Autoridades descartan por ahora el colapso de hospitales en NYC por avance de Ómicron

En vísperas de la Navidad los casos siguen trepando cifras récords en la Gran Manzana, pero hasta este lunes no se proyectaba apurar una expansión de las camas en los centros de salud, ni tampoco cierres comerciales

Madres hispanas como la salvadoreña Sandra Rivas optan por proteger a sus pequeños para estar más tranquilas en las reuniones navideñas.
Madres hispanas como la salvadoreña Sandra Rivas optan por proteger a sus pequeños para estar más tranquilas en las reuniones navideñas.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

A menos de dos semanas para terminar su mandato, el alcalde Bill de Blasio enfrenta una nueva oleada de infecciones de COVID-19 por el avance de la variante ómicron en la Gran Manzana que ha puesto a “pender de un hilo” las celebraciones masivas de fin de año, que se proyectaban como el grito de un regreso a la “normalidad” que sigue costando mucho a los neoyorquinos.

Y aunque las autoridades municipales reiteraron este lunes que estamos a la vuelta de la esquina de una “explosión” de nuevos casos, negaron la mínima posibilidad de que el sistema hospitalario esté bajo la amenaza de colapsar por el incremento de enfermos graves. En lo que sí insistieron fue en que es momento de expandir aún más las vacunas y tomar previsiones de protección a la familia en estas vísperas de la Navidad.

Ante la certeza que el número de pacientes positivos tendrá un ascenso luego de las festividades navideñas, la saliente Administración De Blasio tiene en la mira a los centros de salud para evitar el colapso de los servicios de hospitalización, especialmente en los 11 hospitales públicos administrados por la Ciudad.

Hasta este lunes, 193 personas estaban recluidas por cuadros graves de la enfermedad viral, lo que significa para las autoridades municipales un “síntoma leve” que hay que atacar, si se toma en cuenta que se trata de un 35% más, si se contrasta con principios de noviembre.

“No hay riesgo de colapso”

Ante esta tendencia, voceros de la Corporación de Hospitales Públicos de la Ciudad de Nueva York (NYC Health + Hospitals) concluyen ante medios locales que están “mejor preparados que nunca”. 

“Los casos de COVID no se acercan a los récords que establecimos en la primera ola de la pandemia, y podemos monitorear sin problemas la capacidad en todas las instalaciones y ajustar según sea necesario”, dijo a The New York Post Christopher Miller, de NYC Health + Hospitals.

Entre tanto, el Dr. Mitchell Katz, presidente de la agencia hospitalaria relató este lunes que mirando los últimos datos sobre la nueva versión del coronavirus, al parecer “no causa una enfermedad tan grave”.

“Aunque estamos todavía aprendiendo sobre este tema. Ciertamente parece que ómicron no causa cuadros tan agudos, como los que hemos visto con Delta. Una de las cosas positivas es que, en general, parece que cuando las personas están en el hospital, tienen estancias más cortas”, explicó Katz.

De acuerdo con las conclusiones de las autoridades de Salud de la ciudad de  Nueva York, muchas personas con complicaciones que necesitan ser recluidas han sido vacunadas. Esto significa que tienen inmunidad o han estado expuestas previamente al virus. Y esto se asocia preliminarmente con que no se enfermen de manera grave. 

“Esto ha marcado una gran diferencia y evita que los hospitales estén abrumados. En una semana o dos sabremos exactamente qué proporción de neoyorquinos que contraen COVID-19, terminan lo suficientemente enfermos como para estar en el hospital. Podemos asegurar que todos nuestros centros de salud tienen planes para enfrentar algún pico que se presente en el futuro”, precisó.

El jefe máximo de los centros hospitalarios públicos de la Gran Manzana pronostica que en los días que están por venir, no serán necesarios planes de expansión de camas o unidades de cuidados intensivos.

En los 11 hospitales públicos de la ciudad de NUeva York, hay un seguimiento detallado de los casos graves de COVID-19, pero no hay expectativa de hacinamiento en las próximas semanas. (Foto: F. Martínez)

Fiestas solo para vacunados

También la Ciudad niega “por ahora” cierres masivos comerciales y la cancelación de grandes eventos, pero sí están alentando por segundo año consecutivo a las familias a celebrar unas fiestas de “manera diferente”.

“Sé que mucha gente está esperando las vacaciones. Pero ómicron ha cambiado el panorama y ha provocado ansiedad y confusión. Entonces, nuestro principal consejo es planificar sus próximos días protegiendo a su familiar más vulnerable, es decir los adultos mayores y no vacunados”, explicó el Dr Dave Chomsky, comisionado del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York (DOHMH).

