Investigan si trabajadores de saneamiento de NYC retrasan la recolección de basura en protesta por el mandato de vacunas contra el COVID-19

El plazo de los empleados municipales para inyectarse se vence el viernes a las 5 de la tarde. Mientras, el sindicato de NYPD trata de bloquear la medida en tribunales

Desde el pasado fin de semana los desperdicios se acumulan más de lo normal en algunos vecindarios como Harlem.
Desde el pasado fin de semana los desperdicios se acumulan más de lo normal en algunos vecindarios como Harlem.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

En la calle 139 con la Avenida Edgecombe en Harlem una inusual “montaña” de basura a las 11:35 de la mañana de este martes, casi ni dejaba caminar por la acera a los transeúntes. La misma imagen se repite en otros puntos de la Gran Manzana cuando las quejas empezaron a crecer desde el pasado fin de semana: !algo anda mal con el servicio de recolección de desechos y reciclaje!

“Tratamos de tener la basura adentro lo más que se pueda, pero llega el momento en que la tienes que sacar sino el olor es insoportable en el edificio”, contó Santiago Orestes, un cubano que es ‘super’ en un edificio de este vecindario de Manhattan.

Santiago no recuerda ni siquiera durante los días más duros de la crisis del COVID-19 que los camiones del Departamento de Saneamiento de la ciudad de Nueva York (DSNY) se dilataran hasta 48 horas en recoger las bolsas de basura, un hecho que está inquietando también a las autoridades de la Ciudad, quienes investigan si se trata de una “lentitud programada” o una “protesta silenciosa”, ante el mandato de vacunación a los empleados públicos.

En un comunicado divulgado este martes, Joshua Goodman, comisionado asistente de DSNY confirmó que tienen reportes de que algunos residentes están experimentando retrasos en los cinco condados.

“Estas personas pueden dejar su material fuera: 9,500 empleados de DSNY trabajan para recolectar 12.000 toneladas de basura y reciclar cada día, en cada parte de la ciudad, y vamos a continuar nuestros programas de saneamiento tan pronto como sea posible, tan rápido como podamos “, informó.

Abren investigación

Fuentes de DSNY dijeron a El Diario que solo están investigando si existe una “desaleceración” intencional, pero que invierten todas sus energías en cumplir con los cronogramas de saneamiento, especialmente en los vecindarios en donde los residentes han denunciado fallas.

En el centro de Manhattan algunos cúmulos de material de reciclaje se acumularon de manera poco usual desde el pasado domingo, en algunas calles residenciales, mientras que medios locales reportaban situaciones peores en el sur de Brooklyn y en Staten Island.

En efecto, los trabajadores de saneamiento de la Gran Manzana tienen hasta el próximo viernes a las 5 de la tarde para estar vacunados contra el COVID-19, al igual que todos los empleados municipales, incluyendo bomberos y oficiales del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD).

De no mostrar su prueba de la inyección, el 1 de noviembre serán suspendidos sin goce de sueldo.

En el caso específico de la fuerza laboral que trabaja garantizando la recolección de desechos, la Ciudad pondera que la tasa de inmunización alcanza el 64%, por lo cual sería difícil por ahora corroborar la hipótesis que más de un 30%, que hasta ahora no se ha vacunado, es un contrapeso a los planes del manejo de desperdicios de la ciudad que produce más basura en el mundo.

Un día de amenaza de tormenta pero también de problemas de saneamiento en el Alto Manhattan. Así lucían algunos puntos del Bulevar Frederick Douglas en Harlem este martes a las 11 de la mañana.

Sindicatos van a tribunales

Por otro lado, el descontento por el mandato de la vacuna no es un hecho oculto, luego que centenares de trabajadores de las diferentes agencias de la Ciudad se concentraron este lunes en el Puente de Brooklyn para rechazar la medida y cuando la Asociación de Benevolencia de la Policía (PBA) trata de frenar con una medida judicial la orden del Alcalde Bill de Blasio.

