Mató a su ex suegra con ayuda de su nuevo prometido, al que había conocido un día antes del crimen

Shaylyn Moran de 20 años y Jack Doherty de 25 años, se conocieron un día antes y solo fue para comprometerse y planear el asesinato. Ella pasará el resto de sus días en la cárcel

Shaylyn Moran y Jack Doherty.
Shaylyn Moran y Jack Doherty.
Foto: Cortesía

Una mujer de 20 años fue sentenciada a cadena perpetua por el asesinato de su ex suegra, quien murió baleada por el nuevo prometido de la inculpada, a quien había conocido personalmente solo un día antes del crimen.

Shaylyn Moran y Jack Doherty de 25 años mantuvieron una relación a distancia y el día que se conocieron en persona solo fue para planear el homicidio de Cheryl Smith de 54 años en su casa de Pawtucket, Rhode Island.

Todo sucedió entre el 31 de diciembre de 2019 y el 1 de enero de 2020. Doherty le propuso matrimonio a Moran en la víspera de Año Nuevo y quizás ahí fijaron como requisito el asesinato de la madre de Leonard Troufield.

Moran y Troufield fueron novios, pero se separaron en medio de acusaciones de violencia doméstica.

La fatídica pareja había entablado su romance a través de redes sociales, hablando durante semanas antes de que él viajara de Nueva York a Rhode Island. En la noche vieja de 2019, alquilaron una habitación de hotel en Pawtucket, Rhode Island.

Al día siguiente Doherty se dirigió a la casa donde vivía Troufield con su madre. El acuerdo era dispararle a quien abriera ala puerta.

Desafortunadamente Smith respondió al llamado y recibió varios disparos en el pecho. Fue llevada de emergencia a un hospital donde murió.

Doherty ordenó a pidió con toda calma un taxi de aplicación para huir de la escena. En el camino le escribió a Moran: “Ahora sí, esto es de por vida”.

Ella respondió: “Soy tuya para siempre y tú eres mío”.

Moran y Troufield solo habían estado juntos durante cuatro días, cuando salieron en el otoño de 2019. Solo tres meses antes del asesinato. Su relación terminó ambos se acusaron de agresiones ante la policía.

Doherty permanece en la cárcel de Nueva York a la espera de juicio, mientras que Moran ya sabe que nunca volverá a ver la luz del sol, sin rejas de por medio.

Sigue leyendo: Otra fiesta mortal en Brooklyn deja 2 fallecidos y 5 heridos