Qué hacer ante plan de ICE sobre deportación de 78,000 inmigrantes indocumentados

ICE está enviando Notificaciones de Comparencia a miles de indocumentados que ingresaron este año a EE.UU.; si esa gente ignora la cita ante un tribunal podría ser puesta en deportación en forma inmediata

ICE está enviando documentos NTA a inmigrantes indocumentados.
ICE está enviando documentos NTA a inmigrantes indocumentados.
Foto: John Moore / Getty Images

La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) lanzó a inicios de noviembre el Operativo Horizonte (Operation Horizon) cuyo objetivo es localizar a alrededor de 78,000 inmigrantes indocumentados y determinar quiénes deberán ser deportados.

El memorando fue firmado por el director interino de la agencia, Tae Johnson, así como el principal asesor legal de OPLA, Kerry Doyle.

El documento parece una mero trámite técnico, pero podría representar cierto peligro de expulsión para miles de personas, por lo que defensores de organizaciones –como el Consejo Estadounidense de Inmigración– han pedido evitar abusos.

Básicamente, ICE está enviando Notificaciones de Comparecencia (NTA, en inglés) por correo a las personas liberadas en la frontera, a fin de que se presenten a una cita ante un juez de inmigración, donde se revisará su caso y se determinará si son viables de deportación inmediata.

El universo estimado es de 78,000 personas, quienes fueron procesadas este año al ingresar a Estados Unidos, pero fueron liberadas, en espera de una cita en la corte sobre casos de asilo.

Esas no son las únicas personas que fueron liberadas, ya que la agencia informó que son aproximadamente 130,000, pero al resto se les habría enviado el NTA a la dirección que registraron, pero hay personas que quizá decidieron proporcionar un lugar de localización falso o inexistente. Eso podría causarles problemas, pues estos inmigrantes nunca se enterarán de que deben acudir una cita obligatoria ante un tribunal.

Los expertos advirtieron que ese problema puede aumentar considerablemente los casos de deportación “en ausencia”, es decir, que el juez determine que ese inmigrante ignoró su cita y, por lo tanto, tendrá una orden final de deportación.

El plan podría llevar a que un número significativo de personas se ordene injustamente la expulsión ‘in absentia’ si no reciben la NTA y posteriormente se pierden una audiencia ante un juez de inmigración, especialmente si no están representados por un abogado“, advirtió el Consejo.

Hay varias organizaciones civiles que piden a ICE a reconsiderar su plan y explorar otras opciones para comunicarse con los inmigrantes, como llamarlos por teléfono o enviarles primero una Notificación de Reporte (NTR, en inglés), que es una especie de aviso previo al NTA, pero por ahora los planes siguen su curso.

CBS News fue el primer medio en reportar esta acción de la agencia migratoria, la cual confirmó que el procesamiento iniciaría a mediados de noviembre contra aquellas personas puestas en “libertad condicional”.

“Los no ciudadanos están siendo dirigidos a la oficina de campo de ICE más cercana y serán procesados utilizando la información recopilada por CBP como evidencia de ciudadanía y remoción”, indicó dicha oficina.

Evitar más problemas

Aquellos inmigrantes que ingresaron al país este año, fueron procesados por autoridades migratorias y liberados, pero dieron información incorrecta sobre su localización podrían enfrentar problemas, ya que solamente tienen cinco días para corregir los datos.

Las personas que crean que podrían ser parte de ese grupo de gente que ICE intentará localizar deberá:

>> Llamar al 1(800) 898-7180, que es un número del Departamento de Justicia.

>> Tener a la mano su Número de Extranjero (Alien Number), el cual está anotado en el documento que autoridades migratorias entregaron al inmigrante al ser liberado.

>> Contactar a un abogado, ya que no hay excusas sobre haber dado una dirección incorrecta y no cambiarla a tiempo.

>> Es posible que su cita en tribunal sea en un estado distinto en donde vive, pero un abogado puede ayudarle a cambiarla.

Ahora bien, aunque la Corte Suprema determinó que si una emisión de NTA es incorrecta, el inmigrante está “protegido” de no acudir a la cita, pero si ICE anota la información proporcionada correctamente, así como las instrucciones a seguir, entonces el indocumentado podría enfrentar serios problemas. Lo importante es pedir asesoría legal.