$2 millones de dólares: compensan a madre que fue golpeada y separada de su bebé por la policía durante disturbios raciales en Filadelfia

Dos agentes fueron despedidos en relación con el ataque a Rickia Young y hay otros 14 miembros del departamento esperando audiencias disciplinarias en la investigación interna del caso, según la oficina del alcalde de Filadelfia

Asesinato Walter Wallace

Manifestantes protestan en Philadelphia en reclamo de justicia por la muerte de Walter Wallace. Crédito: Gabriella Audi | AFP / Getty Images

La alcaldía de Filadelfia acordó pagar $2 millones de dólares como compensación a Rickia Young, madre afroamericana de 28 años que fue sacada de su vehículo, golpeada por la policía y separada de su bebé en octubre de 2020, en medio de los disturbios raciales que vivía la ciudad.

“Ella todavía está lidiando con el trauma, a pesar de que ha pasado casi un año”, dijo a ABC News su abogado, Kevin Mincey. “También está lidiando con el trauma que exhibe su hijo”.

Irónicamente el incidente ocurrió durante protestas contra la brutalidad policial después del tiroteo que mató a Walter Wallace Jr. y que produjeron además violentos saqueos en Filadelfia y Nueva York.

Young, su hijo de 2 años y su sobrino adolescente iban en un auto por el oeste de Filadelfia el 27 de octubre de 2020 cuando se toparon con manifestantes que bloqueaban la calle en un enfrentamiento con la policía. Los agentes ordenaron a Young dar la vuelta, pero cuando ella comenzó a girar el automóvil supuestamente hizo una pausa para no golpear a los manifestantes que pasaban a su lado.

Los abogados de la víctima dijeron que los agentes entonces asaltaron su vehículo, rompieron las ventanas y luego abrieron la puerta, sacaron a Young y al joven de 16 años de sus asientos y comenzaron a golpearlos. Young fue detenida por la policía y le quitaron a su hijo de 2 años. El adolescente no identificado no es parte del acuerdo de $2 millones de dólares.

Young también denunció que la National Fraternal Order of Police (FOP) usó una foto de su bebé después de que se lo quitaron durante el incidente y la colocó en las redes sociales para promover mensajes a favor de los uniformados. La portavoz nacional de FOP, Jessica Cahill, dijo a Associated Press que la publicación se eliminó rápidamente cuando se enteraron de la historia real detrás de la foto.

“Nunca olvidaré lo que esos oficiales nos hicieron esa noche”, dijo Young en una conferencia de prensa el martes. “Espero que los policías responsables nunca más tengan la oportunidad de hacerle algo así a otra persona”.

Young sufrió de hinchazón en la cara y el cuerpo, así como también una inflamación en la tráquea, según sus abogados. La golpiza fue captada por la cámara de un teléfono celular y se volvió viral en línea.

“El comportamiento que ocurrió durante la interacción entre Rickia Young, su sobrino, su hijo y algunos de los oficiales en la escena violó la misión del Departamento de Policía de Filadelfia”, dijo la comisionada Danielle Outlaw en un comunicado.

Dos agentes fueron despedidos en relación con el incidente y hay otros 14 miembros del departamento esperando audiencias disciplinarias como resultado de una investigación interna sobre el caso, según la oficina del alcalde demócrata de Filadelfia, Jim Kenney.

En esta nota

Abuso Policial Filadelfia

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain