El 30 de septiembre es día clave para el proyecto de $1.2 billones de Biden en el Congreso

Apenas la Cámara de Representantes apruebe el plan del presidente, éste firmaría el proyecto de ley para su aplicación y comenzaría a avanzar en sus planes económicos, luego de un estancamiento que le ha costado la aprobación de los estadounidenses

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), dijo que el jueves se aprobaría el proyecto de ley de infraestructura de $1.2 billones de dólares, el último paso para ser enviada al presidente Joe Biden para su firma.

Pelosi descartó que sea antes de ese día cuando se aborde la legislación en el pleno, en medio de las negociaciones por cambios al paquete económico social de $3.5 billones de dólares, estancado por varias razones, incluida la integración de un plan para otorgar la ciudadanía a millones de indocumentados.

Sin embargo, las negociaciones más complicadas son sobre el monto, el cual podría reducirse, pero no hay una cifra perfilada. Es el senador Joe Manchin (West Virginia), quien ha empujado ese ajuste, pues ha dicho que no apoyara una ley con “ese monto”.

“Ahora estamos trabajando junto con el Senado y la Casa Blanca en cambios a esta legislación histórica”, dijo Pelosi en ABC News este domingo. “La votaremos el jueves 30 de septiembre”.

Este lunes, los congresistas iniciaron el debate económico, donde también está contemplado el plan para ampliar los fondos para evitar el cierre de Gobierno.

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer (Nueva Yorks), avanza también en la discusión sobre los fondos para evitar el cierre de gobierno, pero advirtió que los republicanos están en contra.

“Después de hoy, no habrá duda de qué partido en esta cámara está trabajando para resolver los problemas que enfrenta nuestro país y qué partido nos está acelerando hacia un desastre innecesario y evitable”, consideró Schumer.

Según el líder demócrata, todos sus colegas “harán lo responsable, lo correcto” sobre este plan.

“Si los republicanos cumplen con sus planes de votar no, se dejará constancia de que sabotean deliberadamente la capacidad de nuestro país para pagar las facturas y probablemente causen el primer incumplimiento en la historia de Estados Unidos”, consideró.