Tras visita de Biden a Nueva York damnificados de Queens imploran ayuda inmediata del Gobierno

Casi una semana después de los brutales aguaceros que azotaron a la Gran Manzana, familias afectadas claman por alivios urgentes, al tiempo que el Presidente y el alcalde Bill de Blasio anunciaron medidas

El presidente Biden estuvo acompañado en Queens de los principales funcionarios electos demócratas de Nueva York, incluyendo la Gobernadora y los senadores federales.
El presidente Biden estuvo acompañado en Queens de los principales funcionarios electos demócratas de Nueva York, incluyendo la Gobernadora y los senadores federales.
Foto: AFP / Getty Images

Han pasado seis días y seis noches desde que la feroz tormenta empujada por el huracán Ida llenó de agua a Nueva York, con lo que muchos describen como “un diluvio aterrador”. Y aunque el sol ha vuelto a salir y esconderse, y otra vez ha salido y ha secado por completo “los ríos” que la tormenta dejó en muchas calles y patios de la Gran Manzana, la tempestad apenas comienza para neoyorquinos como Diego Barbecho.

Tratando de limpiar el desastre en que quedó convertido el sótano de su casa en la calle 153 con avenida 56, en Flushing, Queens, que en cuestión de minutos pasó de ser la vivienda de una familia, a convertirse en un acuario mortal, del que lograron huir con vida los inquilinos, al igual que él, su esposa y su niña, el ecuatoriano aseguró este martes con dolor que su vida está “patas arriba”.

“Nosotros somos gente trabajadora que en una sola noche pasamos de tener una vida tranquila y feliz, a pesar de las necesidades, a no tener nada ahora… y eso duele en el alma”, aseguró el padre de familia, conteniendo su tristeza y recordando cómo la noche del miércoles pasado, como si se tratara de una película de terror, todos los habitantes de la casa de dos niveles terminaron en el segundo piso, huyendo de las violentas aguas.

Los del sótano corrieron primero aquí al primer piso y luego cuando el agua siguió subiendo aquí, nos fuimos todos para arriba. En el primer piso llegaba más allá de la cintura. Fue espantoso. Nos salvamos todos, pero nos destruyó todo. Nos destruyó la vida, y ahora no sabemos cómo volver a empezar”, comentó el damnificado, quien también perdió el estudio de música que tenía en el patio de su casa, y quien calcula por encima el valor de sus pérdidas en más de $70,000. “Toda una vida trabajando duro para quedarnos sin nada”.

Y mientras trataba de barrer un poco y remover el desastre en que quedó su casa, que ya alberga olores nauseabundos y moscas volando, debido a las aguas negras que se niegan a irse del todo de sus enceres, ropa y lo que alguna vez fueron muebles, el presidente Joe Biden estaba aterrizando en el aeropuerto JFK, para visitar a los damnificados.

Diego Barbecho, damnificado por la tormenta en Flushing, Queens, implora por ayuda inmediata

Irónicamente, Barbecho horas antes estaba cerca de la terminal aérea, donde la Cruz Roja lo ubicó con su familia en un hotel, que queda lejos de su casa, y no pudo esconder la incertidumbre que le produce saber que le informaron que allí podrá estar hasta el 12 de septiembre, por lo que afloraron quejas y muchas interrogantes para el primer mandatario, al igual que para las autoridades locales y estatales sobre la ayuda que han prometido entregarles.

“Nosotros, a este punto, ya casi una semana después de la tormenta, no sabemos nada. Aquí ni siquiera tenemos gas para poder cocinar algo, mientras estamos intentando limpiar. No sabemos qué va a pasar con nosotros después del 12 de septiembre. Nadie, con excepción de la Cruz Roja, periodistas y unas señoras que han venido a regalarnos comida, se ha aparecido por aquí”, aseguró dolido el ecuatoriano. “Ya era hora que hubieran mandado gente para ayudarnos a limpiar esto, que puede desencadenar una ola de enfermedades por los olores y el moho. Necesitamos ayuda, pero no mañana, ni la próxima semana ni esperar a que respondan tras llenar una plicación. Necesitamos ayuda ya, que se muevan. No vemos una luz“.

Damnificados piden que no los dejen solos

Sentada en la entrada de su casa, y todavía más descompuesta, y con lágrimas en los ojos, Sonia Pinduisaca pidió que ayuden inmediatamente a todas las familias que quedaron afectadas tras la tormenta, que según datos preliminares, en la ciudad dejó 13 muertos, $50 millones en daños materiales, y 1,200 casas con destrucciones serias, muchas sin luz ni gas, como la suya.

