Pandilleros en Haití piden $17 millones por liberación de misioneros estadounidenses secuestrados

Entre las víctimas se encuentra un bebé de 8 meses y otros dos niños de 3 y 6 años, así como dos adolescentes de 14 y 15; el grupo fue secuestrado el sábado por miembros de "400 Mawozo" luego de una visita a una orfanato en Croix-des-Bouquets, un suburbio al noreste de la capital Puerto Príncipe

Los secuestros en Haití han incrementado en los pasados meses debido a la crisis política y económica que afecta el país tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.
Los secuestros en Haití han incrementado en los pasados meses debido a la crisis política y económica que afecta el país tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.
Foto: RICHARD PIERRIN / AFP / Getty Images

Los pandilleros que mantienen secuestrados a un grupo de 16 estadounidenses y un canadiense en Haití piden una recompensa de $17 millones de dólares o $1 millón por cada uno de los cautivos, dijo un oficial de ese país este lunes según citado por el Wall Street Journal.

El grupo de misioneros fue secuestrado el sábado por miembros de “400 Mawozo” luego de una visita a una orfanato en Croix-des-Bouquets, un suburbio al noreste de la capital Puerto Príncipe.

El ministro de Justicia haitiano, Liszt Quitel, dijo que los visitantes se encuentran en una casa en poder de los integrantes del grupo.

Los extranjeros están afiliados a la entidad Christian Aid Ministries de Ohio, que confirmó el secuestro el domingo.

El grupo de secuestradores está compuesto por cinco hombres, siete mujeres y cinco menores.

Entre las víctimas encuentra un bebé de 8 meses y otros dos de 3 y 6 años, así como dos adolescentes de 14 y 15.  

La policía de Haití y personal del Buró Federal de Investigaciones (FBI) anticiparon que las negociaciones para la liberación de las personas podría extenderse por semanas.

Dan Hooley, un exdirector de campo Christian Aid Ministries in Haiti, señaló a CNN que se cree que todos los secuestrados fueron ubicados en un mismo auto, y que algunos pudieron contactar al director local de la organización antes de que se los llevaran.

“Un par de compañeros inmediatamente mensajearon al director y le dijeron lo que estaba pasando. Y uno de ellos pudo enviar una localización, y eso fue lo último que supimos hasta que los secuestradores los contactaron un día después”, relató Hooley.  

El rapto es parte de una cadena de actos de este tipo que se ha agravado en medio de la crisis política y económica en el país caribeño tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

Poco antes del secuestro de los misioneros, una unión de transportistas convocó a paro indefinido de labores a partir del lunes para protestar por el incremento en las privaciones de libertad, entre otros asuntos.

El bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el exterior es una de las más altas prioridades  del Departamento de Estado. Nosotros hemos estado en contacto regular con las autoridades sénior en Haití y seguiremos trabajando con ellos y socios interagenciales”, dijo un portavoz  de esa agencia.

El aumento de los secuestros en Haití se le atribuyen principalmente a 400 Mawozo, según la organización sin fines de lucro Center for Analysis and Research for Human Rights (CARDH).

Por los pasados tres años, la banda se ha reforzado con unos 150 miembros. Mayoritariamente, estos operan en Croix des Bouquets.

Los secuestros para pedir rescate son una actividad característica del grupo. Una fuente familiarizada con el tema indicó a CNN que este año, los integrantes han secuestrado decenas de personas, incluyendo extranjeros, en algunos casos mientras viajaban en autobuses o carros.

CARDH indicó que el incremento en secuestros desde julio pasado ha sido de casi 300%.