Indocumentado hondureño que se hizo pasar por un menor no acompañado es acusado en Florida de asesinar a su tío

Yery Noel Medina Ulloa, de 24 años, enfrenta acusaciones de asesinato en primer grado luego de que alegadamente matara a puñaladas a su pariente quien lo recibió en su casa; el inmigrante fue hallado ensangrentado caminando no muy lejos de la vivienda en la que se reportaron los hechos

Indocumentado hondureño que se hizo pasar por un menor no acompañado es acusado en Florida de asesinar a su tío
Foto: Oficina del Alguacil de Jacksonville / Cortesía

Un inmigrante hondureño indocumentado que se hizo pasar como niño no acompañado enfrenta acusaciones agravadas en Florida por el asesinato de su tío, padre de cuatro, quien lo recibió en su casa en Jacksonville.

Este jueves un gran jurado actualizó los cargos en contra de Yery Noel Medina Ulloa, de 24 años, a asesinato en primer grado.

Medina Ulloa en principio había sido acusado de asesinato en segundo grado y alteración de evidencia, cargos de los que se declaró no culpable, tras su arresto.

Los hechos por los que es procesado el hispano se reportaron el 6 de octubre. Ese día agentes de la Oficina del Alguacil de Jacksonville acudieron al bloque 1200 de Homard Place a raíz de una llamada que avisaba de que un hombre cubierto de sangre caminaba por la carretera antes de entrar a una zona boscosa.

Luego de establecer un perímetro, oficiales hallaron al sospechoso poco después.

Testigos indicaron a las autoridades que un camino de sangre ubicaba al alegado asesino en una vivienda en el bloque 10000 de Lone Star Road.

Al ingresar al espacio, los policías encontraron a la víctima, identificada como Francisco Javier Cuellar, de 46, muerto en el suelo de la sala.

Un testigo llegó a la escena luego de haber establecido comunicación telefónica con Medina Ulloa en la que indicaba que había matado a su tío Francisco porque lo golpeó.

Según el reporte de First Coast News, imágenes de una cámara de vigilancia en el interior de la vivienda captó el momento en que el presunto criminal apuñaló en numerosas ocasiones a la víctima y la golpeó con una silla.

La información que manejan las autoridades además apunta a que el hondureño, inicialmente le brindó datos de identidad falsos a las autoridades cuando fue arrestado. El hombre declaró el 7 de octubre a uniformados que se llamaba “Reynel Alexander Hernández” y que era un menor migrante. Cuando personal del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) verificó la información se percató que el acusado había mentido sobre su origen.