Amarran a adolescente por estar “poseído” tras jugar videojuego “Free Fire”

Un joven hondureño de 16 años comenzó a comportarse de forma extraña tras jugar "Free Fire" y sus familiares creyeron que estaba poseído. No es la primera vez que el videojuego está en medio de la polémica

Familiares y vecinos inmovilizaron al adolescente "poseído" para que no causara daños.
Familiares y vecinos inmovilizaron al adolescente "poseído" para que no causara daños.
Foto: Shutterstock

Mucho se ha analizado el impacto que pueden tener los videojuegos, sobre todo en menores y adolescentes debido a que estos pueden volverse sumamente adictivos y algunos de ellos son claros incitadores de violencia, que en muchas ocasiones, estos actos se llevan a cabo en la vida real.

Sobre el tema, una situación relacionada con adolescentes y videojuegos pareciera que se salió de control hace unos días en un hogar en la comunidad de Salamá, en Honduras, en donde varios medios locales reportaron que pobladores del lugar decidieron amarrar a un joven de 15 años, ya que según ellos estaba “poseído por el demonio” tras jugar el videojuego llamado “Free Fire”.

Según informó Diario Tiempo, familiares y vecinos de este chico lo inmovilizaron con ayuda de cuerdas para que no pudiera lastimar a nadie y luego comenzaron a rezar a su alrededor, con la intención de “sacarle el diablo” que llevaba consigo.

Varias personas que participaron en el ritual captaron el momento en video, mismos que se volvieron virales en redes sociales.

En el video que aquí compartimos se puede escuchar al adolescente diciendo algunas palabras, con un tono de voz extraña, retorciéndose en el piso. Según sus padres, este terrorífico episodio se presentó luego de que su hijo jugara por varias horas “Free Fire”.

Más polémica en torno al videojuego “Free Fire”

No es la primera vez que “Free Fire” está en boca de todos, pues en mayo de 2021 salió a la luz un supuesto caso de otro adolescente de 16 años el cual habría muerto tras desarrollar adicción a dicho videojuego.

Según la madre de este chico, su hijo comenzó a presentar cambios de conducta cuando comenzó a jugarlo, mostrándose sumamente agresivo; además perdió el apetito y sentía muchas molestias en sus ojos. Preocupada, lo ingresó a un “centro de rehabilitación” para que “se curara”, pero 11 días después los encargados del lugar les informaron que el joven había fallecido.

También en Guatemala se supo del caso de un adolescente que comenzó a ser sonámbulo luego de jugar durante varias horas al día “Free Fire” y mientras estaba dormido, simulaba escenas del videojuego.

Te puede interesar:

* Niño roba $1,500 para gastarlos en jugar Fortnite
* Un hombre usó un préstamo COVID-19 para comprar una tarjeta Pokémon de $57,000 dólares
* ¿Es igual la adicción al teléfono celular que a las drogas? Experto responde