Latina baleada paseando a su bebé se quiere marchar: “Nadie pueda sentirse seguro en ningún lugar de Nueva York, es una locura”

“Yo podría haber muerto. Mi hija podría haber sido asesinada”, dijo en español Tatiana Guzmán tras ser herida en el muslo por una bala perdida. "Es una locura cómo las personas equivocadas tienen armas en sus manos. Nueva York ya no es segura… Estoy pensando en mudarme".

Escena del crimen: West 225th St, Bronx, NYC.
Escena del crimen: West 225th St, Bronx, NYC.
Foto: Google Maps

Tatiana Guzmán, joven madre que fue alcanzada por una bala perdida mientras paseaba con el coche de su bebé en una calle concurrida del Bronx, salvó su vida, pero ahora tiene miedo de seguir viviendo en la violenta Nueva York.

Milagrosamente Guzmán (28) sólo fue alcanzada en el muslo y no en una zona vital de su cuerpo durante el tiroteo que se desarrolló el jueves poco antes de las 6 p.m. en la intersección de Broadway y West 225th Street, frente al restaurante “China Wang” y cerca del estación del Metro 1, en el vecindario Marble Hill. Su hija de dos años resultó ilesa.

Guzmán, asistente de salud en el hogar, caminaba a casa después de comprar unos pañales. “Yo podría haber muerto. Mi hija podría haber sido asesinada”, dijo Guzmán ayer al New York Post hablando en español, traducida por un miembro de su familia. No quiso mostrar su rostro a las cámaras del periódico.

“Había gente alrededor, más gente podría haber resultado herida”, añadió. Dijo que no vio quién disparó el arma o de qué dirección vino la bala. “Sentí que algo me golpeaba. Sólo sostuve mi pierna. Sentí dolor. Me dolió. No vi sangre ”, recordó Guzmán.

Imágenes de vigilancia obtenidas por CBS2 muestran a unos transeúntes apartándose del camino y a alguien corriendo por la cuadra segundos antes de que Guzmán fuese herida en la concurrida acera. El video muestra a la madre herida reaccionando con dolor y al mismo tiempo revisando a su bebé, pidiendo ayuda en la acera y usando su teléfono celular. Al final, dos se personas la auxiliaron, llevándola hasta un automóvil y de allí al hospital.

Ya en casa, agregó que ha encontrado fuerza al saber que “mi bebé no resultó herida”, pero que le preocupa la ola de tiroteos que ha afectado al Bronx y toda la ciudad este año: “Es una locura ahora que nadie pueda sentirse seguro en ningún lugar de Nueva York. Es una locura cómo las personas equivocadas tienen armas en sus manos. Nueva York ya no es segura… Estoy pensando en mudarme”.

Durante los primeros 10 meses de 2021, la ciudad sumó 1,324 balaceras, un aumento de dos docenas en comparación con la misma época del año pasado y casi el doble de los niveles pre pandémicos.

Guzmán ahora quiere que encuentren a la persona responsable y que NYPD refuerce su presencia en su vecindario. “Quiero que descubran quién lo hizo y les dejen pagar por lo que hicieron”.

Hasta el 10 de octubre, 19 menores de 17 años habían muerto en tiroteos en la ciudad de Nueva York este año, frente a siete durante el mismo período en 2020 y tres en 2019, acotó Fox News. Los últimos reportes implican a sospechosos cada vez más jóvenes disparando y acuchillando en las calles de Nueva York, presumiblemente vinculados con pandillas. 

A final del viernes, la policía no tenía información actualizada sobre las circunstancias que rodearon el tiroteo a Guzmán. No se han realizado arrestos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.