Mujer en Pennsylvania alega que le dio a beber metanol a su hijo adoptado y discapacitado para liberarlo

Najir William Diehl, de 11 años, fue hallado muerto en su cama; inicialmente, la mujer le dijo a la Policía que el menor había fallecido sofocado a raíz de una convulsión

El peligroso metanol ha sido detectado en productos de higiene como "hand sanitizers".
El peligroso metanol ha sido detectado en productos de higiene como "hand sanitizers".
Foto: OLIVIER DOULIERY / AFP / Getty Images

Una madre en Pennsylvania confesó haber envenenado a su hijo adoptado con líquido para limpiar parabrisas en un alegado intento para liberarlo de su discapacidad.

Mary Diehl, de 62 años, enfrenta cargos de homicidio criminal por los hechos reportados el 6 de septiembre en la vivienda que ambos compartían en East Fairfield Township, en el condado Crawford.

El informe de Meadville Tribune que hace referencia a lo discutido este lunes como parte de una audiencia preliminar del caso indica que, cuando los agentes acudieron a la escena, a eso de las 10:30 a.m., hallaron muerto a Najir William Diehl, de 11 años, en su cama.

El oficial Kevin Geibel testificó que la mujer le indicó que creía que el menor había fallecido debido a sofocación por una convulsión.

La víctima sufría episodios de convulsión a menudo y no podía hablar.

Los resultados de pruebas de sangre realizadas al menor revelaron metanol en el sistema. Subsiguientes análisis confirmaron el hallazgo.

Los exámenes arrojaron que al menor se le suministró una dosis de la sustancia tóxica el 5 de septiembre.

En una entrevista, el 8 de noviembre, la mujer admitió que llenó un vaso de plástico de cinco pulgadas de profundidad con el líquido para limpiar parabrisas y se lo dio al menor para liberarlo.

Al ser cuestionada sobre qué quería decir con liberarlo, la acusada respondió: “para que se muriera”.

Diehl permanecerá en prisión hasta el inicio del juicio en su contra.