Prometen pronta ayuda para damnificados tras tormenta que dejó al menos 12 muertos en NYC, su mayoría en sótanos

De Blasio y la gobernadora Hochul advirtieron que con el Gobierno federal desplegarán fondos inmediatos para hacer frente a los daños que dejaron los fuertes aguaceros y prepararse mejor para futuras catástrofes

Caos, muerte y miles de damnificados dejó Tormenta en NY
Caos, muerte y miles de damnificados dejó Tormenta en NY
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Desolación, tristeza, dolor, impotencia, negocios cerrados, caos en los trenes y autobuses, sótanos inundados, árboles caídos, viviendas sin fluido eléctrico, pérdidas materiales, y por lo menos 12 personas muertas, entre ellas un bebé de menos de 2 años y un hispano, es el devastador saldo que deja hasta ahora la feroz tormenta que sacudió a Nueva York entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves.

Y es que a pesar de que el Servicio Meteorológico Nacional había emitido una alerta de emergencia por posibles inundaciones repentinas el miércoles por la noche, el desastre resultó peor de lo esperado, con aguaceros que batieron récord en la ciudad de Nueva York, y que este jueves tenía a familias llorando a sus muertos y a otros como Juana Medina, tratando de salvar en cajas de cartón y maletas la poca ropa que le quedó, debido a que su casa en Queens se inundó por completo. Las lluvias alcanzaron 7 pulgadas en Manhattan, 8 en Brooklyn y Queens y 9 en Staten Island.

“Esto fue como un diluvio. Yo jamás había visto tanta lluvia caer y pensé que íbamos a morirnos ahogados. Si no hubiéramos salido corriendo adonde una vecina que vive en un edificio de al lado, seguramente estaríamos hoy muertos”, aseguró la joven colombiana, quien vive en el mismo vecindario de Woodside, donde perdieron la vida el pequeño Lobsang Lama, de 24 meses, quien padecía autismo, su padre Ang Lama, de 50 años y su madre Mingma Sherpa. Las tres víctimas, de origen de Nepal, quedaron atrapados y se ahogaron con la acumulación de lluvia en el sótano de una casa de tres pisos en la esquina de la calle 64 y Lauren Hills Boulevard, donde vivían.

El colombiano Alberto Vásquez, vecino del vecindario de la familia de Nepal hizo un llamado a las autoridades locales para que inviertan en un plan de revisión del sistema de alcantarillado, pues dijo que en esa parte de Queens, debido a que muchas casas están con desniveles fuertes, sufren cada vez que llueve mucho y se tapan las cañerías.

“Da mucha tristeza lo que le pasó a esta familia. Creo que hay que investigar todo de fondo, pero también la Ciudad debe mejorar sus alcantarillas y no esperar a que pase una tragedia como esta que se pudo haber evitado con un mejor plan”, dijo el residente de Queens.

El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) reveló además que la tormenta mató también al hispano Roberto Bravo, de 66 años, quien perdió la vida tras inundarse también el sótano donde residía, en el 491 de Ridgewood Avenue, en Brooklyn.

La Uniformada agregó que otra de las víctimas mortales fue una mujer de 48 años de Grand Central Parkway, en Queens, quien había llamado al 911 a pedir auxilio, pero fue demasiado tarde. Una madre de 43 años y su hijo de 22, corrieron la misma suerte, tras inundarse su sótano en la calle 183, en Jamaica, Queens, el condado más impactado por los aguaceros. La lista de las víctimas también incluyó a un hombre de 50 años, una mujer de 48 años, una anciana de 86 y una persona encontrada sin vida en su auto.

Urgen tomar medidas de prevención

Y tras conocer el triste balance, la gobernadora Kathy Hochul recorrió partes de Jamaica, Queens, y no solo dejó ver su conmoción por las muertes registradas mayormente en viviendas por debajo del nivel de la calle, sino que ofreció ayuda de manera de inmediata.

“Todavía estamos descubriendo la verdadera profundidad de la pérdida, la pérdida humana. Es difícil imaginar que la gente simplemente en sus autos, en sus casas, en sus sótanos sucumbieran a los estragos de una tormenta brutal, y sus familias deben estar sufriendo tanto”, dijo la mandataria estatal, reconociendo que urge tomar medidas de prevención desde ya para evitar impactos feroces en eventos futuros.

“Eso me dice que no hay más eventos catastróficos e imprevisibles. Necesitamos preverlos con anticipación y estar preparados. Esta es la primera vez que hemos tenido un evento de inundación repentina de esta proporción en la ciudad de Nueva York y en las áreas periféricas. No hemos experimentado esto antes, pero deberíamos esperarlo la próxima vez”, dijo Hochul.

