Hipertensión se duplica a nivel mundial: cuáles son los mejores alimentos cotidianos para controlarla

La hipertensión es un enemigo silencioso que deteriora significativamente la calidad de vida. Un reciente y gran estudio inglés, recientemente publicado en The Lancet Medical Journal reveló datos alarmantes al respecto: los casos de personas mayores de 30 años con presión arterial alta se ha duplicado en los últimos treinta años ¿El resultado? 8.5 millones de muertes al año

Los cambios en el estilo de vida, incluidas las modificaciones en la dieta, pueden ayudar a reducir los niveles de presión arterial a rangos óptimos y el riesgo de enfermedad cardíaca.
Los cambios en el estilo de vida, incluidas las modificaciones en la dieta, pueden ayudar a reducir los niveles de presión arterial a rangos óptimos y el riesgo de enfermedad cardíaca.
Foto: Imagen de Free-Photos en Pixabay / Pixabay

Hoy en día los casos de enfermedades crónicas van en un preocupante incremento. Tal es el caso de la hipertensión, las cifras cada vez son más alarmantes de acuerdo con un reciente y gigantesco estudio global publicado en The Lancet Medical Journal: la cantidad de personas mayores de 30 años con presión arterial alta se ha duplicado en los últimos 30 años, y lo peor de todo es que más de la mitad de ellas no están siendo tratadas. De acuerdo con los expertos la falta de tratamiento se relaciona en principio con la detección tardía, poca información y cierta apatía, a pesar de que  actualmente existen muchos tratamientos baratos y fáciles. Como es el caso de seguir una dieta y una rutina de ejercicio más saludables, hasta el consumo de píldoras que reducen la presión arterial de manera segura, es un hecho que un alto porcentaje de personas hipertensión no tratan su condición. 

El resultado: 8,5 millones de muertes cada año. Además, según información liberada por la Organización Mundial de la Salud, la presión arterial alta provoca un accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca e insuficiencia de otros órganos, como los riñones. Más de mil millones de personas en todo el mundo tienen presión arterial alta, que se define como valores de presión arterial sistólica de 140 mm Hg o más, presión arterial diastólica de más de 90 mm Hg, o ambos.

El estudio abarcó una amplia muestra, utilizaron datos de 1990 a 2019 sobre personas de 30 a 79 años y se realizaron estudios representativos de la población con medición de la presión arterial y datos sobre el tratamiento de la presión arterial. El equipo estuvo dirigido por Majid Ezzati, especialista en salud global del Imperial College de Londres.

Los investigadores analizaron datos que cubrían 184 países, esto lo convierte en una de las muestras más grandes que jamás ha existido. Y los hallazgos fueron contundentes: la cantidad de personas con presión arterial alta se duplicó de 648 millones en 1990 a casi 1.300 millones en 2019.

Si bien los resultados del estudio trajeron consigo muchas enseñanzas, de acuerdo con Ezzati es prioritario que se apliquen políticas que permitan a las personas de los países más pobres acceder a alimentos más saludables. Además de promover campañas que inviten a la reducción en la ingesta de sal y que fomenten un mayor consumo de que las frutas y verduras, para ello es vital hacerlas alimentos más accesibles. Un dato interesante sobre el estudio es que muchos países de ingresos altos, incluidos Canadá, Suiza, el Reino Unido y España, informaron que su número de personas con hipertensión estaba en mínimos históricos. Sin embargo, países de ingresos bajos y medios como Paraguay y países de Europa central, incluidos Hungría, Polonia y Croacia, presentan tasas altas. De acuerdo con el estudio Canadá y Perú tenían las tasas más bajas de presión arterial alta en el mundo. 

El equipo de investigadores comprobó que la prevalencia de la hipertensión fue más alta en Europa central y oriental, Asia central, Oceanía, África meridional y algunos países de América Latina y el Caribe. A modo general las cifras finales del estudio indicaron que poco menos de un tercio de los hombres y mujeres en todo el mundo de entre 30 y 79 años, tenían presión arterial alta.

