Sacan esposada de hospital en Florida a madre que se negó a abandonar la cama donde yacía su hija con parálisis corporal

“Yo no podía estar tranquila con mi consciencia y mi buen corazón si la dejaba en la cama sin saber cómo iba a pasar la noche por su cuenta", indicó Lynn Savage, quien fue arrestada en el UF Health North, en Jacksonville

Una paciente en la unidad de cuidado intensivo en un hospital en Roma, Italia.
Una paciente en la unidad de cuidado intensivo en un hospital en Roma, Italia.
Foto: ALBERTO PIZZOLI / AFP / Getty Images

Una madre fue arrestada en Florida luego de que se negara a abandonar la cama de hospital en la que se encontraba su hija operada del cerebro.

Lynn Savage, de 70 años, fue detenida bajo cargos de allanamiento por no cumplir con las reglas de visita del UF Health North, en Jacksonville.

La mujer dijo a WKRC que no se arrepiente de que haya hecho que las autoridades la sacaran del lugar esposada.

Yo no podía estar tranquila con mi consciencia y mi buen corazón si la dejaba en la cama sin saber cómo iba a pasar la noche por su cuenta”, indicó la mujer al medio.

La fecha en que fue sacada a la fuerza, la madre había permanecido en el centro médico desde las 6:30 para servir de intérprete de su hija quien no habla y tiene el lado derecho del cuerpo paralizado debido a un ataque cardiaco.

Hubo un momento, después de la intervención quirúrgica, en que el médico le pidió a Savage que pasara a la unidad de cuidado intensivo en la que se encuentra su hija para calmarla.

“Tan pronto yo me acerqué a la cama, ella estaba bien”, recordó la entrevistada.

Pero, cuando el periodo de visitas acabó a las 7 p.m., una enfermera le dijo a Savage que tenía que irse.

“Yo dije, ‘yo no me voy. Yo me quiero quedar aquí con mi hija. ¿Puedes llamar al doctor?, porque el doctor era el que me quería aquí al lado de ella”, contó la madre.

“Y dijo que no, que ellos no pueden hacer eso. Que las reglas por COVID dicen que las visitas acaban a las 7 p.m. y que me tenía que ir”, continuó la mujer.  

Seguidamente, oficiales de seguridad llegaron a la habitación y le pidieron que se fuera.

“Ellos fueron también muy amables. Ellos seguían tratando de que yo me fuera y yo dije, ‘no me voy'”, agregó la fémina.

Luego de varias horas de negarse a abandonar el espacio, la mujer fue arrestada y trasladada a prisión donde pasó aproximadamente un día.

“Yo estaba aterrorizada, pero yo prefería estar allí en lugar de vivir con el hecho de haber abandonado a mi hija”, aseguró.

“Yo me mantengo en mis acciones 100%”, puntualizó.

En declaraciones escritas, el hospital justificó la decisión de negarle a la mujer la permanencia en el lugar.

“Como otras organizaciones de cuidado de salud en todo el país, nosotros hemos establecido políticas para proteger a todos del virus de la COVID-19, incluyendo pacientes, visitantes y personal”, indicó la entidad.

“Información sobre las limitaciones de visitas está colocada en áreas visibles para esos que entran a nuestras instalaciones”,  agregó el hospital.

Te puede interesar:

Hospital en Ohio cancela donación de hígado a paciente con cáncer terminal porque ni paciente ni donante están vacunadas contra la COVID-19