La tormenta feroz en Nueva York ahogó a un menor de menos de 2 años y a sus papás en el sótano de Woodside donde vivíán y adonde llegaron en la mañana los bomberos

Y debido a que esta vez la mayor tragedia la llevaron las residencias ubicadas en sótanos, al igual que los negocios que tienen provisiones o cocinas en las partes bajas de edificios, muchos de cuales cerraron este jueves, tratando de limpiar los daños, Hochul dijo que urge hacer algo para proteger esos sitios y mejorar las alcantarillas y los drenajes del metro.

“Donde ahora tenemos una vulnerabilidad es en nuestras calles con las elevaciones más altas ahora, donde las inundaciones repentinas, que eran desconocidos antes… eso significa que tenemos que continuar con las inversiones en infraestructura para solucionar las deficiencias de drenaje en nuestras calle”, dijo Hochul. “Porque cuando las calles se inundan, ¿qué sucede después? El agua corre, no solo a través de las carreteras, sino que también encuentra su camino para penetrar nuestro sistema de metro y, como resultado, lo que sucedió ayer, los trenes se cerraron, la gente quedó varada. El miedo que deben haber experimentado cuando esto ocurrió, no lo puedo imaginar, y no quiero que esto vuelva a suceder”.

La Gobernadora anunció que el presidente Biden la llamó y ofreció toda la ayuda que Nueva York necesite.

“Le dije que lo abordaremos y realizaremos evaluaciones sobre el terreno del daño con los equipos de FEMA, nuestros socios locales, y nos aseguraremos de obtener una contabilidad real de la pérdida, pero él prometió que garantizará y aprobará cualquier declaración que se necesite: declaración de emergencia, para que podamos hacer que el dinero fluya a Nueva York, a nuestros municipios, a nuestras ciudades, a nuestros ciudadanos, a las empresas afectadas y, ciertamente, a los propietarios”, agregó Hochul. “Con respecto a los propietarios de viviendas que han experimentado las inundaciones en sus propios sótanos. Le he ordenado al Departamento de Servicios Financieros que se ponga en contacto de inmediato con sus proveedores de seguros, para que la gente en el terreno se presente en estos vecindarios, obtenga sus ajustadores de reclamos, les permita comenzar a presentar una solicitud para que se les reembolse los daños”.

“El precio que pagaron algunos  horrible y trágico”

El alcalde Bill de Blasio también lamentó el dolor que dejaron los aguaceros en Nueva York, y se sumó a la voz de la Gobernadora Hochul dando su palabra de que los neoyorquinos damnificados no se quedarán sin ayuda.

Anoche vimos una tormenta espantosa, diferente a todo lo que hayamos visto antes. Y esta es una realidad que tenemos que afrontar. Y, lamentablemente, el precio que pagaron algunos neoyorquinos fue horrible y trágico (…) Familias de luto en este momento. Necesitamos estar ahí para ellos y para todos los neoyorquinos que ahora mismo están lidiando con los resultados de esta horrible tormenta”, dijo De Blasio.

Tormenta feroz en Nueva York dejó miles de damnificados

El Alcalde de la Gran Manzana se mostró confiado en que Washington enviará a la brevedad posible recursos elevados para poder actuar en todos los sectores que se vieron afectados con la tormenta, pero al mismo tiempo insistió en que urge analizar a fondo maneras para evitar tragedias con eventuales tormentas similares.

“Nuestros propietarios necesitan la ayuda. Nuestros dueños de negocios lo necesitan. La gente está pasando por un infierno en este momento. Ellos necesitan ayuda (…) Realmente estamos todos juntos en esto”, dijo De Blasio. “Las tormentas nos afectan a todos. Pero lo que tenemos que reconocer es lo repentino, la brutalidad de las tormentas ahora, es diferente. Un récord establecido hace dos semanas, otro récord establecido ahora, lluvias como nunca antes habíamos visto. Esta es la mayor llamada de atención que podríamos recibir. Tendremos que hacer muchas cosas de manera diferente y rápida”.

El mandatario local destacó que a pesar del dolor que significan las víctimas que dejó la tormenta, gracias a las acciones de servicios de socorro y ayuda se logró evitar que la cifra fuera mucho mayor, ya que, según reveló, agencias como FDNY, EMS, NYPD y Environmental Protection, rescataron a cientos de personas afectadas.

Se salvaron muchas vidas gracias a la rápida y valiente respuesta de nuestros socorristas. La gente ayudó desde un tren subterráneo de forma segura. La gente ayudó a salir de un automóvil en el área inundada. Esto sucedió literalmente cientos de veces anoche. Y Dios bendiga a nuestros socorristas que estuvieron allí”.

Nueva York es zona de desastre

El senador de Nueva York Charles Schumer ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas que dejaron las feroces inundaciones y aprovechó para reafirmar que habrá ayuda en camino.