Derivado de la pandemia por Covid-19, las enfermedades cardiovasculares ha recibido menos atención en los últimos 18 meses. Sin embargo, este impresionante incremento refleja las tendencias preocupantes a nivel mundial en opciones de estilo de vida poco saludables, como el consumo alto de grasas, azúcar, sal y alcohol, el tabaquismo y la vida sedentaria, son factores que conducen a una presión arterial más alta y niveles de colesterol malo que causan daño a los vasos sanguíneos que irrigan el corazón y el cerebro.

¿Cuáles son los mejores alimentos para controlar la hipertensión?

El adecuado seguimiento médico es un factor indispensable en el control de la hipertensión, sin embargo el estilo de vida también forma parte activa del tratamiento. Se sugiere seguir una dieta nutritiva y saludable para el corazón para todas las personas con presión arterial alta, incluidas las que toman medicamentos. Si bien no existe como tal una dieta específica, las investigaciones han demostrado que incluir ciertos alimentos la dieta, especialmente aquellos ricos en nutrientes específicos como potasio y magnesio, reduce significativamente los niveles de presión arterial.

1. Frutas cítricas

Las frutas cítricas, no solo son jugosas, deliciosas y actúan como poderosos antioxidantes. Se asocian con poderosos efectos reductores de la presión arteria, están cargados de vitaminas, minerales y compuestos vegetales que pueden ayudar a mantener el corazón saludable al reducir los factores de riesgo de enfermedades cardíacas como la presión arterial alta. Además son un maravilloso aliado para fortalecer al sistema inmunológico y prevenir otras afecciones crónicas. Apuesta por integrar en la dieta diaria: limones, naranjas, toronjas, limas y mandarinas.

Cítricos
Cítricos. /Foto: Pixabay

2. Salmón y otros pescados grasos

Los pescados grasos son una excelente fuente de grasas omega-3, que tienen importantes beneficios para la salud del corazón. Estas grasas pueden ayudar a reducir los niveles de presión arterial al reducir la inflamación y disminuir los niveles de compuestos que contraen los vasos sanguíneos llamados oxilipinas. Se cuenta con numerosas referencias científicas que avalan los beneficios de los pescados grasos en la reducción de la presión arterial alta. Además son bajos en calorías, ricos en proteínas de alto valor biológico que benefician la pérdida de peso y otros aspectos de salud. 

Omega 3
Salmón./Foto: Shutterstock

3. Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza podrían parecer un elemento insignificante para muchos, sin embargo tienen un gran impacto cuando se trata de nutrición. Son una fuente concentrada de nutrientes importantes para el control de la presión arterial, que incluyen magnesio, potasio y arginina, un aminoácido necesario para la producción de óxido nítrico, que es esencial para la relajación de los vasos sanguíneos y la reducción de la presión arterial. También se ha demostrado que el aceite de semilla de calabaza es un poderoso remedio natural para la presión arterial alta. Lo mejor de todo es que son muy saciantes y es muy sencillo integrarlas en la dieta diaria sin mayor complicación.

Semillas de calabaza./Foto: Shutterstock

4. Frijoles y lentejas

Las legumbres forman parte de los alimentos más recomendados en una dieta equilibrada y saludable. En específico los frijoles y las lentejas, son ricos en nutrientes como la fibra, el magnesio y el potasio, que ayudan a regular la presión arterial. No es ninguna casualidad que numerosos estudios han demostrado que su consumo, puede ayudar a reducir los niveles de presión arterial alta. Además son increíblemente versátiles, saciantes y accesibles a cualquier bolsillo, se prestan a todo tipo de combinaciones. 

frijoles negros
Frijoles negros./Foto: Shutterstock

5. Bayas

Las bayas se han asociado con una variedad de beneficios para la salud impresionantes, incluido su potencial para reducir los factores de riesgo de enfermedades cardíacas como la presión arterial alta. Las bayas son una rica fuente de antioxidantes, incluidas las antocianinas, que son pigmentos que dan a las bayas su color vibrante. Se ha demostrado que las antocianinas aumentan los niveles de óxido nítrico en la sangre y reducen la producción de moléculas que restringen los vasos sanguíneos, lo que puede ayudar a reducir los niveles de presión arterial. Apuesta por el consumo diario de arándanos, frambuesas, moras y fresas, no solo son deliciosas son un verdadero acierto para la salud general y clave en la prevención de enfermedades.

Berries-bayas
Bayas. /Foto: Pexels

Te puede interesar: