang salen a hacer campaña juntos: posible alianza hacia la Alcaldía de Nueva York

Los electores pueden escoger hasta cinco candidatos: la idea de Yang y García parece ser que sus votantes se apoyen a la vez, sin que ninguno renuncie a la candidatura oficialmente y dejar el resto a las matemáticas

García y Yang salen a hacer campaña juntos: posible alianza hacia la Alcaldía de Nueva York
García buscando votos en el UWS de Manhattan.
Foto: AFP / Getty Images

Cuando sólo quedan dos días para el voto anticipado antes de las primarias presenciales de este martes 22, los contrincantes Kathryn García y Andrew Yang salieron hoy a hacer campaña juntos, sugiriendo una posible alianza para asegurar la apetecida nominación demócrata a la Alcaldía de Nueva York.

La pregunta entonces sería, ¿quién se “sacrificaría” para ser el subalterno del otro? Yang lideró por largo rato la contienda, pero ahora García luce con más chance, colocándose segunda en empate técnico con Maya Wiley, apoyada por el “ala socialista” de Nueva York.

En cualquier caso, Eric Adams sigue al frente en la mayoría de los sondeos, pero lejos de la mayoría absoluta de 50% que exige el nuevo sistema de conteo. Los electores pueden escoger hasta cinco candidatos, en orden de preferencia. La idea de Yang y García parece ser que sus seguidores se apoyen a la vez, usando el derecho al voto múltiple, sin que ninguno renuncie a la candidatura oficialmente, y dejar el resto a las matemáticas.

Luego, si alguno de ellos resulta el vencedor en las primarias -y virtual alcalde ante la avalancha regional del Partido Demócrata- quedaría abierta la opción de que trabajen juntos al frente del gobierno municipal. De momento, una unión entre García y Yang cambiaría la dinámica en los días cruciales: el voto anticipado comenzó el 12 de junio en persona y antes por correo, aunque la participación ha sido baja hasta ahora.

La posible unión de Yang y García es “un movimiento sin precedentes” destacó el New York Post, tan inédito como el nuevo sistema de “votación por clasificación” o “segunda vuelta instantánea”, que comenzaría siete días después del próximo 22 de junio para esperar a que lleguen las boletas electorales por correo. Así que es posible que los resultados no se tengan sino hasta finales de mes.

Los comandos de campaña del empresario Yang y la ex comisionada de saneamiento (DSNY) García enviaron comunicados de prensa casi idénticos a las 6:29 p.m. de ayer viernes anunciando que hoy saldrían a hacer campaña juntos. “Antes de la primera elección clasificada de Nueva York, los candidatos a alcalde Kathryn García y Andrew Yang comienzan el fin de semana de GOTV (“Get out the vote”) juntos en el camino”, decían los correos electrónicos sobre el esfuerzo conjunto.

Los representantes de los candidatos no llegaron a calificar la campaña conjunta como un respaldo cruzado. “Estén atentos”, dijo ayer Chris Coffey, portavoz de Yang, cuando se le preguntó si se trataba de una alianza.

“Postularse para alcalde no siempre es un festival de amor, pero no tiene por qué ser un festival de enemigos. Hoy estoy haciendo campaña a favor de la votación por orden de preferencia. Quiero que mis votantes sigan sus preferencias y, lo más importante, espero que los neoyorquinos usen el poder de su voto este fin de semana o el 22 de junio”, escribió García en su cuenta Twitter esta tarde.

Estrategas políticos comentaron que es necesario que los rivales unan fuerzas en el nuevo panorama de la votación por orden de preferencia. “Estamos en territorio inexplorado en este momento. He estado involucrado en elecciones en la ciudad y el estado de Nueva York durante más de 40 años”, dijo Allen Cappelli, quien está asesorando a García.

“Nadie obtendrá el 50% en la primera votación. Estás buscando boletas de los votantes para transferirlas a ti. Con toda probabilidad, la votación será de cinco o seis rondas por lo menos”, pronosticó Cappelli. “Dada la nueva dinámica, los candidatos deben adaptarse en consecuencia”.

Hace una semanas, cuando aún lideraba, Yang habría sugerido que invitaría a García a ser parte de su eventual gobierno, algo que ella rechazó porque no quería ser vista como “segundona”. Ahora, el panorama luce al revés, y ella está mucho mejor en los sondeos que Yang, aunque siempre por detrás de Adams. En todo caso, éste tampoco ha logrado una mayoría contundente más allá de alrededor de 20-24% en las encuestas.

Aunque algunos ya se han retirado, en un momento hubo 57 aspirantes por diversos partidos e independientes a la alcaldía, considerado el segundo cargo de elección más importante en EE.UU. detrás de la presidencia. La lista actualizada de los pre candidatos -la gran mayoría Demócratas- puede consultarse aquí.

Bajo la nueva modalidad, a los votantes demócratas y republicanos se les pide que elijan hasta cinco opciones principales durante la ronda primaria. Si nadie obtiene más del 50% de las preferencias, se elimina al candidato del último lugar y se redistribuyen sus votos. Esa técnica se repite hasta que alguien logre una mayoría sobre el 50%.

La “votación por clasificación” busca evitar que se repitan casos como el de 2013, cuando Bill de Blasio llegó a la alcaldía aunque apenas 3% del total de registrados en el Partido Demócrata en NYC sufragaron por él en las primarias de ese año. Y en 2017 fue reelecto más fácilmente, sin competencia de su partido.