Siete arrestados por fraudes con “citas de amor” y lavado de dinero entre Nueva Jersey y África

Siete hombres fueron arrestados en Suráfrica y están pendientes de ser extraditados a EE.UU. Se les acusa de que durante años estafaron a víctimas usando alias para establecer relaciones afectivas y pedir dinero

A través de internet se puede hacer todo tipo de transacciones.
A través de internet se puede hacer todo tipo de transacciones.
Foto: LOU BENOIST / AFP / Getty Images

Siete inmigrantes fueron arrestados y otro más está prófugo en relación con fraudes de negocios y “romance” en línea durante varios años entre Sudáfrica y EE.UU.

Perry Osagiede (52), Enorense Izevbigie (45), Franklyn Edosa Osagiede (37), Osariemen Eric Clement (35), Collins Owhofasa Otughwor (37), Musa Mudashiru (33) y Toritseju Gabriel Otubu (41), todos originarios de Nigeria, fueron acusados de conspiración de fraude electrónico y lavado de dinero, delitos cometidos de 2011 a 2021. Algunos también enfrentan cargos ​​de robo de identidad agravado, dijo la fiscalía.

Fueron arrestados en Suráfrica y están pendientes de ser extraditados a EE.UU. Un octavo hombre, que no fue identificado, permanece prófugo.

Siete de los señalados son líderes de “Cape Town Zone of the Neo Black Movement of Africa”, grupo también conocido como “Black Axe”, detalló la fiscal estadounidense Rachael A. Honig.

Según los funcionarios, los sospechosos trabajaron juntos desde Cape Town (Sudáfrica) y participaron en un fraude generalizado en Internet que involucró estafas románticas y de dinero, durante varios años.

Utilizaron cuentas de redes sociales, sitios de citas en línea y números de teléfono con protocolo de voz para encontrar y hablar con víctimas en Estados Unidos. Las personas involucradas en las estafas románticas de los sospechosos creían que tenían relaciones afectivas con alguien y enviaban dinero y artículos al extranjero.

Los conspiradores utilizaban las cuentas bancarias de las víctimas para transferir dinero. Durante varios casos, las convencieron de que abrieran cuentas financieras en Estados Unidos que los sospechosos podrían usar ellos mismos desde el exterior. También trabajaron para lavar dinero de correo electrónico comercial para disfrazar la naturaleza ilegal de los fondos.

Quien crea que puede haber sido víctima de un caso parecido puede visitar esta sección del portal del Departamento de Justicia para reportarlo. Allí también puede revisarse la lista de alias y nombres falsos usados por los acusados.