Administración Biden crea equipos especiales contra tráfico de armas para reducir ola de crímenes

El Departamento de Justicia instaura cinco grupos que operarán en Nueva York, Chicago, Los Ángeles, el área de la Bahía de San Francisco y Washington, D.C., a fin de investigar y detener redes de suministro ilegal de armamento

Administración Biden crea equipos especiales contra tráfico de armas para reducir ola de crímenes
La proliferación de armas se ha vuelto un reto para autoridades en EE.UU.
Foto: JIM WATSON / AFP / Getty Images

Aunque el Buró Federal de Investigaciones (FBI) no ha dado a conocer las cifras oficiales de homicidios en Estados Unidos, diversos análisis indican que el alza se encuentra en alrededor del 30 por ciento en las grandes ciudades, por lo que el gobierno del presidente Joe Biden busca atajar el problema con cinco equipos especiales que investiguen y detengan el tráfico de armas.

En Nueva York, por ejemplo, ha habido tiroteos prácticamente todas las semanas con víctimas mortales. Uno de los más sonados fue el de un sujeto en El Bronx que disparó a un rival frente a dos niños, ocurrido el 17 de junio. El sujeto sigue prófugo.

The Atlantic publicó una entrevista con Patrick Sharkey, sociólogo de la Universidad de Princeton, y autor del libro Uneasy Peace, sobre crímenes y procesos judiciales, quien en una reciente investigación que realiza ha detectado un incremento sustancial en los delitos y calculó que Chicago tuvo 267 tiroteos fatales más en 2020 que el año anterior. Sin embargo, el alza de alrededor del 30 por ciento es el mismo que en Nueva York, Filadelfia y Atlanta.

Aunque se espera que esta semana la Administración Biden informe un plan integral para ayudar a las ciudades a enfrentar la ola de crimen, el Departamento de Justicia se adelantó con la creación de las cinco fuerzas de ataque de tráfico de armas de fuego entre jurisdicciones dentro de los próximos 30 días.

“(Se crean) para ayudar a reducir los delitos violentos al abordar el tráfico ilegal de armas en corredores importantes de tráfico de armas de fuego”, indicó la Administración Biden. “Mañana (miércoles), el Procurador General discutirá con el Presidente, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y los líderes locales y comunitarios, esta iniciativa que, junto con otras medidas, el Departamento de Justicia está emprendiendo como parte de la estrategia integral de toda la administración para combatir el aumento de delitos violentos”.

Las autoridades federales no proporcionan todavía datos finales, pero reconoce un incremento en los últimos 18 meses, algo que busca enfrentar con la lucha contra el suministro ilegal de armas.

“Trabajar con nuestros socios locales para abordar los delitos violentos es una de las responsabilidades más importantes del Departamento de Justicia”, adelantó el fiscal general Merrick Garland. “Hoy, el Departamento está dando otro paso concreto para abordar los delitos violentos y el tráfico ilegal de armas de fuego”.

Los equipos destinados a este esfuerzo liderarán investigaciones específicas contra las redes de tráfico de armas en Nueva York, Chicago, Los Ángeles, el Área de la Bahía de San Francisco y Washington, D.C.

Los equipos serán dirigidos por fiscales estadounidenses designados que coordinarán con la Oficina de Alcohol, Tabaco , Armas de fuego y explosivos (ATF) y con socios de las fuerzas del orden público estatales y locales.

“Las fuerzas de ataque compartirán información y colaborarán de otra manera en los distritos donde los esquemas de tráfico de armas de fuego cruzan los límites estatales o jurisdiccionales para enfocar la aplicación de la ley”, adelantó.

Esto permitirá que la jurisdicción no sea un problema para el rastreo de las armas y su posible bloqueo a traficantes.

El anuncio se basa en la iniciativa de Reducción de Delitos Violentos del Departamento de Justicia, anunciada el 26 de mayo de 2021, indicó el gobierno.