Comienza la construcción de la nueva Comisaría 116 de la Policía en el sureste de Queens

El cuartel servirá a los vecindarios de Rosedale, Laurelton, Springfield Gardens y Floral Park, y se espera que sea inaugurado en enero del 2024

El recinto está ubicado estratégicamente dentro de la comunidad para permitir respuestas más rápidas y una vigilancia policial eficaz.
El recinto está ubicado estratégicamente dentro de la comunidad para permitir respuestas más rápidas y una vigilancia policial eficaz.
Foto: AFP / Getty Images

El sureste de Queens luchó duro para hacer posible este día y este vecindario merece una vigilancia policial receptiva y centrada en la comunidad. Eso es lo que ofrecerá este nuevo recinto”. Con esas palabras el alcalde Bill de Blasio destacó este lunes la construcción en el sureste de Queens de la nueva Comisaría 116 del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD).

Junto a líderes comunitarios y altos oficiales de la Uniformada, el mandatario municipal indicó que este será el primer nuevo precinto policial que se construya en la ciudad de Nueva York desde el 2013, y destacó que se había logrado gracias a décadas de trabajo y activismo de grupos y miembros de la comunidad.  

“Estoy orgulloso de todos los activistas que lucharon para hacer oír su voz y agradezco a todos los líderes que defendieron una nueva era de seguridad pública en Queens”, enfatizó el Alcalde, en compañía de la jefa de Patrulleros del NYPD Juanita Holmes y el jefe de Asuntos Comunitarios del NYPD Jeffrey Maddrey.

El cuartel, que estará ubicado en el 244-04 Norte de la avenida Conduit y servirá a los vecindarios de Rosedale, Laurelton, Springfield Gardens y Floral Park, será completado e inaugurado en enero del 2024. Anteriormente ese sector era atendido por un solo precinto que funciona en un tramo de varias cuadras que se extienden por 265 millas desde Middle Village hasta el Aeropuerto Kennedy.

El presidente del condado de Queens Donovan Richards Jr. también reconoció el trabajo de la comunidad para lograr que se hiciera realidad esta nueva comisaría al decir: “El precinto 116 está abierto hoy gracias a la defensa de los residentes de la mano del Departamento de Policía de Nueva York. Este recinto será una prueba viviente del éxito de la policía comunitaria al tiempo que garantiza la calidad de vida y la seguridad pública, especialmente con un tiempo de respuesta mejorado anticipado”.

Entre tanto, el comisionado de Policía Dermot Shea también resaltó que este nuevo recinto policial fue concebido por las mismas comunidades del sureste de Queens.

“Fue forjado y diseñado como un reflejo de su mejor visión para la seguridad pública efectiva y, afortunadamente, ahora se está realizando después de décadas de arduo trabajo e inspiración”, exclamó el máximo jefe de la Uniformada, agregando que el NYPD “resalta este momento por las oportunidades que nos brinda esta instalación de primer nivel para ayudar a profundizar nuestras conexiones con la comunidad y servir mejor a las personas que viven en los vecindarios que cubrirá”.

“El cuartel 116 está diseñado para ser una parte integral del vecindario con un espacio para reuniones comunitarias y una nueva plaza pública”, dijo Jamie Torres-Springer, comisionado del Departamento de Diseño y Construcción de la Ciudad (DDC). “Esperamos completar esta nueva e importante pieza de infraestructura cívica”.

 Detalles de la construcción

La construcción del edificio de $78 millones comenzó el mes pasado y se prevé que se complete en enero de 2024. El DDC está administrando el diseño y la construcción para el Departamento de Policía de Nueva York.

El costo total del proyecto es de $104.8 millones.

La nueva instalación de 48,410 pies cuadrados ha sido diseñada con una sala de reuniones comunitaria en el primer piso, con una entrada dedicada desde el frente del edificio, para permitir que los miembros del vecindario se relacionen con el recinto de una manera que fortalezca la conciencia y el compromiso del NYPD con el plan de policia comunitaria.

El recinto está ubicado estratégicamente dentro de la comunidad para permitir respuestas más rápidas y una vigilancia policial eficaz.

El estacionamiento del recinto se ha ubicado en la parte trasera del edificio, lo que acerca el nuevo recinto a la calle y protege el carácter residencial del vecindario. Se ubicará un segundo estacionamiento frente al Cuartel 105 que está anexo. Una plaza pública que conduce al tren de Long Island (LIRR) ocupará el área occidental con bancos, una estación de llenado de agua, estantes para bicicletas y un nuevo paisaje.