Sonia Pinduisaca, damnificada por la tormenta en Flushing, Queens, implora por ayuda inmediata

“Por diosito, no nos dejen solos. No nos abandonen. No nos dejen a todo este barrio desamparados. Cada día que pasa es una pesadilla más. Nos han dado comidita, o si no, hasta la vez nada tendríamos que comer. Hay dolor entre nosotros”, dijo la madre de familia, también de origen ecuatoriano, quien envió un mensaje al presidente Biden. “Le pido a él y a todas las autoridades que creen un plan rápido para que la ayuda llegue directamente a nosotros. No nos pidan en esta situación que estemos yendo a llamar y llamar y llenar cosas, cuando ellos ya saben dónde estamos. Hágannos el favor de ayudarnos bien, por bondad. Esto es como vivir otra tormenta”.

Vecinos de los damnificados hispanos, limpiando y con lo poco que salvaron, como zapatos, ropa, enceres y hasta libros secándose, puesto en las aceras de sus casas, como si se tratara de una feria, pero de “sufrimiento”, como mencionó otro latino identificado como Luis, se sumaron al llamado a que los ayuden ya.

Yoselin Genao Estrella, directora de la organización Neighborhood Housing Services of Queens, que montó una carpa de ayuda en la calle 153 de Flushing para ayudar a las víctimas a entregar información sobre ayudas disponibles y entrega de comidas con el apoyo de donaciones de Betty’s Catering, también urgió a que se suministre asistencia a prontitud.

“Tenemos que ver qué soluciones y recursos inmediatos y a largo plazo van a entregarle las autoridades a estas personas, aprovechando la declaración de desastre que hizo el Presidente. Pero por ahora urge conectar a las personas con los recursos que hay ya para ser superiores a los retos, pues hemos visto mucho dolor y confusión y tenemos que saber ayudar bien a nuestra gente”, dijo la activista.

Biden: “El Gobierno no los desamparará”

Y tras recorrer partes de Queens, en una visita en donde estuvo acompañado por la gobernadora de Nueva York Kathy Hochul y el alcalde Bill de Blasio, y los dos senadores federales por Nueva York, entre otros funcionarios electos demócratas locales, el presidente Biden pareció responder al ruego de los damnificados y no solamente aseguró que el Gobierno no los desamparará sino que urgió a todas las víctimas de los aguaceros a que pidan ayuda si no lo han hecho, llamando al (800) 621-3362 o haciendo un reclamo online en el sitio disasterassistance.gov.

“Cuando vimos las vidas preciadas, las pérdidas y familias en albergues declaramos rápidamente a Nueva York zona de desastre para acelerar la asistencia federal aquí. FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) está trabajando intensamente con oficiales, evaluando los daños y asignando recursos”, dijo el Presidente en Queens. “Cuando el Estado, el gobierno local y el Federal trabajamos juntos, todo es posible y vamos a asegurarnos de que personas de bajos ingresos, comunidades de color y los más vulnerables tengan la ayuda primero. Necesitamos actuar contra el reloj”.

Biden dijo además que urge que el Gobierno empiece a abordar el problema de cambio climático de una manera más audaz para que las ciudades estén preparadas ante eventuales catástrofes o incluso poder evitarlas.

“La gente está empezando a darse cuenta de que esto es mucho, mucho más grande de lo que nadie estaba dispuesto a creer. Creo que todos hemos visto, incluso los escépticos del clima lo están viendo, que esto realmente importa”, insistió Biden.

Asimismo, el alcalde De Blasio, quien también estuvo recorriendo partes de Queens, el condado mayormente afectado por los estragos de la tormenta de la semana pasada, dio su palabra de que no abandonarán a las víctimas de los feroces aguaceros.

“Vimos realidades realmente dolorosas y desgarradoras. Familias que habían puesto todo de su parte en sus hogares y sufrieron daños por miles o decenas de miles de dólares en el transcurso de solo unos minutos (…) ahora, vemos familias luchando. Han pasado por mucho con el COVID, y ahora están tratando de descubrir cómo superar esto, cómo arreglar sus sótanos, cómo limpiar, cómo combatir el moho, todas las cosas que la gente necesita hacer”, dijo el mandatario local, quien agradeció la ayuda ofrecida por el presidente Biden.

“Gracias a Dios, ahora estamos recibiendo apoyo del gobierno federal, porque lo que está claro es que vamos a luchar una vez más, eso es lo que hacemos, y el gobierno federal realmente está con nosotros. Le agradezco que haya venido aquí. Aprecio aún más que haya firmado la declaración de desastre que ahora permitirá que los recursos reales fluyan hacia las manos de los neoyorquinos afectados por la tormenta”, agregó el burgomaestre. “La Ciudad va a hacer todo lo posible que podamos. También haremos un esfuerzo adicional para ayudar a todos los afectados por la tormenta y brindarles apoyo de diversas maneras”.

