Hombre en Georgia que cumplió 23 años de cárcel por asesinato y robo en Taco Bell que no cometió finalmente fue liberado

Devonia Inman, de 43 años, fue sentenciado a cadena perpetua en el 1998 por el asesinato de Donna Brown; a pesar de la existencia de pruebas de ADN que lo exculpaban, el proceso para absolverlo demoró demasiado

Un reo en una cárcel de California.
Un reo en una cárcel de California.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Devonia Inman, un hombre en Georgia que cumplió 23 años en prisión por un robo y un asesinato en un Taco Bell que no cometió, salió en libertad este lunes.

Inman, de 43, fue sentenciado a cadena perpetua sin derecho a libertad bajo palabra por el crimen reportado en el 1998 en uno de estos establecimientos de comida rápida en el sur del estado.

El afroamericano resultó convicto erróneamente de haber robado y matado a la gerente del restaurante, Donna Brown. Sin embargo, no había evidencia física que vinculara al sospechoso con el crimen. Adicional, tres de los cuatro testigos en el caso, posteriormente, se retractaron de sus declaraciones y admitieron que mintieron.

Georgia Innocence Project fue la entidad que encabezó los esfuerzos para liberar a Inman.

Pruebas genéticas de ADN, eventualmente, confirmaron que fue Hercules Brown el autor del crimen. Su material genético fue identificado en una máscara de esquí en el auto de la víctima.

Un juez concluyó el mes pasado que los fiscales retuvieron evidencia en el caso y que el convicto debía enfrentar un nuevo juicio. Los funcionarios en representación del Estado no apelaron la decisión judicial, y, finalmente, todos los cargos le fueron archivados.

“Yo pasé 23 años detrás de las rejas  por algo que yo no hice”, dijo el hombre a su salida de Augusta State Medical Prison. “Tomó realmente mucho tiempo arreglar el error, a pesar de que era muy claro que yo no era culpable. Me siento feliz de que finalmente me puedo ir a casa, y estoy agradecido de todos los que ayudaron a que eso fuera posible”, agregó. 

A la víctima mortal, que no conocía a la nueva persona acusada del crimen, le dispararon en la cabeza en el exterior del Taco Bell. El asesino se llevó  $1,700 dólares en efectivo con los que cargaba Donna y su coche, que posteriormente fue hallado con las piezas de evidencia. Hercules Brown se encuentra en prisión por el asesinato de otras dos personas en una tienda de conveniencia dos años después del asesinato de Donna.

A juicio de Jess Cino, profesora de leyes en Georgia State University, otra dura batalla empezará para el absuelto ahora que está en libertad.

“La parte dura que corresponde al equipo legal terminó el lunes”,  dijo Cino a la revista People. La abogada, que dirigió una investigación estudiantil sobre el caso, añadió: “Para Devonia, la parte dura empezó el lunes. Devonia perdió 23 años de su vida y va a tener que empezar todo completamente, conocer a su familia, llorar a esos que perdió mientras estaba encarcelado, y ajustarse a una nueva vida. El fue a prisión en 1998. La vida en el 2021 es muy diferente”.

“Sería fácil decir que se hizo justicia en este caso, pero la justicia se demoró mucho”, consideró Cino. “Nosotros  tuvimos los resultados de DNA por 10 años, pero las cortes siguieron cerrando la puerta”, puntualizó.