Mujer gay que abandonó a sus hijos autistas y a su marido para iniciar una nueva vida en EE.UU., no se arrepiente de nada

Una mujer lesbiana de 71 años confesó que huyó de su país de origen y abandonó a sus cuatro hijos con problemas de salud para darse otra oportunidad de vida. “No me arrepiento ni un solo segundo”, escribió

Una mujer compartió la historia de cómo dejó a su familia atrás para iniciar una nueva  vida.
Una mujer compartió la historia de cómo dejó a su familia atrás para iniciar una nueva vida.
Foto: Pixabay

¿Hay que ser muy valiente o muy cobarde para abandonar una difícil situación familiar, adoptar una nueva identidad en otro país y además asumir la verdadera preferencia sexual? Pues la mujer de esta historia lo hizo hace 46 años. Esta mujer gay abandonó a sus hijos autistas y a su marido para iniciar una nueva vida en EE.UU. y no se arrepiente de nada. En EE.UU. se volvió a casar, tuvo otra hija y, finalmente, aceptó su sexualidad para casarse con su actual esposa.

La mujer no identificada escribió en Reddit su historia que no había compartido con nadie hasta ahora. “Honestamente, no me siento culpable. Me siento libre”, apuntó la mujer que hoy tiene 71 años. “No me arrepiento en absoluto de lo que hice”, asegura.

Identificada con el usuario “arloteroicka”, la mujer narró que en su país natal se casó con un vecino al que llamó Dan. Ella tenía 16 años y él 18 en 1966. Aunque confiesa que no estaba enamorada del joven porque siempre supo que era lesbiana, la presión familiar la llevó a aceptar el matrimonio.

Cuando cumplió 20 años, “arloteroicka” ya tenía cuatro hijos. Los primeros fueron unos mellizos que nacieron con autismo severo, luego una hija sana y por último un hijo diabético, y la mujer se hacía cargo completamente de los cuatro. “Odiaba mi vida, soñaba con irme todos los días. Le dije a una amiga y me dijo que debía irme, me lo tomé en serio y comencé a planear mi escape”, escribió en su relato.

Con 25 años de edad tomó la decisión de dejar a sus hijos con su madre y acudir a la embajada de Estados Unidos en su país, del cual no revela el nombre. Llegó a EE.UU. en calidad de refugiada y sin documentos de identidad, así que empezó prácticamente de cero. Consiguió un trabajo, conoció a otro hombre, se casó con él y tuvo una hija. En 2010, cuando ella tenía 60 años, se divorció. Finalmente conoció a la que es actualmente su esposa y se casaron en 2017.

A pesar de que volvió a hacer su vida, la mujer no podía renunciar a su pasado, así que contactó a su vieja amiga en su país natal para saber cuál había sido el destino de su primera familia. “Ella me dijo que toda mi familia asumió que me secuestraron y morí; ella guardó mi secreto todos estos años. Mi esposo luchó para cuidar a mis hijos y los llevaron a un orfanato. Mi esposo murió solo, pensando que yo estaba muerta y prometió no volver a casarse nunca”, relató la mujer.

“A menudo pienso en lo que podría haber sido mi vida si me hubiera quedado o si me hubiera llevado a mis hijos. Me alegro de haberme ido. Nunca le he dicho a nadie lo que hice, ni a mi segundo esposo, ni a mi esposa, ni a mi hija. Nadie sabe”, asegura la mujer. “Los dejé para que murieran básicamente, y no me arrepiento ni un solo segundo porque amo mi vida. Tengo una carrera, un hogar, una familia que amo. He donado dinero en secreto al orfanato al que fueron enviados. Me fui y no me arrepiento de lo que hice. Lo haría de nuevo porque soy libre”, finaliza el impactante relato.

Mientras algunos usuarios de Reddit aseguran que la historia publicada en este foro es falsa, otros narraron historias parecidas de personas cercanas: “Conocí a una mujer que era amiga de mis padres que escapó de la Segunda Guerra Mundial y dejó atrás a un esposo y dos hijos. Ella nunca miró hacia atrás. Tenía toda otra familia. Más fácil de hacer antes de Internet”, escribió uno. “Le pasó a mi mamá. Su madre, mi abuela, desapareció un día cuando era niña para irse a vivir otra vida, dejando atrás a su esposo y sus 3 hijos. Cuando mi madre era una adolescente, su padre se fue también. Así que solo mi madre y sus hermanos se apoyaron mutuamente”, escribió otro.

“De ahora en adelante, cuando crea que soy una mala persona, recordaré esta historia y me sentiré mejor conmigo mismo”, apuntó un tercero.


Lee más:

+ “Mi esposo es gay, pero tenemos dos hijas y el sexo es genial”

+ “Realmente ya no amo a mi hijo y nos mudaremos sin él. Es un sociópata”

+ “Mi esposo quería una ‘relación abierta’, pero cuando me enamoré de otro hombre me pidió volver a la monogamia”

+ “Mis padres le hicieron un test de ADN a mi bebé porque desconfían de mi esposa”