Piloto en Grecia dijo que trío de ladrones mató a su esposa, pero él sería el verdadero asesino

Babis Anagnostopoulos habría tratado de engañar a las autoridades haciéndoles creer que tres ladrones ingresaron a la vivienda matrimonial y asfixiaron a su esposa, Caroline Crouch, antes de llevarse unos $18,000 dólares en efectivo; pero todo habría sido un invento

Piloto en Grecia dijo que trío de ladrones mató a su esposa, pero él sería el verdadero asesino
El caso por el asesinato de Caroline Crouch, alegadamente, a manos de su esposo Babis Anagnostopoulos ha consternado a Grecia.
Foto: Milos Bicanski / Getty Images

Un piloto en Grecia está acusado de haber matado a su esposa y luego tratar de hacer creer que un grupo de ladrones cometió el crimen.

Babis Anagnostopoulos, de 32 años, fue detenido por las autoridades luego de que asistiera a un servicio de recordación de Caroline Crouch en la isla de Alonnisos.

El hombre había estado alegando falsamente que tres ladrones ingresaron el pasado 11 de mayo, en la vivienda matrimonial en Glyka Nera, cerca de Atenas, y lo amarraron antes de asfixiar a su esposa y robar unos €15,000 (unos $18,000 dólares) en efectivo.

Pero la investigación del caso arrojó otra cosa: Anagnostopoulos inventó la historia y él habría sido el responsable del asesinato de su esposa, quien, supuestamente, quería separarse de él.

Las incongruencias en la versión del sospechoso

El reporte de la cadena BBC indica que las autoridades identificaron incongruencias en el relato del hombre luego de revisar varios dispositivos electrónicos.

El reloj biométrico de la víctima reveló frecuencia de pulso el día que murió.

Además, los movimientos del sospechoso fueron monitoreados a través de su teléfono celular e imágenes de cámaras de seguridad en la casa también ponen en duda su versión inicial.

Por ejemplo, aunque Anagnostopoulos dijo que estaba atado, la Policía indicó que pudo usar su teléfono en los momentos en que alegó que no tenía movilidad.

Británica se mudó con sus padres a Grecia cuando apenas era una niña

Crouch, de 20 años, nació en Reino Unido y se mudó con sus padres a la isla Egea en Alonnisos cuando era una niña.

La mujer vivía con Anagnostopoulos y el bebé que ambos procrearon al momento de su asesinato.

Cinco días después de la muerte de Crouch, el piloto compartió una foto de su boda con un mensaje que leía: “Siempre juntos. Adiós mi amor”.

Autoridades se llevaron al piloto luego de ceremonia de recordación

Luego de la ceremonia de recordación este jueves, detectives se lo llevaron para entrevistarlo. Una vez arribó a Atenas, las autoridades le indicaron que era sospechoso en el caso.

Luego de ocho horas de entrevista, el hombre habría confesado los hechos.

Este dijo que llevaban meses discutiendo debido a los problemas de pareja que enfrentaban.