Alcalde firma orden ejecutiva de ayuda

Y como parte del plan de acción para tender la mano a los damnificados y hacerle frente a las necesidades que hay, De Blasio anunció que firmó una orden ejecutiva que dará protecciones y alivios, evitando papeleos y pago de costos a quienes deben reparar sus casas.

“Cuando se construye una casa o negocio, obtener permisos puede costar entre $100 y $1,200 por cada uno, y no queremos que nadie tenga que pagar por un permiso cuando acaba de pasar por un desastre horrible. Entonces esta orden ejecutiva deja en claro que cualquier neoyorquino que esté trabajando en su casa, en su negocio debido al daño sufrido el miércoles por la noche, no deberá tener que pagar ninguna tarifa por los permisos para hacer eso”, dijo el Alcalde. “Háganlo. Queremos ponerselo fácil. Queremos que las personas tengan libertad para hacer lo que tienen que hacer para recuperarse”.

El Alcalde explicó que dicho alivio entra en vigor de inmediato, y además destacó otras ayudas, entre las cuales se encuentran dar refugio temporal de forma gratuita a familias damnificadas que se quedaron sin sus casas, de la mano de Cruz Roja y no se les retirará hasta que estén bien.

Damnificados por la tormenta en Flushing, Queens, siguen con la tempestad

“Vamos a hacer varias semanas para los propietarios de viviendas y para los inquilinos que han sido expulsados de su hogar debido a la tormenta. Queremos asegurarnos de que las personas estén seguras. Mientras los ayudamos a recuperar su hogar, queremos asegurarnos de que estén ubicados”, advirtió el líder de la Gran Manzana, agregando que hay un alivio económico y de ayuda para secar lugares inundados.

“Vamos a ayudar con el bombeo de agua de emergencia. Esto ha estado sucediendo durante días. Quiero afirmar a cualquiera que todavía tenga agua para bombear que puede contar con que el Departamento de Protección Ambiental y Saneamiento vaya y lo haga gratis. No es necesario que contrate a nadie. Puede llamar al 3-1-1 y nosotros iremos a sacar el agua”, dijo el mandatario. “Mucha gente perdió cosas realmente básicas. Perdieron ropa que estaba en sus sótanos. Perdieron objetos personales. La Cruz Roja está trabajando con nosotros para proporcionar tarjetas de débito de hasta $515 por hogar, para poner dinero en efectivo inmediato en manos de las personas, solo para lo básico”.

Damnificados por la tormenta en Flushing, Queens, siguen con la tempestad

Sobre esta iniciativa, De Blasio explicó que la Cruz Roja irá a las casas afectadas y brindará ese apoyo directamente, y dijo además que la organización, Met Council, está proporcionando pagos únicos de un mes de alquiler para los neoyorquinos que lo necesiten, independientemente de su estatus migratorio.

“Todo lo que tienen que hacer es llamar al 3-1-1. Queremos hacer llegar esta ayuda de forma rápida y sencilla. Y luego, hay una ayuda mayor en camino, gracias a Dios, y eso viene de FEMA, la ayuda federal. Pero tienen que solicitarla. Queremos asegurarnos de que todos los neoyorquinos que califiquen puedan presentar una solicitud de inmediato. Eso es hasta $36,000 en subvenciones directas, no préstamos, subvenciones”, explicó el Alcalde.

“Es efectivo directo para ayudarlo a recuperar lo perdido. Cualquiera que necesite estos pagos directos en efectivo de FEMA, puede llamar al 3-1-1 o visitar el sitio web de ayuda en casos de desastre de FEMA, disastersistance.gov. No queremos correr el riesgo de que alguien que necesita ayuda no se entere, no reciba la ayuda que necesita. Por lo tanto, estamos lanzando un esfuerzo de campaña puerta a puerta en las áreas más afectadas por la tormenta”.

Dónde pedir ayuda si es damnificado de la tormenta:

  • Llame a FEMA al (800) 621-3362 de 7:00 am hasta la 1:00 am todos los días de la semana
  • Puede hacer un reclamo en el sitio disasterassistance.gov
  • Puede llamar al (800) 339-1759
  • A nivel local, para saber cómo reportar daños a su propiedad, puede llamar al 311 o visitar el sitio www.nyc.gov/IDA
  • Si requiere ayuda de la asociación Neighborhood Housing Services of Queens, puede llamar al (718) 457-1017
  • Llame al 311 si necesita ayuda para bombear el agua
  • Hasta $36,000 en subvenciones directas será la ayuda de FEMA a familias
  • $515 en tarjetas débido está dando la Ciudad con ayuda de la Cruz Roja
Yoselin Genao Estrella, directora de la organización Neighborhood Housing Services of Queens junto a Betty, de Betty’s Catering, ayudando a damnificados