Demandan al príncipe Andrés en Nueva York por abuso sexual de una adolescente: secuelas de millonario suicida Jeffrey Epstein

La californiana Virginia Giuffre busca compensación multimillonaria por agresión y angustia emocional; afirma que el hijo "favorito" de la reina Isabel abusó sexualmente de ella al menos tres veces cuando tenía 17 años, en Londres y Nueva York

Príncipe Andrés, junto a sus sobrinos William y Harry, en el funeral de su padre, abril 2021.
Príncipe Andrés, junto a sus sobrinos William y Harry, en el funeral de su padre, abril 2021.
Foto: Mark Large-WPA Pool / Getty Images

Virginia Roberts Giuffre, una de las denunciantes más conocidas de la red de pedofilia del millonario suicida Jeffrey Epstein, presentó ayer una demanda contra el príncipe Andrés de Inglaterra (61) en la corte federal de Manhattan, acusando que la agredió sexualmente cuando era una “niña”.

Giuffre presentó la demanda ayer, día de su cumpleaños 38. El príncipe tiene dos hijas, Beatriz y Eugenia, de 33 y 31 años, y ya estaba solicitado desde Nueva York por el Departamento de Justicia de EE.UU para brindar testimonio por ese caso, pero según allegados no tiene pensado viajar nunca más a este país.

La californiana Giuffre, que busca compensación multimillonaria por agresión y angustia emocional, ha denunciado reiteradamente que el hijo de la reina Isabel abusó sexualmente de ella al menos tres veces cuando tenía 17 años, por instrucciones de Epstein o de su supuesta cohorte, Ghislaine Maxwell, resumió New York Post.

“Estoy responsabilizando al príncipe Andrés por lo que me hizo. Los poderosos y ricos no están exentos de ser responsabilizados por sus acciones”, afirmó la demandante en un comunicado, citó la revista People. El príncipe Andrés -a quien algunos llaman el “hijo favorito” de la reina– no ha comentado sobre la demanda.

Epstein se suicidó a la espera de juicio por pedofilia en una cárcel de Manhattan en 2019 y era muy allegado del príncipe Andrés –Duque de York-, quien fue apartado de las funciones del Palacio de Buckingham a raíz de este escándalo.

Ahora en su demanda, Giufrre dice que se vio obligada a tener relaciones sexuales con el príncipe en la casa de la también millonaria Maxwell en Londres, quien está detenida en Brooklyn desde hace un año a la espera de juicio por presuntamente reclutar menores de edad para Epstein y sus amigos, cargos de los que se declaró “no culpable”.

“Durante este encuentro, Epstein, Maxwell y el príncipe Andrés obligaron a la demandante, una niña, a tener relaciones sexuales con el príncipe Andrés en contra de su voluntad”, afirma la demanda, que agrega la situación también se repitió en la mansión de Epstein en el Upper East Side de Manhattan.

El abogado de Giuffre, David Boies, escribió en la demanda que ella “temía morir o sufrir lesiones físicas” si desobedecía las órdenes de Epstein y Maxwell.

El equipo legal del duque de York ha ignorado dos cartas legales formales que ofrecen firmar un “acuerdo” que ampliaría el estatuto de limitaciones y permitiría que las negociaciones continúen, dijo Boies.

“Esto podría ser devastador para Andrés”, dijo una fuente anónima ayer tras conocerse la demanda. “Si él elige luchar y es depuesto [obligado a prestar testimonio], esas declaraciones podrían terminar haciéndose públicas… Si lo ignora, podría ser declarado culpable en ausencia, lo que sería un desastre de relaciones públicas”.

El duque de York siempre ha negado haber tenido relaciones sexuales con Giuffre, incluso ha dicho que no la conoce, cuestionando la autenticidad de una foto donde salen abrazados junto a Maxwell, sonriendo los tres.

Otras fotografías de Maxwell con diversas personalidades han circulado por años en la prensa, incluyendo su presencia en primera fila en la boda de Chelsea Clinton en 2010.

Desde su arresto en julio de 2019, The New York Times destacó la amistad previa de Epstein con conocidos como el príncipe Andrés, el cineasta Woody Allen, la modelo Naomi Campbell y los presidentes Donald Trump y Bill Clinton.

El escándalo llevó a la renuncia del entonces Secretario del Trabajo, Alex Acosta, debido a que fue él quien, siendo fiscal en Miami, negoció un acuerdo de culpabilidad con Epstein, cuando fue acusado por primera vez en 2008.