El policía Aquilino Gonell es un inmigrante dominicano que es testigo clave en Comité que investiga invasión del Capitolio

"Como inmigrante... estoy especialmente orgulloso de haber defendido la Constitución... y nuestra democracia el 6 de enero", dijo el sargento del cuerpo policiaco del Capitolio ante panel de la Cámara de Representantes

Aquilino Gonell es sargento de la Policía del Capitolio.
Aquilino Gonell es sargento de la Policía del Capitolio.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

El sargento Aquilino Gonell tiene muy claro su origen, marcado por los sueños de tener una vida mejor en los Estados Unidos, por ello se siente especialmente orgulloso de haber defendido en el Ejército y como policía del Capitolio a este país que le dio nuevas oportunidades.

“Como inmigrante que llegó a Estados Unidos, estoy especialmente orgulloso de haber defendido la Constitución de los Estados Unidos y nuestra democracia el 6 de enero”, dijo en la primera sesión del Comité Especial por los actos de insurrección del 6 de enero del 2021. “Espero que todos en una posición de autoridad en nuestro país tengan el coraje y la convicción de hacer su parte al investigar lo que sucedió en ese terrible día y por qué”.

Gonell es originario de República Dominicana y contó que durante su niñez y adolescencia no dejaba de pensar en EE.UU. como la “tierra de las oportunidades”.

Llegó al que se convertiría en su nuevo hogar el 23 de julio de 1999, un día antes de cumplir 21 años, dijo. Se enlistó al Ejército y ahora es veterano de la guerra en Irak.

Gonell dijo que a pesar de los horrores que vivió en despliegue militar tuvo uno de sus peores episodios de miedo al ver la turba, seguidores del presidente Donald Trump, invadir el Capitolio.

“Tenía más miedo de trabajar en el Capitolio que en todo mi despliegue en Irak”, expresó. “Me caí sobre unos escudos policiales en el suelo que estaban resbaladizos por el spray de pimienta… Los alborotadores inmediatamente empezaron a tirar de mi pierna, por mi escudo, por la correa de mi equipo en mi hombro izquierdo. Mis instintos de supervivencia se activaron y comencé a patear y a golpear mientras trataba de llamar la atención del oficial detrás de mí”.

El sargento dijo que continuó defendiéndose hasta que logró reponerse, pero los atacantes no paraban de jalarlo y golpearlo. Los llamó insurrectos. Lloró al narrar los hechos, pero también expresó su indignación porque lo humillaron.

Los insurrectos me llamaron traidor. Una vergüenza. Y gritaron que yo, un veterano y un oficial de policía, debería ser ejecutado”.

Gonell pidió a los congresistas investigar a fondo la insurrección y qué la motivo.

“Es imperativo que los eventos del 6 de enero se investiguen a fondo en el Congreso y que el pueblo estadounidense sepa la verdad de lo que realmente ocurrió”, dijo. “Que todos los responsables rindan cuentas, particularmente para garantizar que este horrible y vergonzoso evento en nuestra historia nunca se repite”.

El panel creado por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), inició este martes las audiencias en medio de las críticas de republicanos.