Mujer “golpeada” mató a su esposo y pidió a los niños ayuda para cortar el cuerpo con un hacha

Thessalonica Allen dijo a la policía en Indiana que había disparado a su esposo después de una pelea; los niños vieron a su padre tirado en el suelo pidiéndoles que llamaran al 911

Patrulla policial.
Patrulla policial.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Thessalonica Allen, una mujer de 34 años, fue acusada de matar a su esposo y luego pedir ayuda a sus dos hijos pequeños para cortar el cadáver de su padre, informó la policía en Indiana.

Según documentos judiciales, la acusada le disparó a su esposo, Randy Allen, dentro de su apartamento en la localidad LaPorte, el 27 de julio. Después le cortó las piernas, lo metió en una bolsa y tenía planes de colocarlo en su automóvil y prenderle fuego.

 

“Esto es increíble”, dijo el vecino Benjamin Wilson a ABC News. “Nunca pensamos que algo así sucedería en LaPorte”.

Cuando la policía arrestó a la mujer, les dijo que su esposo la golpeó y que ella le disparó después de algún tipo de pelea física. Los dos niños, que estaban en casa en ese momento, le dijeron a la policía que escucharon un fuerte golpe y vieron a su padre tirado en el suelo pidiéndoles que llamaran al 911, pero su madre les dijo que no lo hicieran.

La policía informó que luego la mujer puso el cuerpo en el armario de su hija. Después les pidió a sus niños que lo ayudaran a sacar el cadáver y ponerlo en el auto. Según los documentos judiciales lo intentaron varias veces, pero pesaba demasiado.

Al día siguiente, Allen usó un hacha para cortarle las piernas a Randy y pidió a sus hijos que lo ayudaran a meterlo en una bolsa y limpiar la escena del crimen.

La autopsia encontró que la bala entró en el área de la médula espinal y probablemente el hombre no pudo moverse y murió desangrado. “Estamos devastados”, dijo la hermana de la víctima, Sharon Colmen. “Éste fue un asesinato sin sentido que no tenía por qué suceder”.

Busque ayuda