La “receta” del principal médico de la Ciudad incluye “en lo posible” organizar reuniones virtuales y limitar las reuniones en estas festividades a personas totalmente vacunadas.

El consejo principal es que las personas “no inmunizadas” eviten viajar y que se practiquen periódicamente pruebas de descarte, además se recomienda no llevar a los ancianos en estas fechas a espacios abarrotados de personas.

“Para mi propia familia, hicimos algunos ajustes en los planes de vacaciones en torno a mi hija pequeña, que aún no es elegible para la vacunación. Decidimos posponer algunos viajes fuera de la ciudad. Sin embargo, seguiremos encontrando formas de pasar tiempo con la familia tanto a nivel local, como virtual”, comentó Chomsky.

El punto de más preocupación ante la escalada de ómicron son las personas que siguen sin vacunarse: “Por favor, tome precauciones adicionales para usted y la seguridad de los demás, como evitar viajar. Y recuerde que nunca es demasiado tarde para vacunarse”, destacó el funcionario.

Algunas madres hispanas, como la salvadoreña Sandra Rivas, optaron por “proteger” a su familia vacunando a los más pequeños.

“Este año en Navidad solamente nos reuniremos los miembros de la familia que estén vacunados. Uno ha visto en las noticias que todo se está poniendo mal de nuevo con el virus”, comentó Sandra al salir de inmunizar a su hija de seis años en el Hospital Bellevue en Manhattan.

Asimismo, la guatemalteca Amanda López, quien asistía a este mismo centro hospitalario a un chequeo de rutina, desea que nunca más regresen esos días de la pesadilla hospitalaria de la primavera de 2020.

“Yo me enfermé y era tanto lo que se decía que estaba pasando en los hospitales que yo decidí quedarme tranquila en la casa. Y gracias a Dios sobreviví. Ahora que hay una nueva ola, prefiero cambiar planes y protegernos más”, acotó Amanda.

La guatemalteca Amanda López superó el virus en el 2020 y preferirá unas navidades más “tranquilas”. (Foto: F. Martínez)

Sigue la nueva ola de infectados

Este lunes, luego de un fin de semana cuando se dio cuenta de un aumento de cinco veces el número de casos de COVID-19, si se compara con principios de noviembre, el mandatario municipal destacó que se sigue atacando la nueva ola del virus con más vacunas.

“6.6 millones de neoyorquinos de cinco años en adelante han dado un paso en frente en las últimas semanas para proteger a su familia, con al menos una dosis”, destacó en su cuenta Twitter.

Pero a la vez, De Blasio anunció que se reportan 6,989 nuevas pruebas positivas en los cinco condados en las últimas horas, que describe un avance significativo de la infección tomando en cuenta que hace cuatro semanas el promedio de casos diarios no superaban los 1,000.

Solamente el pasado domingo, el estado de Nueva York informó 22,478 casos nuevos para más de 60,000 en los últimos tres días, significando un récord desde que se inició la pandemia.

Los expertos científicos precisan que si bien las cifras superan la primera ola brutal de la ciudad, nunca se sabrá el verdadero número de víctimas de los primeros días de la pandemia porque las pruebas eran muy escasas en ese momento.

En su actualización diaria la gobernadora Kathy Hochul informó que ante el incremento de solicitudes de pruebas de descarte están garantizando 10 millones de test gratuitos para las próximas semanas, de las cuales 5 millones serán recibidas antes del 2022.

Aclaró que 1.6 millones de estas pruebas serán dirigidas a la Gran Manzana y 2 millones tendrán como destino los distritos escolares.

“El aumento invernal de casos de COVID-19 es un recordatorio de que debemos permanecer vigilantes en nuestra lucha contra la pandemia por lo cual es importante insistir en la vacunación. Asegurémonos de que nuestros seres queridos y los más vulnerables entre nosotros en esta temporada navideña estén con nosotros también para las próximas y muchas más por venir “, concluyó.

Vacunas, hospitalizados y pruebas:

  • 193 hospitalizados este lunes con síntomas asociados al COVID-19 en NYC.
  • 4,020 hospitalizados con casos graves en todo el estado, lo que suma más de 140 casos a los reportes del pasado domingo.
  • 6,989 de nuevos casos en el promedio de los últimos días.
  • 12,974,734 inmunizaciones contra el coronavirus han sido administradas en NYC.
  • 6 millones de adultos completamente vacunados en la Gran Manzana.
  • 600,000 niños ya han recibido al menos una dosis.
  • 89 sitios para pruebas rápidas administrados por la Ciudad abiertos en los cinco condados.
  • 23 nuevos sitios se sumarán esta misma semana previa a la Navidad.