“Imaginen el horror de estar sentado en tu propio apartamento en el sótano, y el agua lo inunda de repente sin previo aviso y luchas por salir, pero no puedes. Es una situación espantosa, espantosa… Desafortunadamente, en Nueva York hemos experimentado demasiadas emergencias en la última década, y lo único que hemos aprendido a través de estas emergencias es cuán fuertes son los neoyorquinos”, dijo el líder de la mayoría del Senado federal. “Haremos todo lo posible para obtener toda la ayuda federal necesaria”.

El senador demócrata advirtió que desde temprano se comunicó con la administradora de FEMA, Deanne Criswell, quien fue comisionada de la agencia de emergencias OEM de la ciudad, para dar pasos de manera inmediata para hacerle frente a los daños.

“Vamos a hacer que Nueva York sea declarada zona de desastre, también se ha hablado con la Casa Blanca. Y eso significará dinero, dinero para propietarios e individuos, dinero para pequeñas empresas que pueden haberse perdido y dinero para nuestra ciudad, estado y otros gobiernos locales por la cantidad de dinero que han tenido que pagar para hacer frente a esta crisis”, dijo Schumer. “Y me aseguraré, como lo hice en el pasado, de que no quede piedra sin remover y de toda la generosidad federal. En el gobierno federal, sabemos que cuando un desastre golpea un área, todo el país se une y ayuda, y eso es lo que vamos a pedir aquí para Nueva York.

El colombiano Alberto Vásquez, vecino del vecindario de la familia de Nepal que murió en Woodside

Queens se lleva la peor parte

El presidente de Queens, Donovan Richards, agradeció los anuncios de ayuda tanto de la Gobernación como de la Alcaldía y el Gobierno federal prometidos para su condado, y aseguró que inversiones hechas previamente en obras de infraestructura en varios puntos de la ciudad, evitaron que la pesadilla del jueves en la madrugada hubiese sido mucho peor.

“Todos los 2.4 millones de residentes de Queens lamentamos profundamente las vidas de los que se perdieron en las primeras horas de la mañana debido a esta catastrófica tormenta. Pero me complace decir que Rosedale y The Rockaways, debido a la inversión de la ciudad, quiero agradecer al Alcalde por su inversión de $2 mil millones, dcir que en el sur de Queens definitivamente vimos mucho, esta vez una historia diferente, producto de esa inversión”, dijo Richards, quien urgió a las autoridades a que se metan más la mano al bolsillo en labores de prevención y trabajo sobre los efectos del clima.

“Sabemos que todavía no es suficiente y por eso estamos aquí hoy. Necesitamos que Washington D.C. se mueva con un nivel de urgencia. Hemos estado aquí antes en el huracán Sandy. Todavía estamos esperando el Plan de Reformulación de Rockaway. Tenemos un plan de Howard Beach”, advirtió el político. “Hay muchas partes de este condado que históricamente se han inundado y solo van a empeorar. Si no abordamos el cambio climático, continuaremos perdiendo vidas no solo en este municipio, sino en todo este país”.

El presidente de Queens también pidió a los neoyorquinos que sufrieron pérdidas materiales en sus hogares y negocios que documenten muy bien todo, para poder hacer sus reclamos.

“He hablado con algunos propietarios de viviendas aquí, he presentado una reclamación ante el Contralor y también con sus compañías de seguros. Sé que muchos residentes luchan con el seguro contra inundaciones, pero estas son algunas cosas clave por hacer”, dijo el antiguo concejal. “Hay mucho trabajo por hacer. No estamos fuera de peligro. Queens necesita ver mucha más inversión en infraestructura. No podemos esperar hasta mañana. Lo necesitamos hoy. Estas vidas podrían haberse salvado si hubiéramos tenido una inversión que solo necesitábamos hace mucho tiempo”.

Sótanos llevaron la peor parte con Tormenta feroz en Nueva York

Datos de la tragedia que dejó la tormenta

  • 12 muertes se han confirmado hasta el momento en la ciudad de Nueva York
  • La mayoría murieron ahogados en sótanos
  • 14 meses de edad tenía la víctima más joven
  • 86 años tenía la víctima mayor
  • 1 hispano de Brooklyn murió por los aguaceros
  • Algunas de las víctimas fueron identificadas como:
  • Roberto Bravo, de 66 años
  • Lobsang Lama, de 14 meses
  • Ang Lama, de 50 años
  • Mingma Sherpa
  • Phamatee Ramskriet, de 43 años
  • Khrishah Ramskriet, de 22 años
  • Darlene Hsu, de 48 años
  • Yue Lian Chen, de 86 años
Tormenta feroz en Nueva York obligó cierre de estaciones del metro