Alcalde De Blasio asegura que su legado será dejar a la ciudad de Nueva York como la más segura del país

Presenta su último reporte de las estadísticas del crimen destacando que el mes pasado bajaron los asesinatos y los robos menores, aunque otros delitos mostraron un alza

El alcalde De Blasio y el comisionado de Policía Shea realizaron este miércoles su última rueda de prensa sobre las estadísticas del crimen.
El alcalde De Blasio y el comisionado de Policía Shea realizaron este miércoles su última rueda de prensa sobre las estadísticas del crimen.
Foto: NYC Mayoral Office

El alcalde Bill de Blasio y el comisionado de Policía Dermot Shea realizaron este miércoles su última rueda de prensa sobre las estadísticas del crimen mensuales, y allí ambos funcionarios insistieron que tras 8 años de la actual Administración dejarán a la ciudad de Nueva York como la urbe más segura de todo el país.

Al quedar apenas un poco más de tres semanas para que De Blasio termine su mandato y transfiera el poder a Eric Adams, el Alcalde saliente está usando sus últimos días para destacar sus logros y asegurar que entre sus legados estará el haber bajado el índice general del crimen actual en la Gran Manzana al 11%, desde que comenzó su primer mandato en el 2014.

Este índice incluye en conjunto a los delitos más graves: asesinato, violación, robo, asalto con agravantes, allanamiento de morada, hurto, robo de vehículos e incendio premeditado.

“Si vemos atrás al año 2020, uno de los años más difíciles que nunca antes hemos vivido, la ciudad de Nueva York sigue manteniéndose como la más segura de las 20 ciudades más grandes del país, con una tasa del crimen 10 por ciento por debajo del nivel nacional”, destacó el Alcalde, agregando que, sin embargo, “sabemos que todavía tenemos mucho por hacer hasta el último minuto de esta Administración”.

Al dar las cifras de noviembre pasado, De Blasio se enfocó en destacar solo los logros en el descenso de algunos crímenes específicos en comparación al mismo mes del año pasado: “Una de las estadísticas más poderosas y significativas, los asesinatos, bajaron 17 por ciento en comparación con el 2020. Mientras que los robos menores también se redujeron en un 6 por ciento”.

Pero las estadísticas mostradas por ambos funcionarios pueden dar pie a dos diferentes interpretaciones. Por un lado, al enfocarse solo en los número de noviembre, se demuestra que sí hubo una disminución notable en los asesinatos y que los robos también bajaron; no obstante, al cotejar las cifras totales de asesinatos en lo que va de este año con las de antes de la pandemia, se observa una preocupante alza, ya que en el 2017 y el 2018 fueron menos de 300, y en este 2021 ya suman 434, un alza de más de 200 asesinatos en los pasados dos años.

¿Qué ha funcionado en estos 8 años?

Al comparar cómo se ha controlado la pandemia y la cifras del crimen, De Blasio resaltó que sin duda la Gran Manzana es la ciudad más segura actualmente. “Si ven cómo vamos con la vacunación somos uno de los lugares más seguros del país en cuanto al COVID, y también, por mucho, mucho tiempo, hemos sido la ciudad grande más segura del país en cuanto al crimen. Durante la pandemia tuvimos muchos profundos y dolorosos desafíos en materia de seguridad pública, y que tras estos ocho años es importante reconocer”.

El mandatario municipal le dio el crédito a los diferentes programas que durante su Administración puso en marcha el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD), pero principalmente dos que en los pasados meses han dado, según afirmó, excelentes resultados, como son el plan de Policía Vecinal y la iniciativa ‘Safe Summer NYC’.

“Desde que el Safe Summer NYC fue puesto en efecto la pasada primavera, las balaceras y asesinatos se redujeron durante el verano en comparación al año anterior, siendo solo la segunda vez que eso ocurre desde 1993, cuando los crímenes bajaron en el verano en comparación al año anterior”, especificó De Blasio.

Desde que el plan ‘Safe Summer NYC’ fue implementado el pasado mayo, los asesinatos bajaron 12% y las balaceras disminuyeron en 13%, en comparación en la misma temporada de meses calientes en el 2020. Estos números contrastan con las estadísticas de otras grandes ciudades del país, en las cuales ambos crímenes aumentaron notablemente, entre ellas Los Ángeles, Houston y Filadelfia.

