Naya Rivera: a un año de su muerte, su madre comparte detalles desgarradores sobre el trágico día

La familia de la actriz está honrando su memoria y su mamá, Yolanda Previtire, se ha abierto a compartir datos sobre el momento en que supieron que Naya desapareció mientras navegaba con su hijo pequeño

La familia de Naya Rivera está honrando su memoria a un año de su trágica muerte.
La familia de Naya Rivera está honrando su memoria a un año de su trágica muerte.
Foto: Xavier Collin. / Grosby Group

Una de las muertes que impactó al mundo del espectáculo el año pasado fue la de la actriz puertorriqueña Naya Rivera, conocida por su personaje como Santana López en la serie de televisión Glee.

Ahora, en el primer aniversario de su trágica muerte, su familia está honrando su memoria y se han abierto a compartir detalles desgarradores sobre el momento en que supieron que Naya desapareció mientras navegaba con su hijo pequeño, Josey, en el Piru Lake de California.

Yolanda Previtire, madre de Naya, dijo que recuerda la última vez que vio a su hija, a través de una videollamada, en la mañana que Naya y Josey partieron para su aventura en el lago, el día en que la vida de su familia cambió para siempre.

“Perdí dos de sus llamadas de FaceTime, y la llamé. Y tuvimos una hermosa conversación. El sol estaba besando su rostro y ella estaba hermosa. Llevaba un hermoso traje de baño blanco y estaba radiante”, compartió Yolanda en entrevista para el programa ‘Good Morning America’.

La emoción de ver a su nieto pescando desde el bote durante la llamada hizo que tomara capturas de pantalla para guardar ese recuerdo, pero estas fotos terminarían siendo útiles más tarde, cuando los equipos de búsqueda rastrearan el área en busca de Naya.

“Gracias a Dios tomé las fotos, porque pudieron mirar la topografía del terreno para ubicar dónde estaban”, contó.

Entonces dos detectives se presentaron en la casa de Yolanda para decirle que Josey estaba a salvo, pero Naya no estaba.

“Fue casi como una fuerza. No sé qué fue, pero literalmente me empujaron hacia atrás. Simplemente corrí hacia atrás, si puedes imaginar, solo gritando y terminé en el baño. Golpeé la puerta, Estaba en el suelo y tuve que recuperarme”, relató.

Por su parte, la hermana pequeña de Naya, Nickayla Rivera, expresó su amor para conmemorar el aniversario mencionando que todavía está sorprendida de que ella se hubiera ido.

“No hay suficientes palabras para describir cuánto te extraño. El dolor es insoportable al saber que ya no estás aquí con nosotros en esta tierra. Es difícil creer que ya han pasado 365 días sin ti, nunca es más fácil. Te amaré y te extrañaré para siempre”, dijo notablemente devastada.

 

“A veces tenemos miedo de que la pena sea tan intensa que tememos por nosotros mismos, porque esto es difícil. No hay palabras para describir lo que estamos pasando. Todo lo que sabemos es que nos tenemos el uno al otro”, agregó.

Rivera murió a los 33 años el 8 de julio de 2020 después de desaparecer en un viaje con su hijo Josey. Ella había alquilado un bote, pero cuando el personal encontró el barco vencido esa misma tarde, solo su hijo estaba a bordo. Cinco días después, el cuerpo de la actriz fue recuperado del lago en California el 13 de julio y se determinó que la causa de su muerte fue un ahogamiento accidental.