Médico latino procesado en tres estados enfrenta acusación federal como “abusador sexual en serie”; su esposa pediatra lo apoya

El Dr. Ricardo Cruciani enfrenta cargos por violar a pacientes en Nueva York, NJ y Pensilvania. "El supuesto patrón de abuso en este caso es escandaloso", dijo el fiscal del Distrito Sur de NY, Damian Williams

Ricardo Cruciani.
Ricardo Cruciani.
Foto: Philadelphia Police Department / Cortesía

Dr. Ricardo Cruciani, un neurólogo de origen argentino que ya enfrentaba cargos por violar a pacientes en Nueva York y Nueva Jersey, fue arrestado el miércoles bajo nuevos cargos federales, alegando que era un abusador sexual en serie de mujeres que acudieron a él en busca de ayuda con un dolor crónico debilitante.

Una acusación formal dijo que el Dr. Cruciani (63), que se especializó en síndromes de dolor raros, abusó de varios pacientes durante 15 años en sus oficinas en la ciudad de Nueva York, Filadelfia y Hopewell (NJ).

Según la acusación, atacaba a pacientes mujeres que dependían de él para la atención y las recetas de opioides adictivos, convirtiendo los masajes y abrazos en ataques físicos gradualmente más invasivos y demandas sexuales.

Si ciertas víctimas se negaban a participar en actos sexuales, él tomaba represalias remitiéndolas a otro proveedor médico que no prescribiría las mismas combinaciones o cantidades de calmantes, según la acusación.

El supuesto patrón de abuso en este caso es escandaloso”, dijo en un comunicado de prensa el fiscal del Distrito Sur de NY, Damian Williams. “Los médicos como el acusado prestan juramento de no hacer daño. Es difícil imaginar una conducta más anatema a ese juramento que explotar la vulnerabilidad de los pacientes para abusar sexualmente de ellos”.

“La conducta sexual abusiva incluyó, entre otras cosas, besos forzosos, tocar los senos y genitales de las víctimas, actos sexuales orales, relaciones sexuales vaginales e intentos de relaciones sexuales anales”, enunció la fiscalía.

Un abogado de Cruciani no respondió de inmediato a un mensaje en busca de comentarios. El acusado, quien vive en Wynnewood (Pensilvania), fue arrestado el miércoles por la mañana en Pocono Pines. Su esposa, la pediatra argentina Nora Esteban, lo ha apoyado en todo momento.

Cruciani ya estaba bajo varias condiciones, incluida la detención domiciliaria con control de ubicación, la entrega de documentos de viaje y una fianza de $2 millones de dólares, detalló NBC News.

Los cargos federales siguen a años de quejas públicas por parte de las acusadoras de Cruciani, alegando que las autoridades en algunos lugares no se estaban tomando en serio sus delitos, particularmente en Filadelfia, donde ya se declaró culpable de delitos relativamente menores que involucran a siete pacientes.

Cruciani perdió su licencia para ejercer la medicina y se tuvo que registrar como ofensor sexual tras declararse culpable en Pensilvania en 2018. Adicionalmente, más de una docena de mujeres estaban demandando a Cruciani y a los sistemas de salud que lo emplearon.

Los fiscales en Nueva York piden a cualquier otra víctima de Cruciani reportar el caso llamando al (646) 372-0364.