Otros planes que De Blasio aseguró han dado resultados en los bajos índices criminales son las iniciativas de ‘Precision Policing’ que implementó su primer comisionado Bill Bratton, que se enfocó en perseguir de manera específica a los criminales violentos incluyendo miembros de pandillas, el uso de cámaras corporales y el eliminar la manera como se realizaba la práctica de ‘Stop and frisk’.

Sobre la iniciativa ‘Precision Policing’, el presidente del la Comisión de Ciudadanos contra el Crimen de la Ciudad de Nueva York Richard Aborn, dijo que sin duda fue una de las políticas puestas en marcha al comienzo de esta administración que mejores resultados ha dado.

“Eso permitió enfocarse en un número reducido de personas que eran las que estaban causando una gran cantidad de problemas”, destacó Aborn, agregando que era un promedio “como que el 80 por ciento de los crímenes eran cometidos por un 20 por ciento de las personas”.

Pero Aborn aseguró que será el plan de ‘Policía Vecinal’ el que pasará a la historia como uno de los grandes éxitos de esta Administración. “Y eso lo sé de primera mano, porque estoy con las comunidades todo el tiempo y lo oigo directamente de ellos. Con esto el NYPD realmente cambió las reglas del juego sobre su contacto con las comunidades y los vecinos”.

Preocupa arresto de jóvenes con armas

El comisionado Shea, el máximo jefe del NYPD, también resaltó que no hubo un incremento muy notable de las balaceras en noviembre, solo el 2.6%, asegurando que vamos en la dirección correcta, aunque destacó que todavía existe un serio problema entre los jóvenes.

“Sobre la gente que fueron arrestadas recientemente por balaceras, un 30 por ciento tiene un caso abierto por un delito, y es una muestra de los desafíos que seguimos teniendo con miras al futuro y que tenemos que mejorar. Y algo preocupante es el tema de los arrestos de jóvenes, de aquellos menores de 18 años por armas de fuego, que representan el 10 por ciento de todos los arrestos”, explicó el Comisionado.

Shea insistió que es fundamental que el sistema de cortes vuelva a funcionar el 100%, ya que no basta con que los uniformados logren importantes avances en la lucha contra el crimen si muchos delincuentes no están enfrentando al sistema judicial.

“Sé que forma parte de los problemas que estamos enfrentando por la pandemia, pero es algo que tenemos que corregir. Es algo de lo que he hablado abiertamente, el problema en las cortes y los cambios que se han hecho en las leyes, que permiten que personas que ya están dentro del sistema de justicia criminal sean puestas otra vez en las calles, de una manera muy rápida. Si esto se corrige, con seguridad veremos, y de una manera muy rápida, una mejoría aún más en todas las estadísticas del crimen”, indicó el ‘máximo policía’ de la Ciudad.

Al referirse directamente a la ley de reforma de fianzas sentenció: “Lo que tenemos que afrontar y reconocer es cómo gestionamos ese sistema de justicia penal y el nivel de encarcelamiento y el impacto que esa ley ha tenido en ambos”.

Estadísticas del crimen de noviembre pasado:

  • 17% menos asesinatos en noviembre pasado en comparación a noviembre del 2020.
  • 24 asesinatos el mes pasado y 29 en noviembre del 2020.
  • 0.5% menos asesinatos en lo que va del año en comparación a todo el 2020.
  • 434 asesinatos se han cometido hasta ahora este año, comparados a todos los 436 del año pasado.
  • 334 arrestos por armas el mes pasado, con un total de 4,144 arrestos en lo que va del año.
  • 7.8% de incremento en comparación a los 3,844 del 2020.
    • 21.3% fue el aumento del índice general del crimen el mes pasado, al registrarse 10,186 v. a los 8,396 reportados en noviembre del 2020.
    • 5.7% menos de robos menores (1,266 en el 2021 v. 1,342 en el 2020).
    • 24.1% más de robos mayores (1,418 v. 1,143).
    • 11.2 % más de delitos graves de asalto (1,868 v. 1,680).
    • 2.6% de alza en las balaceras (119 v. 116)
    • Una mirada a los pasados 8 años:

      • 11% bajó el índice general del crimen actual desde el 2013, cuando se reportaron 101,755 de estos crímenes.
      • 46% menos desde el 2000, cuando se reportaron 169,424 de estos crímenes.
      • 721 balaceras hubo en 2019, de 1,024 que hubo en el 2013.