Más policías vigilarán el Subway de NYC y un grupo especial atenderá crisis de los desamparados

La gobernadora Hochul y el alcalde Adams unen fuerzas y anuncian una nueva vía que dará más opciones de calidad de vida a los 'sin techo'

NYPD redoblará su vigilancia, pero grupos especializados abordarán el tema de las personas que se refugian en los trenes por falta de vivienda.
NYPD redoblará su vigilancia, pero grupos especializados abordarán el tema de las personas que se refugian en los trenes por falta de vivienda.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

El riesgo latente de la criminalidad que padecen los pasajeros en el Subway de la ciudad de Nueva York y la presencia de centenares de desamparados que tienen en estas instalaciones su refugio, ahora tendrá otra forma de ser abordado, que pasa por redistribuir más fuerza policial para aumentar la vigilancia en los puntos “más calientes”, aunado a la conformación del nuevo Equipo de Apoyo de Opciones Seguras (SOS).

Se trata de la estrategia anunciada este jueves por la gobernadora Kathy Hochul y el alcalde Eric Adams, quienes integran fuerzas para crear un grupo conformado por profesionales de la salud y trabajadores sociales, que en síntesis, tratarán de aminorar el impacto de la intervención de los uniformados y ofrecer más recursos a los “sin techo”.

“Esta es realmente una crisis humanitaria”, dijo Hochul en una conferencia de prensa con Adams en la estación Fulton Street en el Bajo Manhattan.

En este plan anunciado para enfrentar una crisis de décadas, pero que tomó dimensiones gigantescas durante la pandemia, la gobernación financiará a los equipos SOS, conformados cada uno por ocho profesionales que estarán en las instalaciones de la extensa red de trenes. Su misión será encontrar alternativas de auxilio a las personas que tienen en las estaciones su “casa”.

Junto con ese esfuerzo, el mandatario municipal detalló que los oficiales del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) que garantizan la seguridad en el Subway, seguirán redoblando sus “inspecciones visuales”, pero que las nuevas unidades de apoyo serán quienes deberán interactuar con los desamparados.

“Necesitamos ser claros aquí: no permitiremos que nuestros oficiales de policía se involucren innecesariamente con personas sin hogar y esos asuntos sigan generando encuentros negativos“, explicó el Alcalde. 

En síntesis, las autoridades estatales y de la Ciudad insistieron que se trata de un nuevo esfuerzo en conjunto para mejorar la seguridad para todos los pasajeros y aumentar el acceso de los “sin techo” a programas de rehabilitación, salud mental, programas sociales y opciones de refugios más estables.

Durante más de un año la Ciudad ha estado luchando con una percepción persistente de que el sistema de transporte subterráneo no es seguro. En este sentido, parte del esfuerzo de la nueva Administración municipal es que todos los trabajadores vuelvan a sus oficinas y espacios comerciales, teniendo como canal de transporte el Subway.

“Cualquier política para recuperar a Nueva York, pasa por traer más seguridad a nuestros trenes“, acotó el Alcalde.

Desde la estación Fulton Street la gobernadora Hochul y el Alcalde Adams anunciaron el nuevo plan de seguridad en el Subway. (Foto F: Martínez)

En esta dirección, la nueva comisionada de la policía de la ciudad de Nueva York, Keechant Sewell, anunció una gran cantidad de movimientos de despliegue relacionados con el metro, incluida la “patrulla selectiva” subterránea en los lugares donde son más necesarios.

El plano involucra a oficiales de la policía de Nueva York que trabajan en varias oficinas y se enviarán unidades especiales para patrullar el sistema de metro de la MTA.

“Estas nuevas medidas de la policía de Nueva York significan que los agentes estarán inspeccionando el sistema de metro durante todo el día. Habrá cientos de nuevas inspecciones visuales en los trenes cada día y noche”, agregó.

Aumentaron los robos

En los últimos meses, a medida que la Gran Manzana abría en fases su economía debido a los decretos pandémicos y aumentaba el número de pasajeros en el metro, también se dispararon los delitos en todo el sistema de tránsito.

Los robos tuvieron un repunte de un 50% el pasado mes de septiembre y los eventos violentos que pasan desde agresiones, empujones e insultos, además de la presencia de situaciones violentas en los trenes ha ocupado muchos titulares.

Durante los últimos dos años, durante los picos de las denuncias y los reportes de algunos asesinatos, la Ciudad había respondido con más presencia de uniformados, lo cual despertó la furia de coaliciones que velan por los derechos de los desamparados.

El hecho más reciente reportado esta semana por NYPD se trató de un pasajero que fue acuchillado dos veces en el cuello mientras esperaba en la plataforma del tren A con destino a Manhattan, en la estación Rockaway Boulevard en Ozone Park. Todo indica que fue un ataque al azar.

En la estación Times Square, el pasado 27 de diciembre, otro pasajero fue acuchillado y lanzado a los andenes del tren en una situación confusa. 

Las cifras presentadas en la reunión del comité de tránsito de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) muestran que los robos aumentaron a más del doble de octubre a noviembre de 2021,es decir de 40 a 88. 

Los delitos graves en general, incluidos el hurto mayor y el asalto, aumentaron un 45% en ese periodo de tiempo.

NYPD el año pasado registró un aumento del 79% en los crímenes de odio, impulsado por un alza de 240% en los ataques basados ​​en la orientación sexual y un 233% contra los asiáticos, según las cifras presentadas a la MTA.

La mexicana Ana García (a la izquierda): “ansiamos ir y venir tranquilos a nuestros trabajos”. (Foto: F. Martínez)

“Las noticias son terribles”

La mexicana Ana García quien trabaja en un restaurante y debe usar el transporte público todos los días, asegura que la sensación de inseguridad es cada día mayor.

“En lo personal afortunadamente no me ha sucedido nada, pero las noticias que uno ve, son terribles. Uno solo espera ir y venir a su trabajo tranquila”, refirió.

Asi mismo, el deliverista hondureño, Miguel Socías no ha tenido la misma suerte y opina que se debe tener más presencia policial.

“Ojalá refuercen con más funcionarios algunos espacios de El Bronx especialmente las noches y los fines de semana. Le doy este dato a las autoridades: !redoblen la seguridad en la estación 149th Street / Grand Concourse! Allí mandan los delincuentes. A mi me han atacado ya dos veces”, exclamó el inmigrante.