Miles de niños “desaparecidos” en Nueva York: 180,000 alumnos no se han presentado a clases tras la pandemia, según sindicato de maestros

Miles de alumnos no han vuelto a las aulas públicas de NYC tras reiniciarse las clases presenciales. ¿Dónde están esos niños? ¿Son parte del éxodo poblacional que se aceleró durante la pandemia, son víctimas de negligencia en el hogar, o sus padres no los envían a las aulas por miedo al COVID?

Denuncian alto ausentismo escolar en NYC.
Denuncian alto ausentismo escolar en NYC.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Unos 180,000 alumnos no han vuelto a las aulas de las escuelas públicas de Nueva York tras reiniciarse las clases presenciales con mascarilla el mes pasado, según la Federación Unida de Maestros (UFT), el poderoso sindicato que representa al distrito escolar más grande del país.

La gran pregunta es, ¿dónde están esos niños? ¿Son parte del éxodo poblacional que se aceleró en Nueva York durante la pandemia o simplemente sus padres no los envían a las aulas por miedo a contagios del coronavirus? Muchos maestros han optado por no vacunarse, entre exenciones y batallas judiciales.

De momento, el Departamento de Educación de la ciudad (DOE) no ha confirmado las cifras actuales de asistencia escolar. “Comuníquese con todos los estudiantes ausentes todos los días”, instruyó el DOE a los directores la semana pasada en un memorando obtenido por New York Post.

Se les pedía a las escuelas que hicieran un seguimiento diario de cada niño “desaparecido” hasta que determinaran la razón por la que no han asistido ni un solo día o están acudiendo con irregularidad. “El acercamiento a las familias puede incluir llamadas telefónicas, mensajes de texto, cartas y, cuando sea posible, visitas domiciliarias”, según el memo.

En otra misiva urgente, los directores dijeron al personal que todas las escuelas con más del 20% de estudiantes ausentes recibirán visitas semanales de los superiores del DOE, un hecho temido. “No podemos continuar en esta dirección”, advirtió un administrador que no quiso dar su nombre.

Mark Treyger, presidente del comité de educación del Concejo Municipal, dijo que había escuchado a través de contactos que unos 150,000 estudiantes “no han entrado en un edificio” escolar desde que comenzaron las clases el 13 de septiembre, sin opción remota.

“¿Eso suena bien?” le preguntó en una audiencia el concejal Treyger a LaShawn Robinson, vicecanciller de bienestar del DOE. La funcionaria dijo que esa cifra era “extraoficial, lejos de ser precisa”, pero no dio un número mejor. “Estamos enfocados en cada estudiante, todos los días”, comentó.

Treyger, quien ha instado al DOE a ofrecer a las familias una opción de instrucción remota, también chocó contra una pared de ladrillos cuando le preguntó al primer vicecanciller Donald Conyers cuántos estudiantes asisten actualmente a las escuelas de la ciudad. “No tengo ese número para darle”, respondió el segundo al mando del DOE tras la canciller Meisha Ross Porter, quien no testificó.

En la misma audiencia, Michael Mulgrew, presidente del sindicato UFT, dijo que cree que es posible que hasta 180,000 niños de la ciudad no hayan asistido a la escuela y pidió mayores esfuerzos para llegar a ellos. Y atacando la supuesta falta de transparencia del DOE, acusó: “Tienen una cifra de asistencia todos los días. Saben cuántos niños no se presentaron. Están ocultando esto”.

La ansiedad aún vigente por el COVID-19 es, al menos en parte, la culpa de que los estudiantes falten a la escuela, dijo un maestro de Brooklyn. “Los padres mantienen a los niños en casa durante mucho tiempo en cuarentena no oficial… No les importan las reglas de cuarentena del DOE”.

Después de la audiencia, el DOE nuevamente se negó a revelar la cantidad bruta de estudiantes matriculados actualmente en sus 1,600 escuelas públicas de NYC. La ciudad reportó un total de 955,490 niños desde pre kinder hasta la escuela secundaria en el otoño de 2020. Eso implicó una pérdida de 46,711 alumnos desde 2019, según la Oficina de Presupuesto Independiente (IBO).

Y la inscripción puede haber disminuido aún más durante el turbulento año escolar 2020-21, cuando dos tercios de los estudiantes fueron instruidos de forma remota y la asistencia en persona fue baja. El portavoz del DOE, Nathaniel Styer, prometió que la agencia dará algunas respuestas actualizadas pronto.

El ausentismo escolar activa además las alarmas de posibles casos de negligencia y/o violencia doméstica, luego de una racha de muertes de niños en hogares de NYC en los últimos meses. Al no ir a clases, se hace más difícil para los maestros detectar posibles abusos en los alumnos.