Greyhound pagará $2.2 millones a inmigrantes acosados por ‘La Migra’ en autobuses

Greyhound logró acuerdo tras una demanda en el estado de Washington por permitir a agentes migratorios revisar a los pasajeros, pero sobre todo por no avisar a sus clientes de su política

Aunque no podrán subir a autobuses de Greyhound, es posible que agentes de CBP revisen a personas en zonas aledañas.
Aunque no podrán subir a autobuses de Greyhound, es posible que agentes de CBP revisen a personas en zonas aledañas.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Greyhound Lines Inc. pagará $2.2 millones de dólares para resolver una demanda por permitir a oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) aborden sus autobuses en el estado de Washington para realizar redadas de inmigración sin orden judicial.

La decisión de la empresa se dio luego de que la queja en su contra determinara que la compañía de autobuses no advirtió a los clientes sobre las revisiones de agentes migratorios.

También se indica que la empresa tergiversó su papel al permitir que ocurrieran las revisiones de los pasajeros, además de que su política dio paso a discriminación sobre el color de la piel o el origen de las personas, dijo el fiscal general Bob Ferguson.

Con los $2.2 millones que para la empresa se buscará restituir el daño a los pasajeros que fueron detenidos, arrestados o deportados.

El fiscal Ferguson dijo que la cantidad para cada persona dependerá de la cantidad de reclamos y la gravedad del daño.

Agregó que Greyhound tiene la obligación con sus clientes de ofrecerles seguridad y no permitir las revisiones aleatorias.

Además del pago, la empresa deberá crear una política para evitar que agentes de CBP puedan abordar los autobuses, aunque no puede evitarles que hagan revisiones alrededor de los puntos de ascenso, debido a que la ley permite a esos oficiales acciones no más allá de 100 millas de las fronteras.