Hermanita de niña de 6 años reportada desaparecida en Hawái revela que padres adoptivos la metieron en jaula de perros y le cubrieron boca y nariz con cinta adhesiva

Isaac y Lehua Kalua, los padres adoptivos de Isabella Kalua, de 6 años, reportaron a la niña desaparecida, a mediados de septiembre, pero las autoridades creen que ellos la mataron

Las autoridades en Hawái aún no han hallado el cadáver de Isabella Kalua.
Las autoridades en Hawái aún no han hallado el cadáver de Isabella Kalua.
Foto: Departamento de Policía de Honolulu / Cortesía

La hermana biológica de Isabella Kalua, reportada desaparecida por sus padres adoptivos en Hawái, confesó a las autoridades que la pareja metió a la niña en una jaula para perros en el baño y le puso cinta adhesiva en la boca y en la nariz.

Los detalles constan en documentos presentados en Corte  el viernes para justificar los arrestos de Isaac y Lehua Kalua en el caso por asesinato en segundo grado. Los adultos adoptaron a Isabela y a dos de sus hermanos y eran padres sustitutos de otro hermano.

Según el relato de la menor que citan medios como Star Advertiser, los Kalua le pidieron a la hermana de Isabella que no dijera nada de lo que pasó y que mantuviera en secreto los alegados hechos.

La Policía arrestó a la pareja el miércoles pasado. Investigadores creen que la pequeña fue asesinada hace un mes, antes de ser reportada desaparecida por los presuntos homicidas.

El 13 de septiembre, los Kaluas reportaron desaparecida a Isabella o Ariel Sellers (nombre de nacimiento) e indicaron que la última vez que la vieron fue la noche anterior cuando dormía en su habitación.

Un defensor público los representó este viernes en una audiencia en la que se declararon no culpables del crimen.

En la entrevista hace una semana de la hermana de Isabella con oficiales, la menor declaró que sus padres adoptivos le pidieron que mantuviera en secreto que Isabella estaba en una jaula para perros con cinta adhesiva en la boca y en la nariz, y que la niña no despertó.

Al momento, las autoridades aún no han descubierto un cuerpo.

La hermana que es mayor que Isabella dijo que sabe que la niña está muerta porque ella estuvo en la escena al momento de los hechos, indican los documentos judiciales.

Lehua llenó la bañera con agua y puso a Isabella dentro para ver si despertaba, pero no funcionó”, reveló la testigo.

La hermana incluso tuvo que ayudar a cargar a Isabella a su habitación.

Unos días después, el padre adoptivo acudió a un hospital bajo la excusa de que supuestamente tenía síntomas de la COVID-19.

Según la hermana de Isabella, la visita al centro médico era una farsa para que le dieran días libres en el trabajo para deshacerse de evidencia.

La testigo además detalló que la madre compró por internet una jaula para perros, a pesar de que no tienen mascota.

La supuesta intención era que la niña no se levantara a comer en la noche cuando le daba hambre debido a que la pareja no la alimentaba bien. Isabella, supuestamente, permanecía en la jaula en las noches.

Las últimas imágenes disponibles de la niña son de una cámara de vigilancia el 18 de agosto.