13 gorilas fueron infectados de COVID por un cuidador asintomático del zoológico de Atlanta

Las autoridades de la institución están cuidando a los ejemplares enfermos y los están atendiendo con anticuerpos monoclonales, un tratamiento que ha resultado efectivo en humanos

Los gorilas están siendo tratados con anticuerpos monoclonales.
Los gorilas están siendo tratados con anticuerpos monoclonales.
Foto: Unsplash

Desde el principio de la pandemia diversas investigaciones han revelado que los animales salvajes, tanto en cautiverio como en su hábitat natural, sufren el riesgo de contagiarse con el virus SARS-CoV-2. Desde entonces se han conocido casos de perros, gatos, hurones, visones, entre otras especies, infectados. Ahora, 13 gorilas fueron infectados de COVID por un cuidador del zoológico de Atlanta según informó la institución en un comunicado.

Los miembros del Gorilla Care Team en el zoológico observaron en los primates síntomas como tos, secreción nasal y cambios de apetito, así que practicaron pruebas de hisopos nasales y orales, así como de heces fecales que enviaron al Laboratorio de Diagnóstico Veterinario de Atenas en la Universidad de Georgia. Los resultados fueron “presuntamente positivos”, dice el mensaje. Entre los gorilas enfermos se encuentra Ozzie, un ejemplar que cumplió 60 años en junio pasado.

“Si bien no se puede saber con certeza cómo los gorilas adquirieron el virus, los equipos de cuidado animal y veterinario creen que las infecciones se originaron con un miembro del equipo de cuidado con COVID positivo. El empleado está completamente vacunado, llevaba equipo de protección personal (EPP) y estaba asintomático el día de su presentación en el trabajo”, asegura el comunicado.

Los veterinarios del zoológico, en conjunto con médicos con experiencia en tratamiento de casos de COVID-19 en humanos, están atendiendo a los 13 gorilas infectados con un tratamiento de anticuerpos monoclonales para evitar que desarrollen complicaciones y continúan recolectando muestras para detectar más casos entre la población de primates que habita en el lugar.

Las autoridades del zoológico descartan la posibilidad de que los animales puedan transmitir el virus a los visitantes y viceversa, “los visitantes del zoológico de Atlanta no representan una amenaza de transmisión para los gorilas”, pues existe una distancia suficiente entre las áreas de visitas y los hábitats de los animales.

El despacho del zoológico asegura que los protocolos de seguridad son muy estrictos al trabajar con grandes simios “debido a su susceptibilidad a muchas de las mismas enfermedades que experimentan los humanos, incluido el resfriado común y la influenza”. Sin embargo, aunque el Gorilla Care Team utiliza máscaras y guantes ocurrieron los contagios, por lo que se ha instituido el uso de máscaras N95, trajes Tyvek, protocolos de limpieza modificados y mayor ventilación en el edificio de gorilas.

“Estamos muy preocupados de que ocurrieran estas infecciones, especialmente dado que nuestros protocolos de seguridad al trabajar con grandes simios y otras especies animales susceptibles son, y han sido durante toda la pandemia, extremadamente rigurosos”, señaló Sam Rivera, director Senior de Salud Animal.

El zoológico de Atlanta está a la espera de recibir la vacuna Zoetis, hecha específicamente para animales susceptibles al SARS-CoV-2 y que se ha utilizado en otras instituciones de esta naturaleza en América del Norte.

Lee más: