Milwaukee y su noche más especial en el deporte: más de 65,000 fanáticos celebraron el título de la NBA a las afueras del Fiserv Forum

Luego de una larga espera, la ciudad de Milwaukee tuvo su noche mágica en la historia del deporte: los Bucks de Giannis Antetokounmpo ganaron el título de la NBA y más de 65,000 aficionados se reunieron a las afueras de Fiserv Forum para celebrarlo

Milwaukee y su noche más especial en el deporte: más de 65,000 fanáticos celebraron el título de la NBA a las afueras del Fiserv Forum
Nunca se habían reunido tantos fanáticos en la ciudad a ver un partido.
Foto: Scott Olson / Getty Images

De cara a la noche más importante en la historia de la franquicia, Milwaukee Bucks expandió el espacio en su “zona de fiestas” en las afuera del Fiserv Forum, para así permitir la reunión de 65,000 fanáticos. Y gracias a Giannis Antetokounmpo, la historia más gloriosa a nivel deportivo fue escrita en la ciudad: los Bucks ganaron el título de la NBA y la celebración de aquellos que no estaban dentro de la cancha fue más que especial.

Desde temprano, miles de aficionados se reunieron para ver el partido en pantalla gigante. La velada tenía la mística del campeonato que horas más tarde se convertiría en realidad.

Los jugadores de los Bucks pidieron el apoyo más notorio posible para el juego 6 de las Finales de la NBA, y los fanáticos cumplieron con creces.

El ambiente afuera del recinto era increíble. Cada canasta se celebraba como un título por anticipado, especialmente las más importantes, como la que anotó Khris Middleton en el “clutch”.

Una vez los Bucks se convierten oficialmente en campeones de la NBA, el momento es surrealista: unos graban, otros lanzan sus vasos de cerveza al aire, todos saltan.

Es la noche más feliz para Milwaukee como comunidad en muchos años. Si hablamos de deportes, probablemente sea la velada más especial. Hace un año lucía imposible. Es la magia del deporte.

Fuegos artificiales en el Fiserv Forum fueron observados por la multitud como si se tratase de una celebración de año nuevo. Porque para Milwaukee fue más que eso: fue la gloria deportiva que tan esquiva se les había hecho en las principales disciplinas durante años. Porque fue un triunfo contra muchos pronósticos.

Merecido, Milwaukee. ¡A celebrar!