Murió otro preso de Rikers Island: van 15 en funesto año 2021 en cárceles de NYC

Un preso de 28 años murió ayer tras sufrir un "episodio médico", siendo el caso número 15to en lo que va de 2021 en NYC. Las instalaciones carcelarias de la ciudad han enfrentado críticas durante años, especialmente la más grande, Rikers Island

La cárcel de Rikers Island enfrenta una grave crisis, incluyendo la falta de personal.
La cárcel de Rikers Island enfrenta una grave crisis, incluyendo la falta de personal.
Foto: NYC Mayoral Office

Malcom Boatwrigh, preso de 28 años, murió ayer en Rikers Island, menos de un mes después de haber sido encarcelado inicialmente en la prisión más grande de NYC, dijeron las autoridades.

Boatwright, quien fue detenido en Rikers Island el 12 de noviembre, falleció en un hospital fuera de la prisión ayer a las 5:36 am. Las autoridades dijeron que estaba alojado en la sección “Anna M. Kross Center”, donde “experimentó un episodio médico”.

“Ésta es una pérdida desgarradora al final de un año muy difícil”, dijo el comisionado del Departamento de Correccionales (DOC) Vincent Schiraldi. Boatwright es el 15to recluso conectado al sistema penitenciario de la ciudad de Nueva York que ha muerto este año, luego de dos casos en octubre. Ese total ya equivale a 2016, el lapso anterior igualmente funesto.

El DOC enumera 13 muertes en 2021, pero no cuenta dos que ocurrieron después de que se concediera la liberación compasiva a los reclusos, acotó Pix11.

Boatwright fue arrestado por cargos de abuso sexual. Los registros judiciales muestran que compareció ante el tribunal el lunes y también debía ser sentenciado por un caso de 2013.

Las instalaciones carcelarias de la ciudad han enfrentado críticas durante años, especialmente la más grande, Rikers Island. Los llamados a cerrarla se han convertido en un debate político, y además se ha creado un círculo vicioso de muertes, ausentismo laboral y violencia, lo que motivó a la gobernadora Kathy Hochul a autorizar la liberación de más reclusos en septiembre. La situación incluso se denominó “crisis humanitaria”.

En una entrevista con Pix on Politics en octubre, el comisionado Schiraldi se refirió a un reporte de The New York Times que afirmaba que los detenidos y no el personal dirigían efectivamente la prisión Rikers. “Los presos tienen el control”, admitió. “No voy a cuestionar el informe del Times“.