“Cometió uno de los peores crímenes”: fiscal de Nueva York tras culpabilidad de millonaria Ghislaine Maxwell por pedofilia; caso que salpicó a Trump, Clinton y el Príncipe Andrés

La multimillonaria Ghislaine Maxwell fue declarada culpable de atraer y transportar a adolescentes para que fueran abusadas sexualmente por su amigo Jeffrey Epstein. Ahora podría ser sentenciada a hasta 65 años de prisión

Audrey Strauss, fiscal del Distrito Sur, al anunciar los cargos contra Ghislaine Maxwell en julio 2020.
Audrey Strauss, fiscal del Distrito Sur, al anunciar los cargos contra Ghislaine Maxwell en julio 2020.
Foto: JOHANNES EISELE / AFP / Getty Images

Tras más de semana de deliberaciones interrumpidas por el feriado navideño, un jurado de Manhattan declaró ayer a la multimillonaria Ghislaine Maxwell culpable de atraer y transportar a adolescentes para que fueran abusadas sexualmente por su amigo Jeffrey Epstein, quien se suicidó en 2019 esperando juicio en una cárcel de Nueva York.

Los miembros del jurado del Tribunal Federal deliberaron durante 40 horas en seis días antes de emitir el veredicto. Ayer fue declarada culpable de cinco de los seis cargos en su contra. Sólo la absolvieron de tentar a una víctima menor de 17 años a viajar por sexo.

Ahora Maxwell, quien cumplió 60 años el día de navidad y tiene nacionalidad británica, francesa y estadounidense, se enfrenta a un total de hasta seis décadas y media de prisión cuando sea sentenciada por la jueza Alison Nathan.

“Un jurado ha encontrado a Ghislaine Maxwell culpable de uno de los peores delitos imaginables: permitir y participar en el abuso sexual de niños. Crímenes que cometió con su compañero y cómplice de toda la vida, Jeffrey Epstein. El camino hacia la justicia ha sido demasiado largo. Pero hoy se ha hecho justicia”, celebró el fiscal federal de Manhattan, Damian Williams.

“Maxwell permaneció estoica mientras (la jueza) Nathan leía el veredicto, bebiendo frecuentemente de un vaso de agua, mientras su abogado defensor Jeffrey Pagliuca la rodeaba con el brazo. Dos veces miró por encima del hombro a sus hermanos sentados en la primera fila -Isabel, Christine y Kevin-, antes de que los alguaciles la escoltaran fuera de la sala del tribunal y de regreso al Complejo Metropolitano de Detención en Brooklyn“, describió Daily News.

Otro abogado defensor, Bobbi Sternheim, dijo dos horas después de que se emitió el veredicto que ya se estaba preparando una apelación. La sentencia de ayer supone una gran giro en la vida de una mujer multimillonaria, educada en Oxford y allegada a personajes internacionales que han sido salpicados por el caso, como los ex presidentes Donald Trump y Bill Clinton, el cineasta Woody Allen, la modelo Naomi Campbell y especialmente el Príncipe Andrés de Inglaterra.

El noble inglés -a quien algunos llaman el “hijo favorito” de la reina Isabel- es solicitado por la justicia estadounidenses en relación a Virginia Roberts Giuffre, una de las denunciantes más conocidas de la red internacional de pedofilia del millonario suicida Epstein. El Duque de York ha negado las acusaciones a distancia sin venir a EE.UU., pero fue apartado de las funciones del Palacio de Buckingham a raíz de este escándalo.

Fotografías de Maxwell con diversas personalidades han circulado por años en la prensa, incluyendo su presencia en primera fila en la boda de Chelsea Clinton en 2010.

El escándalo estalló con la detención de Epstein en Nueva York en julio de 2019 y llevó a la renuncia del entonces Secretario del Trabajo, Alex Acosta, debido a que fue él quien, siendo fiscal en Miami, negoció un acuerdo de culpabilidad con el millonario filántropo cuando fue acusado por primera vez en 2008.

Epstein se suicidó cinco semanas después de estar detenido, en agosto de 2019. En paralelo la policía buscaba a su ex novia Maxwell, quien estuvo prófuga hasta julio de 2020, cuando fue encontrada escondida en una residencia rural de lujo en New Hampshire. Desde entonces se declaró “no culpable” y ha estado bajo estricta vigilancia anti suicidio en su celda neoyorquina, donde ha denunciado ser víctima de supuestos abusos.

.