A la fecha, se calcula que por lo menos 43,000 empleados, de los 300,000 que dependen de la Alcaldía de la ciudad de Nueva York, todavía no se han inoculado. 

El sindicato que representa a unos 55,000 agentes activos y retirados de la NYPD presentó una demanda en la Corte Suprema del Estado de Nueva York en Staten Island el pasado 25 de octubre, alegando que el mandato que entra en vigor a finales de esta semana viola el “derecho a la integridad física de los agentes”.

Por su parte, Patrick Lynch presidente de PBA anunció que también presentarán una solicitud para una orden de restricción temporal pidiendo al tribunal que prohíba a la Ciudad y al NYPD implementar el mandato mientras la demanda esté pendiente.

Este sindicato sostiene en su demanda que muchos de sus oficiales habían desarrollado una “inmunidad natural”, debido a que se contagiaron y superaron la infección del COVID-19.

“La Ciudad amenaza con imponer a la policía una arbitraria y caprichosa vacuna,  una orden mucho más amplia y coercitiva que las medidas adoptadas por el gobierno federal y otras ciudades”, puntualiza la demanda.

El otro argumento de la PBA, manifiesto en la querella, es que el mandato no era necesario para los oficiales de la Uniformada porque pasan gran parte de su tiempo al aire libre. 

Medidas judiciales similares, sin éxito, interpusieron sindicatos de los trabajadores de la educación, el primer sector gremial en donde la inoculación contra el coronavirus se consideró mandatoria desde el pasado mes de agosto.

En este sentido, un portavoz del Departamento Legal de la Ciudad calcula que la demanda de la PBA no logrará su objetivo.

“Todos los esfuerzos para detener los mandatos de vacunas han fallado en los tribunales, y creemos que esta demanda de la PBA correrá la misma suerte. Los mandatos de vacunas son legales y mantienen seguros a los neoyorquinos. Revisaremos el caso “, dijo la fuente.

!Es hasta el viernes y punto!

Ante las presiones de grupos sindicales, de por lo menos posponer la fecha de la medida, el Alcalde De Blasio enfatizó que no habrá cambios en la política de obligatoriedad de la vacunación.

“La gran mayoría de la gente ha decidido que esto es lo correcto”, acotó De Blasio, señalando que el 85% de los neoyorquinos han recibido al menos la primera dosis de la vacuna COVID-19. 

El mandatario municipal además sentenció que no habrá tregua: Vamos a ser muy claros y coherentes, al igual que lo hicimos con los trabajadores de la salud, al igual que lo hicimos con los empleados de educación, tienes hasta el viernes a las cinco en punto. Si opta por no vacunarse, se va de licencia sin goce de sueldo.

El Alcalde instó este martes a todos los alcaldes, a todos los gobernadores a adoptar mandatos similares.

“Trabajan, funcionan, miren el enorme impacto desde que anunciamos estas políticas, los niveles de contagio de coronavirus han bajado, punto”. 

El otro punto que entra en el aro de la polémica de esta medida es que la Alcaldía ofreció un incentivo de $500 para que los trabajadores de la Ciudad se inyecten. Ahora, varios sindicatos exigen pagos atrasados ​​para quienes ya se inmunizaron antes, sin una bonificación.

Trabajadores de la Ciudad ya vacunados:

  • 70% del total de los trabajadores municipales de la ciudad de Nueva York ya ha recibido al menos una dosis de los fármacos disponibles contra el COVID-19.
  • 71% de los oficiales y masa laboral de NYPD ya ha sido inmunizada.
  • 62% de los empleados del Departamento de Saneamiento de NYC tiene al menos una dosis de las vacunas disponibles.
  • 60% de los bomberos de la Gran Manzana se han inyectado contra el coronavirus.
  • 51% de los trabajadores del Departamento de Correcciones (DOC) se incorporó al plan de inmunización.
  • $23 millones en el incentivo de $500 que no se ofreció a los trabajadores escolares y de salud, que invierte la Ciudad en motivar a los trabajadores que hasta ahora han optado por no vacunarse.